Em­pre­sas que le di­cen “no” al mal­tra­to ani­mal

Mas Negocios - - NEWS - Lucy Ka­leb Re­pre­sen­tan­te de Fun­de­fau­na

Le­jos de los gol­pes de los hu­ma­nos, sin vivir las per­se­cu­cio­nes de los ca­za­do­res y sin sen­tir el des­pre­cio de al­gu­nas per­so­nas, se en­cuen­tran mi­llo­nes de ani­ma­les pro­te­gi­dos por gran­des em­pre­sas.

El cui­da­do de es­tas es­pe­cies y la pro­tec­ción de su há­bi­tat, ha­cen par­te de las po­lí­ti­cas de Res­pon­sa­bi­li­dad So­cial Em­pre­sa­rial (RSE) de gran­des com­pa­ñías co­lom­bia­nas, o mul­ti­na­cio­na­les que tie­nen ope­ra­cio­nes den­tro del país, co­mo Eco­pe­trol, Mars y Pa­ci­fic Ru­bia­les.

Un rep­til en­tre ver­de y gris, con fac­cio­nes de di­no­sau­rio, es­ca­mas, co­la y ga­rras lar­gas, son unas de las ca­rac­te­rís­ti­cas fí­si­cas de la es­pe­cie que es sím­bo­lo de la pe­tro­le­ra más gran­de del país y que des­de 2012 es ob­je­to de una de las más am­bi­cio­sas in­ves­ti­ga­cio­nes em­pren­di­das pa­ra co­no­cer la vi­da de un ani­mal: la igua­na.

Me­dian­te el pro­gra­ma Igua­na Vi­va, Eco­pe­trol, de la mano del Ins­ti­tu­to Ale­xan­der Von Hum­boldt, se die­ron a la ta­rea de in­ves­ti­gar du­ran­te dos años la igua­na con la in­ten­ción de ge­ne­rar in­for­ma­ción que for­ta­lez­ca su pre­ser­va­ción y evi­tar que des­apa­rez­ca.

“La igua­na ver­de ha si­do siem­pre un ani­mal muyy cer­cano a Ee­co­pe­trol. La en­con­tra­mos en cca­si to­das nues­tras áreas oo­pe­ra­ti­vas,

en cam­pos de pro­duc­ción que tie­nen más de 60 años y que van des­de los va­lles in­ter­an­di­nos has­ta la Ori­no­quia y el Pu­tu­ma­yo”, se­ña­ló Os­car Vi­lla­die­go, Vi­ce­pre­si­den­te de HSE y Sos­te­ni­bi­li­dad Ope­ra­ti­va de Eco­pe­trol. Y agre­gó que “des­de que de­fi­ni­mos que es­te ani­ma­li­to nos re­pre­sen­ta­ría, he­mos bus­ca­do la for­ma de tra­ba­jar pa­ra ge­ne­rar in­for­ma­ción que per­mi­ta de­ter­mi­nar el es­ta­do real de sus po­bla­cio­nes y desa­rro­llar ac­cio­nes que ga­ran­ti­cen su sos­te­ni­bi­li­dad. El pro­yec­to Igua­na Vi­va es la opor­tu­ni­dad que es­tá­ba­mos bus­can­do”.

La mi­sión de la pe­tro­le­ra con la pro­tec­ción de los ani­ma­les no aca­ba allí, ya que tam­bién desa­rro­llan el pro­gra­ma Vi­da Sil­ves­tre, que con­sis­te en tra­ba­jar por es­pe­cies en el Mag­da­le­na Me­dio y en los Lla­nos Orien­ta­les.

Los ani­ma­les pau­jil de pi­co azul, ma­ri­mon­da o mono ara­ña, ma­na­tí, ba­gre ra­ya­do, dan­ta, cai­mán lla­ne­ro, cha­ra­pa y las es­pe­cies ve­ge­ta­les ca­rre­to, pal­ma mo­ri­che y con­grio, fue­ron se­lec­cio­na­das por la em­pre­sa pa­ra ha­cer par­te de es­ta ini­cia­ti­va, por ser con­si­de­ra­das co­mo es­pe­cies

es­tra­té­gi­cas pa­ra la con­ser­va­ción de otras es­pe­cies y pa­ra los pro­pios eco­sis­te­mas don­de ha­bi­tan.

