Car­ne co­lom­bia­na se abre pa­so en el mer­ca­do mun­dial

co­lom­bia­na se abre pa­so en el mer­ca­do mun­dial

Mas Negocios - - SUMARIO - ER­NES­TO HERNÁNDEZ A. @Er­nes­to­car­lo_

Con el pa­no­ra­ma ac­tual de la in­dus­tria cár­ni­ca del país, se po­dría de­cir que el ne­go­cio pa­sa por un mo­men­to am­bi­guo: por un la­do, hay un fac­tor po­si­ti­vo que es la in­ten­ción del Go­bierno de abrir nue­vos mer­ca­dos, pe­ro, por otro, la pro­duc­ción na­cio­nal, el con­su­mo y las ex­por­ta­cio­nes han caí­do, lo que evi­den­cia que Co­lom­bia aún tie­ne mu­cho ca­mino por re­co­rrer.

Se­gún ci­fras del De­par­ta­men­to Ad­mi­nis­tra­ti­vo Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­cas (Da­ne) las ex­por­ta­cio­nes de car­ne bo­vi­na y em­bu­ti­dos su­ma­ron US$50 mi­llo­nes en 2014 y re­gis­tra­ron una va­ria­ción ne­ga­ti­va de 314% fren­te a 2013, cuan­do el to­tal de las ven­tas ex­ter­nas re­pre­sen­ta­ron US$207 mi­llo­nes. De he­cho, en 2015 (enero - sep­tiem­bre) las ex­por­ta­cio­nes su­ma­ron US$22,6 mi­llo­nes pre­sen­tan­do un de­cre­ci­mien­to de 45%, con res­pec­to al mis­mo pe­rio­do del año an­te­rior, cuan­do se al­can­za­ron on ven­tas por US$41,8 mi­llo­nes.

Por su par­te, las ven­tas ex­ter­nas de los em­bu­ti­dos han cre­ci­do en pro­me­dio 5% en los úl­ti­mos años, pe­ro es­tas in­flu­yen po­co en re­sul­ta­do fi­nal, ya que tie­nen una par­ti­ci­pa­ción ín­fi­ma en el grue­so de las ex­por­ta­cio­nes: 0,07% fue la par­ti­ci­pa­ción de la car­ne pro­ce­sa­da en las ven­tas al ex­te­rior de 2014, lo que equi­va­le a $68,5 mi­llo­nes.

Si bien lo an­te­rior es una mues­tra de que el país es­tá le­jos de te­ner un pro­ta­go­nis­mo im­por­tan­te en el mer­ca­do in­ter­na­cio­nal, todos los fren­tes in­vo­lu­cra­dos es­tán tra­ba­jan­do pa­ra me­jo­rar la si­tua­ción.

Pre­ci­sa­men­te el mes pa­sa­do el Mi­nis­te­rio de Co­mer­cio In­dus­tria y Tu­ris­mo dio a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do in­for­ma­ción que vis­lum­bra que el mer­ca­do es­tá por to­mar un nue­vo ai­re en las ven­tas al ex­tran­je­ro.

Como par­te del Pro­yec­to de In­te­rés Na­cio­nal Es­tra­té­gi­co (Pi­nes), que bus­ca la di­ver­si­fi­ca­ción de las ex­por­ta­cio­nes co­lom­bia­nas y au­men­tar por en­de las de car­ne bo­vi­na, el Go­bierno lo­gró que la Au­to­ri­dad Sa­ni­ta­ria de Geor­gia (NFA por sus si­glas en in­glés) die­ra el aval al mo­de­lo cer­ti­fi­ca­do sa­ni­ta­rio pa­ra la ex­por­ta­ción de es­tos pro­duc­tos.

Se­gún el do­cu­men­to es­to apli­ca específicamente pa­ra los pro­duc­tos cár­ni­cos, como los em­bu­ti­dos, y la car­ne des­hue­sa­da con­ge­la­da que pro­vie­ne de las plan­tas ha­bi­li­ta­das de Fri­go­si­nú, Ca­ma­guey, Red Cár­ni­ca y Vi­ja­gual.

