Co­noz­ca la im­por­tan­cia de te­ner un buen lo­go

Mas Negocios - - MARKETING -

Los lo­gos mar­ca­rios de pro­duc­tos y em­pre­sas se han con­so­li­da­do como un com­po­nen­te fun­da­men­tal en la pla­ni­fi­ca­ción es­tra­té­gi­ca de co­mu­ni­ca­ción de ca­si to­das las com­pa­ñías. Gran­des mul­ti­na­cio­na­les como Ni­ke, Mi­cro­soft, Co­ca-co­la y Mer­ce­des Benz han iden­ti­fi­ca­do el po­der que tie­ne pa­ra su mar­ca y los han ex­plo­ta­do de la me­jor for­ma, pa­ra crear una co­ne­xión con los con­su­mi­do­res.

El lo­go es la ca­ra de una em­pre­sa, el ele­men­to gra­fi­co vi­si­ble que ge­ne­ra po­si­cio­na­mien­to y re­cor­da­ción en­tre sus clien­tes. Con un buen lo­go, una com­pa­ñía po­drá di­fe­ren­ciar­se de las de­más al pro­yec­tar iden­ti­dad, cre­di­bi­li­dad, se­rie­dad y le­gi­ti­mi­dad.

Ya sean con sím­bo­los o le­tras, los lo­gos nos re­cuer­dan los pro­duc­tos y ser­vi­cios de una com­pa­ñía y en­tre más sim­ples sean, se­rán más fá­ci­les de asi­mi­lar por las per­so­nas. Por ejem­plo, una si­re­na ver­de con co­ro­na nos trans­por­ta a Star­bucks, una man­za­na mor­di­da nos re­cuer­da a Ap­ple y una M ama­ri­lla con lí­neas cur­vas, a Mcdo­nald's.

Pa­ra Or­lan­do Men­do­za, fun­da­dor de Wind Stu­dio y ca­te­drá­ti­co de Di­se­ño Gráfico en la Uni­ver­si­dad del Nor­te, lo que de­be te­ner en cuen­ta una em­pre­sa an­tes de de­fi­nir su lo­go es “la per­cep­ción que quie­re ge­ne­rar en un po­si­ble clien­te” y có­mo quie­re po­si­cio­nar su com­pa­ñía en el mer­ca­do. In­di­ca que a la ho­ra de crear­lo hay que te­ner en cuen­ta fac­to­res como el pú­bli­co ob­je­ti­vo, si es nue­va en el mer­ca­do, si es con­ser­va­do­ra, tec­no­ló­gi­ca o mo­der­na, en­tre otros as­pec­tos.

Jor­ge Mal­do­na­do, di­se­ña­dor gráfico de Bran­ding Co., com­pa­ñía es­pe­cia­li­za­da en desa­rro­llar ima­gen cor­po­ra­ti­va, in­di­ca que si el lo­go de una em­pre­sa “no es grá­fi­ca­men­te agra­da­ble, no va a te­ner el im­pac­to es­pe­ra­do en la so­cie­dad”. Di­ce que es im­por­tan­te la in­ves­ti­ga­ción pre­via, ya que de ahí se des­pren­de la in­for­ma­ción ne­ce­sa­ria de lo que la com­pa­ñía quie­re pro­yec­tar.

Pa­ra de­ter­mi­nar si el lo­go de una com­pa­ñía no es efec­ti­vo, atrac­ti­vo y no ge­ne­ra re­cor­da­ción, las em­pre­sas de­ben ha­cer “un es­tu­dio de mer­ca­do pro­fun­do”, que de­ter­mi­ne que los clien­tes no lo aso­cian con la mar­ca, se­ña­la Men­do­za.

Tam­bién hay que “ob­ser­var cuál es la ten­den­cia” pa­ra rea­li­zar po­si­bles re­no­va­cio­nes exi­to­sas. Ade­más, afir­ma que “el di­se­ño mi­ni­ma­lis­ta es­tá de mo­da”, por lo que ha­cer “un lo­go so­bre­car­ga­do in­di­ca que una em­pre­sa se es­tá quedando en una épo­ca pa­sa­da”.

TI­POS. Pa­ra desa­rro­llar un bran­ding em­pre­sa­rial exi­to­so se de­be iden­ti­fi­car el ti­po de lo­go más acor­de con la vi­sión de la com­pa­ñía. Es­tos se di­vi­den prin­ci­pal­men­te en tres cla­ses: lo­go­ti­pos, iso­ti­pos e iso­lo­go­ti­pos.

Los lo­go­ti­pos son aque­llos en los que no se uti­li­za nin­gu­na ima­gen sim­bó­li­ca y su di­se­ño se ba­sa ex­clu­si­va­men­te en la ti­po­gra­fía, es de­cir, le­tras. Ejem­plos cla­ros son los de Co­ca-co­la, IBM, Goo­gle, Dis­ney, Sky­pe, Sony, en­tre otros.

Pa­ra Mal­do­na­do, la ven­ta­ja que tie­nen es­tos di­se­ños es que “se pue­den com­pren­der fá­cil­men­te, de­bi­do a que lo que quie­re trans­mi­tir la mar­ca sim­ple­men­te se pue­de leer”.

Por otra par­te, los iso­ti­pos son uti­li­za­dos por las em­pre­sas, se­gún Men­do­za, “pa­ra co­mu­ni­car­se con sus clien­tes a tra­vés una ima­gen fi­gu­ra­ti­va

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.