A Elec­tri­ca­ri­be le lle­gó la ho­ra ce­ro pa­ra res­pon­der

Mas Negocios - - SUMARIO - Pa­tri­cia Du­que Su­per­in­ten­den­te de Ser­vi­cios Pú­bli­cos

En­tre 1992 y 1993, los co­lom­bia­nos vi­vie­ron una cri­sis ener­gé­ti­ca que se re­cuer­da co­mo el 'apa­gón' del go­bierno del pre­si­den­te Ce­sar Ga­vi­ria. Du­ran­te 10 me­ses, se hi­cie­ron ra­cio­na­mien­tos de ener­gía de has­ta nue­ve ho­ras que pu­sie­ron en evi­den­cia la fal­ta de con­fia­bi­li­dad e inversiones en obras de ge­ne­ra­ción y trans­mi­sión eléc­tri­ca.

Co­mo re­sul­ta­do, el 28 de ma­yo de 1992, el dia­rio El Tiem­po re­se­ñó que el en­ton­ces con­tra­lor Ma­nuel Be­ce­rra emi­tió un co­mu­ni­ca­do "en el que se pi­de la to­ma de ac­cio­nes dis­ci­pli­na­rias en con­tra de 78 fun­cio­na­rios de ISA, Co­rel­ca, Icel, Em­pre­sa de Ener­gía de Bo­go­tá y otras en­ti­da­des".

El Go­bierno, a su vez, em­pe­zó a es­truc­tu­rar es­tra­te­gias pa­ra evi­tar que un apa­gón co­mo aquel se re­pi­tie­ra en la his­to­ria de Co­lom­bia. Y así lo lo­gró: el país cuen­ta con un sis­te­ma con­fia­ble, un ad­mi­nis­tra­dor del mer­ca­do eléc­tri­co ( XM) que le ha­ce se­gui­mien­to al es­ta­do de los em­bal­ses, la ge­ne­ra­ción, los des­pa­chos y la de­man­da del mer­ca­do, en­tre mu­chos otros fac­to­res. Tam­bién cuen­ta con un par­que de ge­ne­ra­ción tér­mi­ca lis­to pa­ra tra­ba­jar en ca­so de una fuer­te se­quía, y va­rios res­pon­sa­bles co­mo el Vi­ce­mi­nis­te­rio de Ener­gía y la Up­me, que se en­car­gan de pla­ni­fi­car obras es­tra­té­gi­cas que ga­ran­ti­cen el buen fun­cio­na­mien­to del sis­te­ma eléc­tri­co en to­do el te­rri­to­rio.

Sin em­bar­go, la si­tua­ción en la Cos­ta Ca­ri­be pa­re­ce aje­na a to­da esa reali­dad op­ti­mis­ta. Aun­que no hay ra­cio­na­mien­tos pro­gra­ma­dos, es re­cu­rren­te que las fa­mi­lias se que­den sin ener­gía, es­pe­cial­men­te en tem­po­ra­da de llu­vias. Los ciu­da­da­nos han pues­to en el ojo del hu­ra­cán a Elec­tri­ca­ri­be, a la que res­pon­sa­bi­li­zan por el mal ser­vi­cio, ade­más de su­pues­tos co­bros in­jus­ti­fi­ca­dos en los es­tra­tos más ba­jos.

La ban­ca­da cos­te­ña en el Con­gre­so de la Re­pú­bli­ca ha apo­ya­do es­tas vo­ces y cues­tio­na­do la ad­mi­nis­tra­ción de la em­pre­sa. Por ejem­plo, qué pa­só con la ges­tión de la com­pa­ñía en los úl­ti­mos 15 años pa­ra re­cu­pe­rar la car­te­ra mo­ro­sa que ya as­cien­de a $1,7 bi­llo­nes.

"Lo de Elec­tri­ca­ri­be to­có fon­do, yo estoy muy preo­cu­pa­do por el te­ma del ser­vi­cio que pres­ta en la Cos­ta. Te­ne­mos

“Es­ta­mos mi­ran­do op­cio­nes pa­ra que el sis­te­ma de ener­gía no co­lap­se”.

que bus­car una so­lu­ción de­fi­ni­ti­va a es­te te­ma, no po­de­mos se­guir en un círcu­lo vi­cio­so en el que Elec­tri­ca­ri­be di­ga que los en­tes te­rri­to­ria­les le de­ben más de un bi­llón de pe­sos y que a raíz de es­to no pue­den ha­cer las inversiones ne­ce­sa­rias en la red eléc­tri­ca", se­ña­ló a me­dios el pre­si­den­te del Se­na­do Jo­sé David Na­me.

Pa­ra la re­pre­sen­tan­te a la Cá­ma­ra por Cór­do­ba, Sara Pie­drahi­ta, la me­di­da de­ber ser aún más con­tun­den­te: si la em­pre­sa no me­jo­ra su ser­vi­cio y rea­li­za las inversiones ne­ce­sa­rias, de­be­rá ir­se de la Re­gión Ca­ri­be.

En me­dio de es­tas crí­ti­cas, el Go­bierno tam­bién ha di­cho que Elec­tri­ca­ri­be de­be com­pren­der la im­por­tan­cia de es­ta cri­sis: los ciu­da­da­nos han per­di­do la pa­cien­cia y las inversiones en obras se ha­cen ur­gen­tes. Es de­cir, lle­gó la ho­ra ce­ro pa­ra que la em­pre­sa apro­ve­che el Plan 5 Ca­ri­be, ges­tio­ne la car­te­ra mo­ro­sa y sal­ga ade­lan­te.

OTROS AC­TO­RES. La cuer­da so­bre la cri­sis ener­gé­ti­ca del Ca­ri­be no es tan cor­ta. El te­ma ha ido más allá de Elec­tri­ca­ri­be, por lo que los con­gre­sis­tas tam­bién han cues­tio­na­do las ac­cio­nes del Mi­nis­te­rio de Mi­nas y Ener­gía, así co­mo de la Su­pe­rin­ten­den­cia de Ser­vi­cios Pú­bli­cos Do­mi­ci­lia­rios.

La su­per­in­ten­den­te Pa­tri­cia Du­que sa­lió al pa­so y ase­gu­ró que de­bi­do a los in­cum­pli­mien­tos de Elec­tri­ca­ri­be, han mul­ta­do a la em­pre­sa con san­cio­nes que as­cien­den a $5.200 mi­llo­nes en lo co­rri­do de es­te año. A es­to se su­ma que el Plan Na­cio­nal de Desa­rro­llo le dio la ca­pa­ci­dad de po­ner mul­tas de has­ta 100.000 sa­la­rios mí­ni­mos, me­di­das que po­dría usar con­tra la eléc­tri­ca, si con­ti­núan las fal­tas a los usua­rios.

Pe­ro en es­te gru­po de ac­to­res no pue­de fal­tar el lla­ma­do que en­ti­da­des co­mo An­des­co y la Po­li­cía Na­cio­nal han he­cho pa­ra que los cos­te­ños se com­pro­me­tan a rea­li­zar el pa­go opor­tuno del ser­vi­cio, y evi­ten las co­ne­xio­nes frau­du­len­tas. De esa for­ma, se po­dría re­du­cir par­te del dé­fi­cit de Elec­tri­ca­ri­be.

“Te­ne­mos que bus­car una so­lu­ción de­fi­ni­ti­va a es­te pro­ble­ma en el Ca­ri­be”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.