La mi­nis­tra de Co­mer­cio In­dus­tria y Tu­ris­mo, Ce­ci­lia Ál­va­rez-co­rrea, ex­pre­só que “es­te sin du­da, es un lo­gro de país que va en lí­nea con nues­tro plan de di­ver­si­fi­car las ex­por­ta­cio­nes, pa­ra que en el 2018 las no mi­ne­ro-ener­gé­ti­cas su­men US$30.000 mi­llo­nes”.

Geor­gia se su­ma­ría a la lis­ta de des­ti­nos

pa­ra los pro­duc­tos cár­ni­cos que pro­du­ce­ce el país que es­tá com­pues­ta por Ru­sia, Jor­da­nia, Cu­ra­zao, Pe­rú y An­go­la.

Ade­más, se in­for­mó que otros paí­ses se en­cuen­tran en pro­ce­so de aper­tu­ra de mer­ca­do y es­tos son: Ar­ge­lia, Lí­bano, o, Li­bia, Egip­to, Sin­ga­pur, Chi­na, Chi­le, Es­ta­dos Uni­dos, Ca­na­dá, Unión Eu­ro­pea,ea, In­do­ne­sia, Hong Kong, Viet­nam, Is­rael, , Co­rea del Sur, Ja­pón, Ja­mai­ca, Mé­xi­co, Gua­te­ma­la, Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, Pa­na­má, Tri­ni­dad y To­ba­go y Con­go.

Es­te Pi­nes, en el cual par­ti­ci­pan los mi­nis­te­rios de Co­mer­cio, In­dus­tria y Tu­ris­mo, de Agri­cul­tu­ra, Sa­lud y de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res, así como las Em­ba­ja­das de Co­lom­bia y el sec­tor pri­va­do, tie­ne como ob­je­ti­vo pri­mor­dia­lal au­men­tar la ex­por­ta­ción de car­ne bo­vi­na­na a 2018 lle­gan­do a US$444 mi­llo­nes.

El mi­nis­tro de Agri­cul­tu­ra y Desa­rro­llo Ru­ral, Au­re­lio Ira­go­rri, ex­pre­só en un co­mu­ni­ca­do de pren­sa que “con la con­quis­ta de los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les, el be­ne­fi­cio no es so­lo pa­ra los agri­cul­to­res o ga­na­de­ros, estamos bus­can­do desa­rro­llar el sec­tor ru­ral en ge­ne­ral, ge­ne­ran­do nue­vas opor­tu­ni­da­des la­bo­ra­les, me­jo­ran­do la com­pe­ti­ti­vi­dad e in­gre­sos de los pro­duc­to­res co­lom­bia­nos”.

El ge­ren­te ge­ne­ral del Ins­ti­tu­to Co­lom­biano Agro­pe­cua­rio (ICA), Luis Mar­tí­nez, di­jo en el do­cu­men­to que “es­te es un pa­so sig­ni­fi­ca­ti­vo en la ad­mi­si­bi­li­dad de la car­ne co­lom­bia­na al mundo, el ICA ade­lan­ta pro­ce­sos de ad­mi­si­bi­li­dad con paí­ses como: Es­ta­dos Uni­dos, Ca­na­dá, Pa­na­má, Gua­te­ma­la, In­do­ne­sia, Chi­na, en­tre otros”.

Por lo pron­to, Ru­sia se con­so­li­da como el mer­ca­do in­ter­na­cio­nal más fuer­te pa­ra Co­lom­bia. Las ex­por­ta­cio­nes a di­cho país en 2011 (enero – agos­to) su­ma­ron US$554 mil, mien­tras que en 2015 re­gis­tra­ron un au­men­to sus­tan­cial y as­cen­die­ro­na a US$5,8 mi­llo­nes, se­gún el Fon­do Na­cio­nal del Ga­na­do. Se­gún ci­fras de Fon­do de Es­ta­bi­li­za­ción de Pre­cios (FEP). Ru­sia com­pró 996 to­ne­la­das de car­ne ro­ja des­hue­sa­da con­ge­la­da por un va­lor de US$2,9 mi­llo­nes en el pri­mer se­mes­tre del pre­sen­te año.

