Los mi­tos y ver­da­des so­bre las re­des de mer­ca­deo

Mas Negocios - - MUNDO EMPRESARIAL -

Son mu­chas las per­so­nas que sue­ñan con te­ner un buen em­pleo o mon­tar su pro­pio ne­go­cio; te­ner buenos in­gre­sos y ma­ne­jar su tiem­po a gus­to, com­par­tir con sus fa­mi­lia­res, pa­sear con los hi­jos e ir a va­ca­cio­nar a cual­quier par­te del mun­do con to­dos los lu­jos. ¿Cuán­tas ve­ces no ha so­ña­do us­ted con un tra­ba­jo exi­to­so que le per­mi­ta to­dos es­tos be­ne­fi­cios?

Sin em­bar­go, en me­dio de la com­pe­ten­cia de los mer­ca­dos mun­dia­les, las exi­gen­cias de las em­pre­sas pa­ra te­ner pro­fe­sio­na­les ca­da vez más for­ma­dos y sec­to­res do­mi­na­dos por gran­des com­pa­ñías, ¿es po­si­ble pa­ra to­dos po­der lo­grar es­te sue­ño?

En el net­work mar­ke­ting, mer­ca­deo en re­des o mar­ke­ting multinivel (MLM), pa­re­ce que sí es po­si­ble lo­grar es­to... Y mu­cho, mu­cho más. Al me­nos, esa es la pro­me­sa que ha­cen las com­pa­ñías de­di­ca­das a es­te ne­go­cio.

Es por ello, y por las gran­des can­ti­da­des de di­ne­ro que mue­ve es­te ne­go­cio, que las re­des de mer­ca­deos han si­do cri­ti­ca­das y com­pa­ra­das con los es­que­mas ile­ga­les de pi­rá­mi­des que han 'tum­ba­do' a más de un des­pre­ve­ni­do. Tam­bién se les ha acu­sa­do de en­ga­ñar a las per­so­nas con fal­sas ilu­sio­nes y expectativas de ga­nan­cias in­fla­das, pla­nes de com­pen­sa­ción exa­ge­ra­dos y has­ta pro­gra­ma­ción neu­ro­lin­güís­ti­ca.

Y no es­tá de más pre­gun­tar otra vez si es cier­to to­do lo que se pre­go­na en es­tas reunio­nes; si es via­ble vol­ver­se mi­llo­na­rio en unos cuan­tos años y, co­mo se di­ce, "ser su pro­pio je­fe". +NE­GO­CIOS (+ n) ha que­ri­do in­da­gar so­bre los mi­tos y ver­da­des que se te­jen al­re­de­dor de es­tas re­des de mer­ca­deo y mos­trar la his­to­ria, los re­sul­ta­dos y el pa­no­ra­ma de un mo­de­lo que ca­da día ga­na más fuer­za.

EL INI­CIO. El na­ci­mien­to del net­work mar­ke­ting se re­mon­ta a 1939, cuan­do el es­ta­dou­ni­den­se Carl Rehn­borg creó la com­pa­ñía Nu­tri­li­te pa­ra dis­tri­buir un pro­duc­to mul­ti­vi­ta­mí­ni­co que ha­bía crea­do cin­co años atrás. La com­pa­ñía es­ta­ble­ció un sis­te­ma de ven­tas di­fe­ren­cial pa­ra la épo­ca, ya que la ma­yo­ría de sus dis­tri­bui­do­res tam­bién con­su­mían sus pro­duc­tos y po­dían aso­ciar­se con más per­so­nas, re­ci­bien­do una co­mi­sión por las ven­tas rea­li­za­das por es­tos so­cios.

Lue­go, en 1959 los des­cen­dien­tes de in­mi­gran­tes ho­lan­de­ses, Ri­chard De­vos y Jay Van An­del, se re­ti­ran de Nu­tri­li­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.