Ifood en­tra al Ca­ri­be co­lom­biano gra­cias a Co­me Ya

Mas Negocios - - SUMARIO - por nil­son ro­mo m @nil­son­ro­mom

En un cuar­to des­ti­na­do pa­ra la­bo­res bo­res de mo­dis­te­ría y cos­tu­ra, Car­los Boc­kel­mann, hi­jo de la due­ña dee es­ta ca­sa en el nor­te de Ba­rran­qui­lla,a, y Luis Miguel Ba­lles­tas ini­cia­ron una idea de ne­go­cio con dos compu­tado­res­res y el ser­vi­cio de in­ter­net. Boc­kel­mann mann re­gre­só a Co­lom­bia lue­go de vi­vir en Es­pa­ña pa­ra cum­plir la pro­me­sa que hi­zo a Ba­lles­tas, su u com­pa­ñe­ro de es­tu­dio de In­ge­nie­ría nie­ría de Sis­te­mas en la Uni­ver­si­dad del Nor­te: “Me acom­pa­ña­rás en un n emprendimiento y ten­drás que re­nun­ciar a tu em­pleo”.

Seis años des­pués de aque­lla ges­ta­ción, na­ci­mien­to y desa­rro­llo de Co­me Ya, co­mo lla­ma­ron a su ini­cia­ti­va em­pre­sa­rial de ba­se tec­no­ló­gi­ca, se com­ple­tó un ci­clo al ser ab­sor­bi­da por ifood, , ju­ga­dor po­ten­te en el ne­go­cio de las apli­ca­cio­nes di­gi­ta­les de pe­di­dos de co­mi­da a do­mi­ci­lios en La­ti­noa­mé­ri­ca y con el res­pal­doo de JUST-EAT, com­pa­ñía glo­bal del sec­tor.

To­do co­men­zó en 2013, cuan­do do Boc­kel­mann y Ba­lles­tas apren­die­ron die­ron en su in­ser­ción al mun­do la­bo­ra­lal el di­se­ño de apli­ca­cio­nes pa­ra em­pre­sas pre­sas de ser­vi­cios pú­bli­cos. En Ludy­com­com S.A. cre­cie­ron y fue­ron coor­di­na­do­res­res del equi­po de desa­rro­llo de soft­wa­re. re.

La lla­ve pa­ra abrir la puer­ta y crea­ción de una com­pa­ñía de men­sa­je­ría en lí­nea es­ta­ba en sus ma­nos. Y la fa­se tem­pra­na de su emprendimiento es­ta­ba so­por­ta­da en ho­jas de cálcu­lo, en las cua­les ha­bía es­ti­ma­ti­vos, s, co­bro de co­mi­sio­nes pa­ra atraer er y vin­cu­lar res­tau­ran­tes. “Hi­ci­mos mos una pro­yec­ción muy op­ti­mis­ta, a, que plas­ma­mos en ese archivo y es­ti­ma­mos es­tar en pun­to de equi­li­brio equi­libr en seis me­ses, pe­ro no ocu­rrió de esa ma­ne­ra”, re­cuer­da Ba­lles­tas. Ba­llest Los so­cioss in­sis­tie­ron en su ob­je­ti­vo, sin ol­vi­da­rolv que te­nían que ge­ne­rar in­gre­sos in­gres mien­tras le­van­ta­ban la ba­se ded su pro­yec­to. Luis Miguel tra­ba­jó tra­baj me­dio tiem­po y ven­dió su ca­rro; mien­tras Car­los re­du­jo sus gas­tos vi­vien­do con sus pa­dres. “No hu­bo iin­ver­sión, sí sa­cri­fi­cio”, afir­ma Boc­kel­mann. Boc­kel En ococ­tu­bre de 2013 na­ció Co­me Ya co­mo la apli­ca­ción pa­ra res­tau­ran­tes en Barrba­rran­qui­lla que fue pues­ta a dis­po­si­ción dis­po­sic del pú­bli­co y ser­vi­cios con cua­tro ees­ta­ble­ci­mien­tos. Car­los Boc­kel­mann asu­mió la pla­nea­ción pla­nea­ci co­mer­cial y vi­si­ta­ba a due­ños dde es­ta­ble­ci­mien­to pa­ra mos­trar su app. Ju­lián J Se­rrano, so­cio y fun­da­dor de Sca­tos­ca­to­la di Pas­ta, re­cuer­da que Boc­kel­mann Boc­kelm lle­gó al res­tau­ran­te, ex­pli­có