En los úl­ti­mos años, las ex­por­ta­cio­nes de los em­bu­ti­dos cre­cie­ron en pro­me­dio 5%.

PRO­DUC­CIÓN Y CON­SU­MO. El mer­ca­do in­terno se ha vis­to afec­ta­do por la dis­mi­nu­ción en la pro­duc­ción de car­ne bo­vi­na lo que ha he­cho que los pre­cios suban y la gen­te con­su­ma me­nos.

Si bien la pro­duc­ción en 2014 al­can­zó los $15,6 bi­llo­nes, se­gún ci­fras de las Fe­de­ra­ción Co­lom­bia­na de Ga­na­de­ros (Fe­de­gán), es­ta ha ve­ni­do dis­mi­nu­yen­do des­de 2012. Ese año se sa­cri­fi­ca­ron 4,4 mi­llo­nes de ca­be­zas de ga­na­do, mien­tras que en 2014 fue­ron 4,3 mi­llo­nes, con una va­ria­ción de -3.2%.

Ja­lo­na­do por es­to, el con­su­mo per cá­pi­ta de car­ne ro­ja y car­ne pro­ce­sa­da en el país se re­du­jo: en 2012 los co­lom­bia­nos con­su­mían 20,76 ki­lo­gra­mos por ha­bi­tan­te ( kg/ hab), en 2013 ba­jó a 19,7 kg/ hab y el año pa­sa­do fue de 19,3 kg/ hab.

En el país se con­su­mie­ron 947 mil to­ne­la­das de la pro­teí­na de res en 2014 lo que re­pre­sen­tó una caí­da de 2,2 % fren­te a lo re­gis­tra­do el año in­me­dia­ta­men­te an­te­rior, se­gún ci­fras de la Fe­de­ra­ción.

A es­to hay que su­mar­le que la pro­duc­ción po­si­ble­men­te se va a ver afec­ta­da es­te año de­bi­do a fac­to­res como el Fe­nó­meno de El Ni­ño, el con­tra­ban­do

ani­mal y el sa­cri­fi­cio clan­des­tino; es­tos dos úl­ti­mos as­pec­tos in­flu­ye­ron de ma­ne­ra sus­tan­cial en la caí­da de años an­te­rio­res. Por otra par­te, hay que es­pe­rar que se con­so­li­den las ci­fras de es­te año pa­ra po­der de­ter­mi­nar si el anun­cio he­cho en oc­tu­bre por la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS) lle­ga a afec­tar el con­su­mo de la pro­teí­na y los em­bu­ti­dos.

El 26 de oc­tu­bre la OMS aler­tó so­bre el con­su­mo de car­ne ro­jas (car­ne de res, ter­ne­ra, cer­do, cor­de­ro, caballo o ca­bra) y car­ne pro­ce­sa­da (em­bu­ti­dos ta­les como mor­ci­lla, mor­ta­de­la, sal­chi­chas, en­tre otros) y di­jo que se­rían “po­ten­cial­men­te can­ce­rí­ge­nas” pa­ra los hu­ma­nos.

En di­cho es­tu­dio la car­ne ro­ja se en­cuen­tra en la ca­te­go­ría 2A y se­gún la cla­si­fi­ca­ción de IARC es­to quie­re de­cir que pue­de ser can­ce­rí­ge­na, pe­ro so­lo exis­te ex­pe­ri­men­ta­ción en ani­ma­les no en hu­ma­nos. No obs­tan­te, se po­dría es­ta­ble­cer que hay agen­tes en es­tos ali­men­tos que po­drían afec­tar de igual for­ma a las per­so­nas.

