La for­ta­le­za em­pre­sa­rial la ha­ce el tra­ba­jo en equi­po

Mas Negocios - - TEMA CENTRAL - RO­BER­TO LUIS HER­NÁN­DEZ @Ro­ber­to­luish

Los me­jo­res equi­pos de tra­ba­jo es­tán de­fi­ni­dos co­mo gru­pos hu­ma­nos que co­no­cen muy bien el ne­go­cio en que su com­pa­ñía par­ti­ci­pa y cuen­tan con un al­to sen­ti­do de per­te­ne­cía y cons­cien­cia por la em­pre­sa.

De acuer­do con Jo­sé Ma­nuel Ve­cino, ge­ren­te de re­cur­sos hu­ma­nos, “la im­por­tan­cia del tra­ba­jo en equi­po se fun­da­men­ta, en­ton­ces, en as­pec­tos clave que tie­nen que ver con los ro­les de los par­ti­ci­pan­tes, la co­mu­ni­ca­ción, el li­de­raz­go, la com­pen­sa­ción (don­de ca­da in­te­gran­te de­be per­ci­bir que re­ci­be el re­co­no­ci­mien­to que me­re­ce), y el com­pro­mi­so”.

En la cua­li­dad del sen­ti­do de per­te­nen­cia, los pro­fe­sio­na­les de las or­ga­ni­za­cio­nes tie­nen un al­to com­pro­mi­so que, quie­nes es­tán al fren­te de la aten­ción al ser­vi­cio al clien­te y la se­gu­ri­dad de los usua­rios, lo re­ci­ben y tras­mi­ten. Ade­más, sus com­pe­ten­cias pro­fe­sio­na­les y hu­ma­nas se unen pa­ra en­ten­der, an­ti­ci­par­se y res­pon­der a la de­man­da del en­torno y ne­ce­si­da­des de los clien­tes.

+NE­GO­CIOS (+ n) con­sul­tó a quie­nes es­tán de­trás de las em­pre­sas más gran­des de la Re­gión y una de las coin­ci­den­cias es que las con­di­cio­nes de esos gru­pos hu­ma­nos es que de­ben com­ple­men­tar­se, es­tar aco­pla­dos de tal for­ma que per­mi­ta que las ac­ti­vi­da­des o ta­reas flu­yan de ma­ne­ra rá­pi­da y efi­cien­te, siem­pre ali­nea­das a los ob­je­ti­vos de la em­pre­sa.

No so­lo los va­lo­res cor­po­ra­ti­vos de com­pro­mi­so, res­pon­sa­bi­li­dad y pro­fe­sio­na­lis­mo se­rán su­fi­cien­tes. Que los tra­ba­ja­do­res ten­gan con ni­ti­dez que la cul­tu­ra or­ga­ni­za­cio­nal ha­ce a sus in­te­gran­tes lí­de­res de em­pre­sas.

Ellos ten­drán co­mo mi­sión ex­pre­sar en unos pi­la­res de esa cul­tu­ra: dar lo me­jor pa­ra cre­cer jun­tos, atre­ver­se a ser di­fe­ren­tes, ági­les, con­fia­bles y dis­fru­tan­do su la­bor pa­ra be­ne­fi­cio de su vi­da la­bo­ral.

Se­gún lo ex­pre­sa­do, el tra­ba­jo en equi­po no es so­lo un gru­po de per­so­nas tra­ba­jan­do co­do a co­do; de he­cho, so­lo pue­de ser con­si­de­ra­do tra­ba­jo en equi­po si el gru­po hu­mano pue­de to­mar de­ci­sio­nes gru­pa­les. El ge­ren­te o di­rec­tor de­be evi­tar al con­for­mar los gru­pos de tra­ba­jo sen­tir que ellos mis­mos son quie­nes to­man las de­ci­sio­nes. De ser así no se­ría un equi­po efi­cien­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.