Una em­pre­sa se man­tie­ne si in­sis­te, per­sis­te y nun­ca de­sis­te

Mas Negocios - - INFORME COMERCIAL -

Os­wald Loewy Núñez es el lí­der de una em­pre­sa ba­rran­qui­lle­ra que ex­por­ta glo­bos a más de 92 paí­ses. Su fór­mu­la de éxi­to en los mer­ca­dos es la di­fe­ren­cia­ción sus pro­duc­tos.

Si una com­pa­ñía quie­re te­ner éxi­to en su vi­da em­pre­sa­rial de­be te­ner en cuen­ta que las me­tas no de­ben ser de cor­to pla­zo y te­ner cla­ro que se de­be in­sis­tir, per­sis­tir y nun­ca desis­tir.

Es la vi­sión de es­te ve­te­rano em­pre­sa­rio y pre­si­den­te de Sem­per­tex, quien es­tá al fren­te ha­ce va­rios años de es­ta com­pa­ñía ícono de Ba­rran­qui­lla, des­de su

He­mos apos­ta­do a una so­la co­sa: ser los me­jo­res del mun­do”.

plan­ta ubi­ca­da en la Vía 40. Sem­per­tex es una em­pre­sa que gra­cias a esa vi­sión y ob­je­ti­vo se man­tie­ne vi­gen­te en cin­co con­ti­nen­tes del mun­do, pro­duc­to de las ven­tas de glo­bos que ha­ce en su plan­ta. Esa vi­sión de glo­ba­li­za­ción le per­mi­te lle­gar a unos 92 paí­ses con sus di­fe­ren­tes pro­duc­tos, lo­gran­do lle­gar es­te año a otros tres pa­ra al­can­zar esa his­tó­ri­ca cifra.

Pa­ra Loewy Nu­ñez, su per­sis­ten­te de­ci­sión de in­no­var y em­pren­der, le sig­ni­fi­ca hoy ser la mar­ca nú­me­ro uno en Chi­na, a pe­sar de la du­ra com­pe­ten­cia con unas 300 fá­bri­cas que ha­cen glo­bos de ma­ne­ra si­mul­tá­nea.

Cree que pa­ra lle­gar y man­te­ner­se en un mer­ca­do tan com­pe­ti­do, la úni­ca fór­mu­la sal­va­do­ra es la di­fe­ren­cia­ción de los pro­duc­tos, en una jun­gla tan fe­roz co­mo es el mer­ca­do chino.

“No­so­tros le he­mos apos­ta­do a una so­la co­sa: ser los me­jo­res del mun­do. Cuan­do uno di­ce ser los me­jo­res del mun­do, no so­lo nos re­fe­ri­mos al pro­duc­to, sino to­do el pa­que­te que lo com­po­ne y en ese sen­ti­do he­mos lo­gra­do man­te­ner esa pro­me­sa de va­lor, ins­pi­ra­do en un ele­men­to fun­da­men­tal, que es pro­vo­car nues­tra pro­pia ob­so­les­cen­cia. En otras pa­la­bras so­mos unos sa­nos in­con­for­mes”, des­ta­ca el eje­cu­ti­vo.

Se­gún el em­pre­sa­rio ba­rran­qui­lle­ro, Sem­per­tex pro­du­ce glo­bos que cum­plen cier­tas es­pe­ci­fi­ca­cio­nes bas­tan­te al­tas, sin em­bar­go siem­pre se es­tá mi­ran­do có­mo se pue­de re­no­var. Hoy la or­ga­ni­za­ción cuen­ta con un ban­co de pro­yec­tos que se fue mol­dean­do du­ran­te tres años, a tra­vés del cual se ar­mó to­da una es­tra­te­gia pa­ra dar­le va­lor agre­ga­do al pro­duc­to.

“Un glo­bo no cues­ta mu­cho, es de po­co va­lor, hay que fa­bri­car de­ma­sia­dos, y esa can­ti­dad lle­va a un ni­vel muy al­to de ca­li­dad y eso nos per­mi­te dis­tin­guir­nos en es­te mer­ca­do. Es lo que hoy es­ta­mos ha­cien­do y nos per­mi­te sos­te­ner­nos”, sos­tie­ne Loewy Nu­ñez.

En el ca­so del mer­ca­do chino, la em­pre­sa re­gis­tró sus glo­bos co­mo mar­ca co­lom­bia­na, an­te la su­ge­ren­cia de su dis­tri­bui­dor, al ser con­tra­ban­dea­dos de un país ha­cia otro, des­de Co­rea del Sur, a pe­sar que son pro­du­ci­dos por la em­pre­sa ba­rran­qui­lle­ra. O sea que la cla­ve es la di­fe­ren­cia­ción de sus pro­duc­tos y em­pa­ques pa­ra te­ner éxi­to em­pre­sa­rial.

Os­wald Loewy, pre­si­den­te de Sem­per­tex

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.