$90.000

Mas Negocios - - MUNDO EMPRESARIAL -

es el pre­cio pro­me­dio de una Sui­te Pre­si­den­cial en un mo­tel. ob­je­tos. Otros ne­ce­si­tan re­car­gar ener­gía pa­ra la fae­na, pa­ra lo cual la car­ta de asa­dos y ma­ris­cos es muy ape­te­ci­da”, ex­pre­sa el ad­mi­nis­tra­dor del lu­gar.

En los mo­te­les de al­ta ga­ma el ai­re acon­di­cio­na­do no es un lu­jo, es una obli­ga­ción pa­ra brin­dar ma­yor co­mo­di­dad en es­ta zo­na del país. Sui­tes con ya­cu­si, ba­ño in­de­pen­dien­te, mi­ni­bar y te­le­vi­sión pue­den dis­fru­tar los clien­tes con un pre­cio que os­ci­la en­tre $50.000 y $200.000, las dos ho­ras.

Pa­ra fe­chas y mo­men­tos es­pe­cia­les las Suits son una bue­na op­ción, pues tie­ne ha­bi­ta­cio­nes de­co­ra­das con pé­ta­los de ro­sas y ve­las aro­má­ti­cas, de­re­cho a bo­te­lla de vino o cham­pag­ne y fresas ba­ña­das en cho­co­la­te, por $145.000.

PRI­VA­CI­DAD Y SEN­TI­MIEN­TOS. A pe­sar de los mi­tos e his­to­rias que se han desa­rro­lla­do en torno a es­tos lu­ga­res de ‘ le­no­ci­nio’, pa­ra Rey­nal­do Ro­drí­guez el mo­tel es un es­pa­cio ín­ti­mo que com­par­te con su es­po­sa. “Po­de­mos gri­tar de emo­ción, dis­fru­tar sin pen­sar que al­guien abri­rá la puer­ta e in­te­rrum­pir el mo­men­to. No voy a pe­car, va­mos a dis­fru­tar del amor”, ex­pre­sa.

El sen­ti­mien­to de pri­va­ci­dad tam­bién es­tá es­ta­ble­ci­do en la nor­ma: se­gún el Plan de Or­de­na­mien­to Te­rri­to­rial (POT) 2012-2032, no po­drán fun­cio­nar aque­llos mo­te­les que es­tén a me­nos de 200 me­tros li­nea­les de cen­tros edu­ca­ti­vos, sa­lud, re­li­gio­sos o de cul­to. Y de­be­rán desa­rro­llar las ha­bi­ta­cio­nes en for­ma in­de­pen­dien­te con ca­ma, sis­te­ma de ais­la­mien­to acús­ti­co en­tre ha­bi­ta­cio­nes y con­tar con ba­ño pri­va­do.

Los te­mas de aseo tam­bién son im­por­tan­tes, pues uno de los mie­dos que tie­nen aque­llas per­so­nas que nun­ca han vi­si­ta­do un mo­tel con su pa­re­ja, es­tá re­la­cio­na­do con el aseo que pue­de te­ner la ca­ma don­de otras per­so­nas han es­ta­do.

Es­to se in­ten­si­fi­ca los fi­nes de se­ma­na, que son los días de ma­yor ocu­pa­ción y que, en pro­me­dio, pue­den aten­der al­re­de­dor de 100 pa­re­jas, de­pen­dien­do la ca­pa­ci­dad del mis­mo.

Pa­ra man­te­ner las zo­nas im­pe­ca­bles y dar­les tran­qui­li­dad a esos vi­si­tan­tes, y cum­plir con una exi­gen­cia de la ley, los mo­te­les cuen­tan con de­par­ta­men­tos de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.