Pa­ci­fic Ru­bia­les es otra de las em­pre­sas del sec­tor pe­tro­le­ro, con se­des en el país, que ha desa­rro­lla­do pro­yec­tos pa­ra pre­ser­var la vi­da sil­ves­tre.

En­tre sus pro­gra­mas prin­ci­pa­les es­tá el apo­yo a un pro­yec­to de in­ves­ti­ga­ción de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal pa­ra co­no­cer la ge­né­ti­ca del Ca­lli­ce­bus Ca­que­ten­sis (mi­co bo­ni­to del Ca­que­tá), su há­bi­tat, y des­cu­brir las ba­ses ne­ce­sa­rias pa­ra ade­lan­tar un pro­yec­to de con­ser­va­ción.

Adi­cio­nal­men­te, desa­rro­llan un plan de re­ubi­ca­ción y me­di­das de pro­tec­ción de fau­na, en el que bus­can aves, ma­mí­fe­ros, an­fi­bios o rep­ti­les, que re­quie­ren ini­ciar pro­ce­di­mien­tos de re­cu­pe­ra­ción y re­ubi­ca­ción en zo­nas que ofrez­can ma­yor pro­tec­ción.

Pa­ci­fic tam­bién desa­rro­lla pro­gra­mas den­tro de sus ins­ta­la­cio­nes co­mo la sen­si­bi­li­za­ción so­bre la fau­na sil­ves­tre, que tie­ne el ob­je­ti­vo de ca­pa­ci­tar a em­plea­dos, con­tra­tis­tas y al ejér­ci­to na­cio­nal, pa­ra la pro­tec­ción, ahu­yen­ta­mien­to y re­ubi­ca­ción de la fau­na sil­ves­tre que es en­con­tra­da en las áreas don­de se ade­lan­ta­rán ope­ra­cio­nes. Ade­más, ha ins­ta­la­do se­ña­li­za­ción pa­ra la prohi­bi­ción de ca­za y cap­tu­ra de es­pe­cies ani­ma­les, así co­mo se­ña­les de trán­si­to in­for­ma­ti­vas so­bre la pre­sen­cia de fau­na sil­ves­tre en las vías, con el fin de ge­ne­rar aler­tas a los con­duc­to­res pa­ra que to­men pre­cau­cio­nes ante la pre­sen­cia de in­di­vi­duo­si de fau­na.

Pa­ra Adriaa­dria­na Li­zal­de, ge­ren­te de asua­sun­tos cor­po­ra­ti­vos de Mars, eses­tas ini­cia­ti­vas na­cen en “la­las em­pre­sas que bus­can con­con­tri­buir al cui­da­do del med­me­dio am­bien­te, a tra­vés del cui­da­do de los ani­ma­les”. En el ca­so de su Mars, des­de­desd 2009 apo­yan fun­da­cio­nes de ca­ni­nos, me­dian­tem el pro­gra­ma Pe­di­gree Adóa­dóp­ta­me.

La com­pa­ñía es­ta­dou­ni­den­se con se­de en Co­lom­bia bus­ca apo­yar el res­ca­te, reha­bi­li­ta­ción y pues­ta en adop­ción de pe­rros ca­lle­je­ros y aban­do­na­dos, de las prin­ci­pa­les ciu­da­des del país: en Ma­ni­za­les apo­ya a Reino Ani­mal, en Bo­go­tá a Voz Ani­mal, en Me­de­llín a Or­ca, en Ca­li a Pa­raí­so de la Mas­co­ta y en Ba­rran­qui­lla a Fun­de­fau­na.

“Do­na­mos ali­men­tos,imen­tos, ade­cua­mos las ins­ta­la­cio­nes, ilus­tra­mos a la co­mu­ni­dad so­bre bre có­mo rea­li­zar adop­cio­nes y la te­nen­cia res­pon­sa­ble, ge­ne­ran­do una cultura de e res­pe­to ha­cia los ani­ma­les”, pre­ci­só. eci­só.

El apo­yo de Pa­ci­fic de­mues­tra que es­tán dis­pues­tos a con­tri­buir en las ta­reas de con­ser­va­ción, lo cual re­dun­da en un mejor am­bien­te pa­ra to­dos” .

Tho­mas De­fler

Bió­lo­go

“Mars siem­pre ha de­mos­tra­do su so­li­da­ri­dad con los ani­ma­li­tos de Fun­de­fau­na”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.