la pro­pues­ta y pi­dió que con­fia­ran en la apli­ca­ción. “No­té que es­ta­ba con­ven­ci­do de su ini­cia­ti­va. Él sa­bía que el ne­go­cio de los do­mi­ci­lios ex­plo­ta­ría a fu­tu­ro. Es­ta lí­nea siem­pre nos ha ge­ne­ra­do aten­ción por el con­cep­to de nues­tro ser­vi­cio, que cre­ció con los do­mi­ci­lios, y que­ría­mos apun­tar a ello. Qué me­jor que con una app que es­ta­ba ini­cian­do. Lo ha­blé con mi so­cio, la re­vi­sa­mos y los apo­ya­mos”.

Ba­lles­tas pre­ci­sa que de cua­tro res­tau­ran­tes en 2014 pa­sa­ron un año des­pués a te­ner a Nar­co­bo­llo, Zah­le, Hot Res­tau­ran­te, Ce­vi­chi­tos, Wi­ki Wok, Sus­hi­ja­na, Su­ba­ras­hi, Subs, Te­rra­za de la Ca­sa, La Pa­nat­ta y Be­ni­to Juá­rez.

Des­de la pues­ta en ser­vi­cio, la apli­ca­ción fun­cio­nó con el in­gre­so de di­rec­ción, lis­ta­do de res­tau­ran­tes, in­gre­so de pro­duc­tos al ca­rri­to de com­pras, re­gis­tro con se­lec­ción de for­ma de pa­go y cálcu­lo de tarifa de en­tre­ga. “Con el tiem­po agre­ga­mos cua­dros de ad­mi­nis­tra­ción por par­te del es­ta­ble­ci­mien­to pa­ra que pu­die­ra ges­tio­nar los cam­bios en su me­nú y dis­po­ni­bi­li­dad sin ne­ce­si­dad de in­ter­ven­ción por par­te de no­so­tros”, ex­pli­ca Ba­lles­tas.

A fi­na­les de 2014, Co­me Ya se pre­sen­tó a las con­vo­ca­to­rias de Apps. co del Mi­nis­te­rio de las TIC pa­ra la fa­se de con­so­li­da­ción de cre­ci­mien­to y desa­rro­llo del pro­yec­to. Y en los ta­lle­res coin­ci­die­ron con Ap­pe­ti­tos, una apli­ca­ción de Bu­ca­ra­man­ga que ofre­cía el mis­mo ser­vi­cio.

Mien­tras Co­me Ya y Ap­pe­ti­tos pro­fun­di­za­ban sus mer­ca­dos con un en­fo­que re­gio­nal, apo­yo cer­cano a los si­tios de gas­tro­no­mía, es­cu­chan­do y ge­ne­ran­do es­tra­te­gia de cre­ci­mien­to jun­to a los em­pren­de­do­res, un gran­de pre­pa­ra­ba su en­tra­da a Co­lom­bia.

ifood, or­ga­ni­za­ción dis­rup­ti­va crea­da en 2014 y la más gran­de de Bra­sil, re­co­no­ce que se­guían a los em­pren­de­do­res y sus star­tup co­lom­bia­nos.

