¿Has­ta cuán­do va a es­pe­rar el Emi­sor?

Mas Negocios - - EDITORIAL - ME­RIAN ARAU­JO Editora +NE­GO­CIOS (+ n)

La ‘tre­pa­da’ que ha da­do el dó­lar en los úl­ti­mos me­ses nos tie­ne a to­dos sa­can­do cuen­ta. Ya no son so­lo los ex­por­ta­do­res o las per­so­nas con inversiones en el ex­tran­je­ro las que pien­san en có­mo los va a be­ne­fi­ciar que la di­vi­sa suba sin te­cho. Pa­dres de fa­mi­lia, per­so­nas con pla­nes de es­tu­diar en el ex­tran­je­ro o aque­llos ho­ga­res que iban a pro­gra­mas via­jes a otros paí­ses en di­ciem­bre, es­tán reha­cien­do sus pla­nes, por­que el dó­lar ya es­tá en­ca­re­cien­do los ali­men­tos y el cam­bio de la mo­ne­da se­rá muy ca­ro pa­ra fin de año.

An­tes de lle­gar a es­ta si­tua­ción, la gran pre­gun­ta era has­ta dón­de iba a su­bir la mo­ne­da. Primero, al­gu­nos se ani­ma­ron a avan­zar has­ta los $2.300, lue­go, po­cos pen­sa­ron que el Ban­co de la Re­pú­bli­ca per­mi­ti­ría que su­pe­rara los $2.500. Pe­ro aho­ra que la ta­sa rom­pió to­das las ba­rre­ras, subió a más de $3.000 y los ana­lis­tas creen que po­dría lle­gar a $3.200 an­tes de ter­mi­nar el año, las alar­mas se han en­cen­di­do... Y con jus­ta ra­zón. La in­fla­ción ya su­peró el ran­go ideal del Ban­co de la Re­pú­bli­ca (4%), lo que tam­bién se ha da­do co­mo re­sul­ta­do del Fe­nó­meno de El Ni­ño. Pa­ra col­mo de ma­les, el Ideam se­ña­ló re­cien­te­men­te que la in­ten­si­dad del Ni­ño ha­bía subido y po­dría pro­lon­gar­se otros me­ses. Con es­tos fac­to­res en jue­go y una eco­no­mía que po­dría cre­cer por de­ba­jo de 3% es­te año, to­dos los ojos es­tán pues­tos en la pró­xi­ma reunión de la Jun­ta Di­rec­ti­va del Emi­sor, en sep­tiem­bre, y la po­si­bi­li­dad de que suba la ta­sa de in­ter­ven­ción que ha es­ta­do inal­te­ra­da en los úl­ti­mos me­ses en 4,5%. La nue­va pre­gun­ta, la gran pre­gun­ta, es has­ta cuán­do va a es­pe­rar el Ban­co pa­ra in­ter­ve­nir el mer­ca­do, pues en agos­to tam­po­co dio el bra­zo a tor­cer.

En es­tos días, un em­pre­sa­rio re­co­no­ci­do en Ba­rran­qui­lla me co­men­tó que creía que el Emi­sor es­ta­ba “ju­gan­do con candela”, por­que ha de­ja­do su­bir el dó­lar co­mo una es­tra­te­gia pa­ra com­pen­sar la caí­da del pre­cio del pe­tró­leo, que a las em­pre­sas les en­tre más pla­ta de otro la­do y se re­duz­ca el dé­fi­cit de la ba­lan­za co­mer­cial. A cam­bio, el cos­to de esa edi­ción la es­ta­mos pa­gan­do los co­lom­bia­nos, por­que los pre­cios se es­tán su­bien­do y, co­mo me di­jo es­te em­pre­sa­rio, “una vez que se suban los pre­cios, na­die va a que­rer ba­jar­los”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.