Co­noz­ca el ADN del sec­tor far­ma­céu­ti­co

Mas Negocios - - SUMARIO - Al­ba Lu­cía Rue­da Gó­mez Pre­si­den­te de Aso­col­dro

El sec­tor sa­lud en Co­lom­bia mue­ve cer­ca de $30 bi­llo­nes al año, una ci­fra que su­ma los in­gre­sos de la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca que, se­gún ci­fras del Da­ne tie­ne una par­ti­ci­pa­ción en el PIB de más del 2%. La pro­duc­ción de pro­duc­tos, a su vez, se in­cre­men­tó 10,4% anual en­tre abril de 2015 y abril de 2014, y las ven­tas pa­ra el mis­mo pe­rio­do subie­ron 6,8%.

Pa­ra com­pren­der la mo­vi­da de es­te sec­tor hay que en­ten­der que es­tá in­mer­so en la di­ná­mi­ca del Sis­te­ma Ge­ne­ral de Se­gu­ri­dad So­cial en Sa­lud, que a su vez tie­ne los re­gí­me­nes con­tri­bu­ti­vo, sub­si­dia­do, es­pe­cia­les y otros es­que­mas de pro­tec­ción que no son obli­ga­to­rios. En­tre es­tos es­tán la me­di­ci­na pre­pa­ga­da y los se­gu­ros de pro­duc­tos de sa­lud co­mo pó­li­zas de hos­pi­ta­li­za­ción y ci­ru­gía.

En el ré­gi­men con­tri­bu­ti­vo es­tán afi­lia­dos las per­so­nas con ca­pa­ci­dad de pa­go de un apor­te men­sual cal­cu­la­do so­bre el in­gre­so men­sual re­por­ta­do, es de­cir los em­plea­dos. En el ré­gi­men sub­si­dia­do, es­tán los co­lom­bia­nos sin po­si­bi­li­da­des eco­nó­mi­cas de ge­ne­rar co­ti­za­ción al sis­te­ma de sa­lud y que por tal ra­zón re­ci­ben de ma­ne­ra gra­tui­ta y so­li­da­ria los mis­mos be­ne­fi­cios en sa­lud de quie­nes es­tán en el con­tri­bu­ti­vo. Los dos re­gí­me­nes fun­da­men­tan su ope­ra­ción y ser­vi­cio en el ase­gu­ra­mien­to en sa­lud de ti­po fa­mi­liar.

El Fosy­ga o Fon­do de So­li­da­ri­dad y Ga­ran­tías, crea­do por la Ley 100 de 1993, has­ta el mo­men­to fun­cio­na co­mo re­dis­tri­bui­dor en­dó­geno de los re­cur­sos fi­nan­cie­ros del sis­te­ma ge­ne­ral de se­gu­ri­dad so­cial que per­mi­te que las Em­pre­sas Pres­ta­do­ras de Sa­lud (EPS), tan­to del con­tri­bu­ti­vo co­mo del sub­si­dia­do, re­ci­ban una pri­ma men­sual por ca­da afi­lia­do y su gru­po fa­mi­liar pa­ra ga­ran­ti­zar los be­ne­fi­cios del sis­te­ma de sa­lud co­lom­biano. Las EPS, a su vez, de­ben con­tra­tar una red de ser­vi­cios, que son las Ins­ti­tu­cio­nes Pres­ta­do­ras de Sa­lud (IPS), pa­ra sus afi­lia­dos. Es­te víncu­lo in­clu­ye con­tra­tos con clí­ni­cas pri­va­das y hos­pi­ta­les pú­bli­cos pa­ra pres­tar los be­ne­fi­cios y ac­ti­vi­da­des co­mo in­ter­ven­cio­nes, pro­ce­di­mien­tos y en­tre­gar me­di­ca­men­tos, in­su­mos, dis­po­si­ti­vos.

“Es tan im­por­tan­te am­pliar ca­na­les co­mo los con­tro­les sa­ni­ta­rios”.

“La adul­te­ra­ción es una de las prác­ti­cas de­lic­ti­vas con­tra la sa­lud”.

Es en es­ta fa­se del SGSS es la que el Go­bierno ha anun­cia­do un sal­va­vi­da pa­ra en­fren­tar la deu­da, que tie­nen las EPS con clí­ni­cas y hos­pi­ta­les pú­bli­cos del país, por $5,3 bi­llo­nes.

Pa­ra ha­cer po­si­ble el com­po­nen­te de en­tre­ga de me­di­ca­men­tos, co­mo par­te del plan de be­ne­fi­cios del SGSS, el sec­tor far­ma­céu­ti­co es el en­car­ga­do de la fa­bri­ca­ción, la pro­vee­du­ría y el su­mi­nis­tro de las dro­gas a quie­nes tie­nen la res­pon­sa­bi­li­dad de ase­gu­rar la aten­ción de los pa­cien­tes de las EPS y a los pa­cien­tes que la re­quie­ren en las IPS. De igual for­ma, el sec­tor far­ma­céu­ti­co su­mi­nis­tra los me­di­ca­men­tos que se en­tre­gan en las ca­de­nas de dis­tri­bu­ción, tan­to los ma­yo­ris­tas co­mo quie­nes en­tre­gan las sus­tan­cias a las per­so­nas que de ma­ne­ra di­rec­ta acu­den a far­ma­cias o quie­nes con car­go a su bol­si­llo com­pran de ma­ne­ra di­rec­ta los me­di­ca­men­tos.

En es­te es­la­bón de la ca­de­na del mer­ca­do, en el sec­tor far­ma­céu­ti­co hay un co­mer­cio ins­ti­tu­cio­nal y pri­va­do.