Luis Miguel Ba­lles­tas ase­gu­ra que en 2015 re­ci­bie­ron una lla­ma­da te­le­fó­ni­ca de ifood, que ya te­nía de­fi­ni­do có­mo era la mo­vi­da de los em­pren­di­mien­tos de pe­di­dos de co­mi­da a do­mi­ci­lio en el país. Los eje­cu­ti­vos de ifood los bus­ca­ron ini­cial­men­te por la red so­cial Lin­ke­din e in­ter­cam­bia­ron con­tac­tos por co­rreos elec­tró­ni­cos pa­ra des­pués in­vi­tar­los a Sao Pau­lo (Bra­sil), don­de re­vi­sa­ron la apli­ca­ción, co­no­cie­ron el his­to­rial de cre­ci­mien­to, com­par­tie­ron información de ope­ra­ción y co­no­cie­ron sus ob­je­ti­vos en Co­lom­bia.

Hu­bo em­pa­tía, por­que los bra­si­le­ños va­lo­ra­ron la pro­xi­mi­dad con los res­tau­ran­tes, el co­no­ci­mien­to de las pla­zas y del mer­ca­do lo­cal; ade­más la ca­pa­ci­dad pa­ra pro­mo­ver las com­pras en sus ciu­da­des y la sen­si­bi­li­dad pa­ra iden­ti­fi­car los me­jo­res es­ta­ble­ci­mien­tos en ca­da ca­te­go­ría, cuen­ta Boc­kel­mann.

Los bra­si­le­ños ofre­cie­ron ca­pa­ci­ta­ción, nue­va pla­ta­for­ma e inversión y, en enero de 2016, Co­me Ya y Ap­pe­ti­tos fue­ron ad­qui­ri­das por ifood en una ci­fra no re­ve­la­da por con­fi­den­cia­li­dad en­tre las par­tes. Pe­ro la ne­go­cia­ción acor­dó que Car­los Boc­kel­mann y Luis Miguel Ba­lles­tas se in­te­gra­rán a la or­ga­ni­za­ción y con car­gos re­gio­na­les al igual que los em­pren­de­do­res de Ap­pe­ti­tos.

En marzo de 2016 se hi­zo la mi­gra­ción de la pla­ta­for­ma ha­cia la nue­va in­fra­es­truc­tu­ra tec­no­ló­gi­ca, ad­mi­nis­tra­da por ifood Bra­sil. “Fue una tran­si­ción rá­pi­da en la que ga­na­mos agi­li­dad y es­ta­bi­li­dad en las fun­cio­na­li­da­des en­tre­ga­das a los usua­rios y res­tau­ran­tes”, agre­ga Ba­lles­tas.

Car­los Ros­so, ge­ren­te de Apss.co, des­ta­ca que el sec­tor de do­mi­ci­lios ha si­do uno de los em­pren­di­mien­tos que han acom­pa­ña­do en sus pro­ce­sos de cre­ci­mien­to. “Es un sec­tor pa­ra dar me­jo­res pro­duc­tos y ser­vi­cios. Co­me Ya y Ap­pe­ti­tos cre­cie­ron des­de su re­gión y lo­gra­ron en­trar al mer­ca­do. En es­tas áreas las em­pre­sas se van frag­men­tan­do y mues­tran que acom­pa­ñán­do­los en pro­ce­sos pa­re­ci­dos, lo­gran con­so­li­dar con pro­pues­ta de va­lor y com­ple­men­ta­ria. Y mul­ti­na­cio­na­les co­mo ifood di­je­ron que po­dían en­trar al mer­ca­do na­cio­nal con es­tas em­pre­sas. Es­ta­mos muy or­gu­llo­sos por­que son Apps.co”.

Pa­ra no per­der tráfico Co­me Ya apa­re­ce en in­ter­net y You­tu­be, pe­ro la mar­ca des­apa­re­ce­rá en su uso co­mer­cial”. Luis M. Ba­lles­tas Country Má­na­ger de ifood

fo­to­gra­fía: John Ro­ble­do

Luis Miguel Ba­lles­tas, em­pren­de­dor ba­rran­qui­lle­ro. b

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.