Por otra par­te, tam­bién se dio a co­no­cer que un es­tu­dio rea­li­za­do por 22 ex­per­tos de la OMS de­ter­mi­na que los em­bu­ti­dos cau­san cán­cer co­lo­rrec­tal y que la car­ne ro­ja es “pro­ba­ble­men­te car­ci­nó­ge­na” y tam­bién pue­de cau­sar cán­cer de pán­creas y de prós­ta­ta.

Con res­pec­to a es­to el pre­si­den­te de Fe­de­gán, Jo­sé Fé­lix La­fau­rie, se pro­nun­ció a tra­vés de la co­lum­na “No co­ma cuen­to…”, pu­bli­ca­da en EL HERALDO, en don­de mos­tra­ba su opi­nión fren­te a di­cho anun­cio.

Allí, La­fau­rie ex­pre­sa que so­bre el te­ma de la car­ne ro­ja le que­dan mu­chas pre­gun­tas y que “el boom ini­cial y su pé­si­mo ma­ne­jo me­diá­ti­co hi­cie­ron mu­cho da­ño, aunque lue­go se ha­ya acla­ra­do que esa “pro­ba­bi­li­dad” de que la car­ne fue­ra can­ce­rí­ge­na no ess ma­yor que la de mu­chos ali­men­tos y sus­tan­cias de nues­tro dia­rio vi­vir, y su ries­go es­tá re­la­cio­na­do di­rec­ta­men­te con al­tos con­su­mos. Lo que ya sa­bía­mos:mos que to­do en exceso ha­ce da­ño”.

Afir­ma que si el te­ma es la car­ne pro­ce­sa­da, es de­cir, “la que tie­ne transformaciones y adi­cio­nes de con­ser­van­tes, sa­bo­ri­zan­tes y de­más sus­tan­cias, ¿por qué so­lo men­cio­nan a la car­ne? y no a otros pro­duc­tos como las be­bi­das en­dul­za­das y las ha­ri­nas”. Y con­clu­ye di­cien­do que La Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra la Ali­men­ta­ción y la Agri­cul­tu­ra (FAO por sus si­glas en in­gles), re­co­mien­da un con­su­mo per cá­pi­ta de “33 ki­lo­gra­mos por ha­bi­tan­te”.

CAR­NE A PA­NA­MÁ. En una reunión que sos­tu­vie­ron en días pa­sa­dos el ICA y el Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra de Pa­na­má, se acor­dó que pa­ra el pri­mer se­mes­tre del pró­xi­mo año se efec­tua­rán los re­qui­si­tos sa­ni­ta­rios y la ha­bi­li­ta­ción de las plan­tas de sa­cri­fi­cio pa­ra el en­vío de la car­ne des­hue­sa­da a ese país.

Au­re­lio Ira­go­rri, ex­pre­só en un co­mu­ni­ca­do que “es­te es uno de los mer­ca­dos prio­ri­za­dos en las me­tas del Go­bierno, que bus­can dar­le nue­vas opor­tu­ni­da­des al cam­po co­lom­biano , nue­vos em­pleos y ma­yor com­pe­ti­ti­vi­dad pa­ra los pro­duc­to­res”.

Tra­ba­ja­mos pa­ra que en el cor­to pla­zo se lo­gre ac­ce­so de car­ne co­lom­bia­na a Li­bia y el Lí­bano” .

Au­re­lio Ira­go­rri

Mi­nis­tro de Agri­cul­tu­ra

Los em­bu­ti­dos y la car­ne sa­ben me­jor asa­dos a la pa­rri­lla.

El cho­ri­zo se ela­bo­ra con car­ne pi­ca­da, gra­sa, pi­men­tón y ajo.

Los pe­pi­ni­llos sir­ven pa­ra acom­pa­ñar las car­nes ro­jas.

Los to­ma­te­to­ma­tes se­cos sse usu­san pa­ra acom­pa­ñar car­nes asa­das.

La car­ne de res es uno de los ali­men­tos con más pro­teí­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.