Un ‘ Hot dog’ con 17 años en­tre fran­qui­cias

Mas Negocios - - NEWS - Cris­ti­na Vi­go­ya Di­rec­to­ra de Mar­ca Tác­ti­ca

“Si la fran­qui­cia es bue­na tie­ne que dar pa­ra pa­gar el lo­cal”.

La no­ve­na Fe­ria An­di­na de Ex­po­si­ción de Ne­go­cios y Fran­qui­cias (Fanyf ), ce­le­bra­da en Bo­go­tá los pa­sa­dos 1 y 2 de ju­lio, tu­vo en­tre sus in­vi­ta­dos a una de sus pio­ne­ras en el país: Dogger. Nue­ve años des­pués de par­ti­ci­par en la pri­me­ra Fe­ria, la com­pa­ñía Ali­men­tos DGS SAS, volvió con una iden­ti­dad muy só­li­da.

Dogger es una em­pre­sa de­di­ca­da a la ac­ti­vi­dad de ex­pen­dio a la me­sa de co­mi­da pre­pa­ra­da, es una de las fran­qui­cias lí­de­res del país y en ex­pan­sión. Des­de Me­de­llín, don­de es­tá su plan­ta ma­triz, ha im­pul­sa­do 111 pun­tos de ven­ta en el país, de las cua­les 12 es­tán fue­ra de An­tio­quia.

Mateo La­to­rre, ge­ren­te co­mer­cial, pre­ci­sa que des­de 1998 son fran­qui­cias, con par­ti­cu­la­ri­da­des co­mo no co­brar re­ga­lías. “Ga­ran­ti­za­mos un úni­co pro­vee­dor de la mar­ca Dogger y fa­ci­li­ta­mos la ope­ra­ción”.

El pre­sen­te es el re­sul­ta­do de una opor­tu­ni­dad que sus pro­pie­ta­rios iden­ti­fi­ca­ron pa­ra crear em­pre­sa, en la re­ce­ta de unas sal­chi­chas ca­se­ras. Ad­qui­rie­ron la re­ce­ta y así na­ció Dogger en el seno de una fa­mi­lia an­tio­que­ña.

Cuen­ta Mateo La­to­rre que ha­bían com­pra­do la fór­mu­la de una sal­chi­cha de buen sa­bor y con mu­cha acep­ta­ción

en­tre el pú­bli­co de Me­de­llín. El pa­so si­guien­te fue ana­li­zar sus po­si­bi­li­da­des de es­ca­lar y co­mer­cia­li­zar­las. Una de las es­tra­te­gias ele­gi­das fue la ven­ta de pe­rros ca­lien­tes en si­tios ma­si­vos co­mo el me­tro de la ciu­dad en 1996.

Dos años des­pués, Dogger ini­ció su cre­ci­mien­to con las fran­qui­cias con una iden­ti­dad pro­pia, la ce­sión de los pun­tos de ven­ta con un por­ta­fo­lio de pro­duc­tos bien de­fi­ni­dos.

La pri­me­ra uni­dad de ne­go­cio de Dogger des­ta­ca, por­que po­see una plan­ta de pro­duc­ción de 16.000 me­tros cua­dra­dos en Me­de­llín. Allí hay tres áreas pa­ra ela­bo­rar los pro­duc­tos cár­ni­cos de to­dos los pun­tos de ven­tas del país. La se­gun­da, una pa­ni­fi­ca­do­ra in­dus­trial y una ter­ce­ra plan­ta pa­ra las sal­sas. Las tres plan­tas se en­car­gan de cu­brir las ne­ce­si­da­des de la se­gun­da uni­dad de ne­go­cio, los pun­tos de ven­tas del país: 60 pro­pios y 51 fran­qui­cia­dos.

Mateo La­to­rre ex­pli­ca que con el su­mi­nis­tro y pro­vee­dor úni­co, es de­cir pa­nes y sal­chi­chas y otros cár­ni­cos, hay ga­ran­tía de ca­li­dad del pro­duc­to y lo­gran que la ope­ra­ción del franquiciado sea rá­pi­da y ren­ta­ble.

Jua­ni­ta Uri­be, del equi­po de pu­bli­ci­dad de Dogger, afir­ma que al po­ten­cial franquiciado se le en­tre­ga un pro­duc­to con iden­ti­dad pro­pia que no se pue­de com­pa­rar con el ‘ hot dog’ que se ofre­ce y se ven­de de ma­ne­ra in­for­mal en la ca­lle. Es por eso que la elec­ción del pun­to de ven­ta tie­ne que ser en un lo­cal co­mer­cial.

To­da la ase­so­ría de di­se­ño y mar­ca, grá­fi­ca e imá­ge­nes es­tá ase­so­ra­da por el de­par­ta­men­to de pu­bli­ci­dad y co­mer­cial de Dogger, el cual se en­car­ga de en­tre­gar las in­tro­duc­cio­nes de có­mo de­be pre­sen­tar­se un pun­to de ven­ta y de ga­ran­ti­zar que cum­pla con to­dos los pa­rá­me­tros de iden­ti­dad.

Luis Ki­ser, pre­si­den­te de Consulting S.A.C., ex­pli­có en su con­fe­ren­cia en la Fanyf que las fran­qui­cias, des­de su con­cep­ción es­tán obli­ga­das a cre­cer des­de la crea­ti­vi­dad y de la mano de sus fran­qui­cia­dos. Ki­ser po­ne co­mo ejem­plo in­no­va­cio­nes que sur­gie­ron de los que re­ci­bie­ron de­re­chos de ex­plo­ta­ción de mar­cas y no de la fran­qui­cia. La ca­ji­ta fe­liz de Mcdo­nald’s crea­da en 1989 por un fran­qui­cia­da en Gua­te­ma­la.

Des­pués que el franquiciado de Dogger cum­ple los cua­tro re­qui­si­tos (ver recuadro ‘Pa­ra Ser Franquiciado’) tie­ne que pa­gar el de­re­cho de mar­ca. Las inversiones en equi­pos, mue­bles en el pun­to de ven­ta, es del franquiciado y a par­tir de esos cos­tos se ini­cia una ope­ra­ción don­de la em­pre­sa ven­de to­do el pro­duc­to. “Lo que no le ven­de la com­pa­ñía, le de­ci­mos a quién com­prar­lo”, acla­ra Mateo La­to­rre.

Dogger ase­so­ra an­tes y du­ran­te la ope­ra­ción del pun­to de ven­ta y ga­ran­ti­za un cos­to de mer­can­cía ven­di­da.

“Hay fran­qui­cias efi­ca­ces den­tro de un cen­tro co­mer­cial” En los pun­tos pe­que­ños, la ven­ta mí­ni­ma de­be ser de unos $25 mi­llo­nes al mes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.