Y des­pués de la fies­ta, ¿qué le que­da a la ciu­dad?

Mas Negocios - - EDITORIAL - ME­RIAN ARAU­JO Edi­to­ra +NE­GO­CIOS (+ n)

Ba­rran­qui­lla es­tá fe­liz. Por las ca­lles se sien­te el jol­go­rio por­que ya ini­ció la fies­ta po­pu­lar más im­por­tan­te del país, que con­gre­ga a mi­llo­nes de per­so­nas que vie­nen a dis­fru­tar de la mú­si­ca, las dan­zas, las pre­sen­ta­cio­nes y, en es­pe­cial, de la tra­di­ción del Ca­ri­be Co­lom­biano. Aquí, en la ca­pi­tal del Atlán­ti­co, hay es­pa­cio pa­ra todos los que vi­si­tan La Puer­ta de Oro de Co­lom­bia. Pa­ra ha­cer reali­dad es­ta fies­ta y re­ci­bir por lo al­to a los vi­si­tan­tes, los or­ga­ni­za­do­res in­vier­ten más de $11.000 mi­llo­nes que co­rres­pon­den a la ges­tión de co­mer­cia­li­za­ción que es­tá en ma­nos de la Fun­da­ción Car­na­val S.A.; ta­qui­lla y los apor­tes del Mi­nis­te­rio de Cul­tu­ra. Como re­sul­ta­do, el co­mer­cio lo­cal lo­gra ven­tas por más de $50.000 mi­llo­nes que apor­tan 0,5% al PIB de la ciu­dad en so­lo cua­tro días, se­gún Fun­de­sa­rro­llo. En con­clu­sión, la fies­ta de­ja un apor­te sig­ni­fi­ca­ti­vo a la economía de la ciu­dad du­ran­te su ce­le­bra­ción. Sin em­bar­go, ¿es tan re­le­van­te el apor­te del Car­na­val, si se ob­ser­va en tér­mi­nos de ge­ne­ra­ción de em­pleo sos­te­ni­ble, crea­ción de em­pre­sas ren­ta­bles y atrac­ción de in­ver­sio­nes? ¿O es so­lo una fies­ta que ge­ne­ra be­ne­fi­cios por cua­tro días?

En una en­tre­vis­ta con Fun­de­sa­rro­llo pa­ra es­ta edi­ción, los in­ves­ti­ga­do­res eco­nó­mi­cos coin­ci­die­ron en que el im­pac­to del car­na­val en Ba­rran­qui­lla se con­cen­tra en tres me­ses (di­ciem­bre, enero y fe­bre­ro) y que la ma­yo­ría de em­pleos son in­for­ma­les y tem­po­ra­les, por lo que no hay un be­ne­fi­cio sos­te­ni­ble en el res­to del año. Es­to de­ja a la vis­ta va­rios re­tos pa­ra ac­to­res como la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Ba­rran­qui­lla y las ad­mi­nis­tra­cio­nes lo­ca­les, por ejem­plo, pa­ra es­ti­mu­lar la for­ma­li­za­ción de py­mes que le apues­ten a tra­ba­jar por la fies­ta 365 días al año. En es­ta área, son mu­chas las fa­mi­lias ha­ce­do­ras del car­na­val, due­ñas del pa­tri­mo­nio que por tra­di­ción se han de­di­ca­do a com­par­tir y ha­cer reali­dad el even­to. Y no so­lo en la con­fec­ción de más­ca­ras y tra­jes, sino en nue­vos es­ce­na­rios que de­man­da la fies­ta, como lo­gís­ti­ca y co­mu­ni­ca­cio­nes.

En es­ta edi­ción pre­sen­ta­mos un análisis so­bre es­tos te­mas y el mo­vi­mien­to eco­nó­mi­co de la fies­ta. Agra­de­ce­mos el apo­yo de Car­na­val S.A. y Fun­de­sa­rro­llo, en­ti­da­des que con­tri­bu­ye­ron a es­te tra­ba­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.