El ins­ti­tu­cio­nal lo com­po­nen los me­di­ca­men­tos que com­pra el ré­gi­men con­tri­bu­ti­vo y sub­si­dia­do. Es­tos me­di­ca­men­tos, que son ge­né­ri­cos, son en­tre­ga­dos a tra­vés de la­bo­ra­to­rios ga­na­do­res de subas­tas a la in­ver­sa y de li­ci­ta­cio­nes del go­bierno. Los ge­né­ri­cos, son au­to­ri­za­dos por la EPS, e in­clui­dos en el Plan Obli­ga­to­rio en Sa­lud (POS), y son pres­cri­tos por el mé­di­co al aten­der los pa­cien­tes en las con­sul­tas.

Es­tas dro­gas, acla­ra una je­fe de com­pra de una IPS pri­va­da de Ba­rran­qui­lla, son com­pras ins­ti­tu­cio­na­les, que no se pue­den co­mer­cia­li­zar ni ven­der. Su em­pa­que vie­ne con esa advertencia.

El co­mer­cio pri­va­do far­ma­céu­ti­co lo con­for­ma el mer­ca­do “RX o de re­ce­ta” que son me­di­ca­men­tos pres­cri­tas y son cos­tea­das por el pa­cien­te. Y el mer­ca­do OTC es un seg­men­to del pri­va­do que lo­gra sus ga­nan­cia por ven­ta de mos­tra­dor o li­bre de pro­duc­tos de mar­cas o ge­né­ri­cos y co­mer­cia­li­za­dos en las ca­de­nas y dro­gue­rías.

Los cálcu­los de la Cá­ma­ra Far­ma­céu­ti­ca de la An­di, has­ta 2012, mues­tran que el mer­ca­do en su pro­duc­ción bru­ta se man­tie­ne ha­cia la al­za (ver grá­fi­co).

En cuan­to a da­tos es­ti­ma­dos y re­cien­tes, la va­ria­ción real año co­rri­do de la pro­duc­ción del sec­tor has­ta abril de 2015, se­gún da­tos de la encuesta men­sual ma­nu­fac­tu­re­ra del Da­ne, mos­tró que fue de 5,8% y en tér­mi­nos no­mi­na­les el in­cre­men­to fue de 14,5%. La va­ria­ción real de las ven­tas, por su par­te, fue de 10,5% y de 8,8% en la ocu­pa­ción en el sec­tor pa­ra los pri­me­ros cua­tro me­ses del año. La den­si­dad em­pre­sa­rial del sec­tor es re­la­ti­va­men­te

pe­que­ña y se ca­rac­te­ri­za por el do­mi­nio de la­bo­ra­to­rios mul­ti­na­cio­na­les (ver grá­fi­co de im­por­ta­do­res), aun­que en in­gre­sos ope­ra­cio­na­les los ca­sos exi­to­sos y lo­ca­les es­tá Pro­caps, con su cen­tro de ope­ra­cio­nes en Ba­rran­qui­lla, y se ubi­ca co­mo el primero con más in­gre­sos ope­ra­cio­na­les de la Re­gión Ca­ri­be en 2014, se­gún Su­per­so­cie­da­des.

Éti­cos Se­rrano Gó­mez es primero, pe­ro es dis­tri­bui­dor y su­mi­nis­tra me­di­ca­men­tos, pro­duc­tos in­tra­hos­pi­ta­la­rios y de con­su­mo ma­si­vo.

Las preo­cu­pa­cio­nes del sec­tor es­tán en­fo­ca­das en la Ley Es­ta­tu­ta­ria y la in­ter­ven­ción en la re­gu­la­ción de pre­cios (ver recuadro)y de los bio­tec­no­ló­gi­cos el con­tra­ban­do y la adul­te­ra­ción.

La des­re­gu­la­ción de los pre­cios se dio con el mi­nis­tro de Sa­lud, Die­go Palacios, sien­do pre­si­den­te Ál­va­ro Uri­be, re­cuer­da Ger­mán Fernández, vi­ce­pre­si­den­te de asun­tos cor­po­ra­ti­vos de la Fe­de­ra­ción Mé­di­ca Co­lom­bia­na. “Hu­bo una subida in­con­tro­la­da de los pre­cios pa­ra la bol­sa de la se­gu­ri­dad so­cial en sa­lud y pa­ra el bol­si­llo de los co­lom­bia­nos. Aho­ra te­ne­mos unos me­di­ca­men­tos que son bio­tec­no­ló­gi­cos y de in­ves­ti­ga­ción es­pe­cí­fi­ca de cier­tas ca­sas far­ma­céu­ti­cas que los po­nen a unos pre­cios exor­bi­tan­tes”.

La Co­mi­sión Na­cio­nal de Pre­cios de Me­di­ca­men­tos y Dis­po­si­ti­vos Mé­di­cos (Sis­med) vi­gi­la a 863 pro­duc­tos, de los cua­les 585 es­tán en el POS y 278 son no POS. El pro­me­dio de aho­rro es del 42% se­gún el Mi­nis­te­rio de Sa­lud.

El Sis­te­ma de In­for­ma­ción de Pre­cios de Me­di­ca­men­tos con­so­li­da a los más ven­di­dos, re­por­ta­dos por los la­bo­ra­to­rios en­tre 2008 y 2014, en­tre los cua­les hay 12 pro­duc­tos de uso ins­ti­tu­cio­nal que ven­die­ron $4,2 bi­llo­nes. Nue­ve de los 12 in­su­mos son bio­fár­ma­cos, que son he­chos a par­tir de or­ga­nis­mos vi­vos, y so­lo tres es­tán en el POS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.