Las me­rien­das sa­lu­da­bles que se ‘sa­len del mol­de’

Mas Negocios - - SUMARIO - NIL­SON RO­MO MEN­DO­ZA @nil­son­ro­mom

Ju­lio Se­neor Con­sul­tor pa­ra mar­cas y fran­qui­cias “Snack Fit tie­ne un po­ten­cial al­to pa­ra con­ver­tir­se en una fran­qui­cia atrac­ti­va”.

En la fa­mi­lia de Jo­sé Gó­mez Cas­tro la ad­mi­nis­tra­ción de em­pre­sas es la pro­fe­sión pre­fe­ri­da. Es la que más pe­sa. Es­te jo­ven em­pren­de­dor ba­rran­qui­lle­ro cuen­ta que su ma­má, dos tíos y tres pri­mos son gra­dua­dos en es­ta área y “to­dos son em­plea­dos”. Pe­ro él rom­pió el mol­de es­tu­dian­do in­ge­nie­ría elec­tró­ni­ca y crean­do una empresa con una pro­pues­ta gas­tro­nó­mi­ca de ali­men­tos y me­rien­das sa­lu­da­bles: Snack Fit Me. La mar­ca es­tá en su cuar­to año en el mer­ca­do y tra­ba­ja de la mano de su so­cia Silny Me­za.

La or­ga­ni­za­ción ha su­pe­ra­do una pri­me­ra eta­pa de su­per­vi­ven­cia pa­ra ini­ciar una fa­se de ex­pan­sión na­cio­nal co­men­zan­do con un lo­cal en Bogotá y la se­gun­da tien­da en Barranquilla. “De­ci­di­mos abrir en enero un cen­tro de aco­pio pro­pio en Bogotá, co­mo el de nues­tra ciu­dad, don­de co­men­za­mos. Allá ven­de­mos a do­mi­ci­lio y a tra­vés de co­mer­cia­li­za­do­res y dis­tri­bui­do­res de mer­ca­dos sa­lu­da­bles”, ex­pli­ca la in­ge­nie­ra in­dus­trial Silny Me­za.

Sien­do un ni­ño y vien­do el cua­dro fa­mi­liar, Jo­sé Gó­mez vi­sua­li­zó el re­to de “ser su pro­pio je­fe”. Evo­ca que siem­pre tu­vo desafíos co­mo el de con­se­guir sus pro­pios in­gre­sos, que ob­tu­vo en vi­si­tas a los tíos en sus pues­tos de tra­ba­jo ofre­cien­do pul­se­ras, ga­lle­tas o cual­quier ti­po de co­mes­ti­bles.

En su ado­les­cen­cia, Jo­sé Gó­mez so­ñó con ser mú­si­co y lo­gró ser el ba­te­ris­ta de una agru­pa­ción con la que com­bi­na­ba sus pre­sen­ta­cio­nes y la exi­gen­cia del pre­gra­do de in­ge­nie­ría elec­tró­ni­ca. “No sa­bía en lo que me ha­bía

“Asis­ti­mos a una fe­ria en EEUU don­de apren­di­mos que lo sa­lu­da­ble no es so­lo lo que es ce­ro azú­car, es lo na­tu­ral”. Jo­sé Gó­mez Crea­dor de Snack Fit Me

me­ti­do es­tu­dian­do elec­tró­ni­ca, pe­ro apren­dí a ha­cer las co­sas bien, a crear, a pre­sen­tar pro­pues­tas no­ve­do­sas. An­tes de gra­duar­me sa­bía que no iba a ser em­plea­do, que que­ría te­ner mi empresa. Y lo­gré ha­cer las prác­ti­cas em­pre­sa­ria­les en em­pren­di­mien­to, en la división de in­ge­nie­ría de la Uni­ver­si­dad del Nor­te”, re­cuer­da.

Su in­te­rés por la tec­no­lo­gía e in­ven­tar lo lle­vó en com­pa­ñía de su co­le­ga Al­fon­so Qui­jano a desa­rro­llar una ini­cia­ti­va pa­ra el sec­tor de lo­gís­ti­ca lla­ma­do Ani­mus In­ge­nie­ría, que en 2015 fue pre­mia­do por su uni­ver­si­dad, ade­más ga­nó el con­cur­so ‘Más Ideas’ de la re­vis­ta +ne­go­cios (+n), el Se­na y la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Barranquilla.

El pro­to­ti­po no lo­gró en­trar al mer­ca­do lo­cal, aun­que sí lo hi­zo en Es­ta­dos Uni­dos, ga­nan­do un con­cur­so in­ter­na­cio­nal de la mano de los do­cen­tes de su ins­ti­tu­ción su­pe­rior. Y con los USD15 mil que re­ci­bió lo­gró desa­rro­llar­lo pa­ra co­mer­cia­li­zar­lo con una empresa de ese país. “Al em­pren­der apren­dí a gestionar di­ne­ro an­te un

in­ver­sio­nis­ta, có­mo de­bes ha­cer­lo, qué es lo que se de­be de­cir, có­mo es­cu­char, có­mo se ma­ne­ja una empresa”, des­ta­ca Gó­mez Cas­tro.

Silny Me­za apa­re­ció en el ca­mino de Jo­sé Gó­mez pa­ra ayu­dar a sen­tar las pri­me­ras ba­ses de Snack Fit Me y en un mo­men­to en que la ru­ti­na de su so­cio lo lle­vó a pe­sar 130 ki­los. “La ola fit­ness, con los in­fluen­cia­do­res de re­des so­cia­les, yo mos­tran­do las ven­ta­jas de ha­cer ejer­ci­cio mo­ti­vó a Jo­sé pa­ra cam­biar el es­ti­lo de vi­da”, re­cuer­da Me­za.

El desafío se ac­ti­vó con la cu­rio­si­dad de Jo­sé Gó­mez por pre­pa­rar ali­men­tos e iden­ti­fi­car que el mer­ca­do no ofre­cía me­rien­das sa­lu­da­bles. Re­to­mó lo que hi­zo en su ni­ñez y co­men­za­ron pre­pa­ran­do ga­lle­tas de gra­no­la que tu­vie­ron acep­ta­ción en­tre sus ami­gos. Una idea ini­cial pa­ra so­lo ge­ne­rar in­gre­sos. “Nos di­mos cuen­ta des­pués de que ha­bía una opor­tu­ni­dad, de que la gen­te sí es­ta­ba in­tere­sa­da en pro­duc­tos nue­vos, de­li­cio­sos y atrac­ti­vos. Des­pués de abrir cuen­tas en re­des so­cia­les pa­ra mos­trar­los hi­ci­mos otras prue­bas. A Jo­sé se le dio por pre­pa­rar un yo­gur y mez­clar­lo con gra­no­la y re­sul­tó el ‘par­fait’, que fue el boom con la de­gus­ta­ción y mues­tras”, des­ta­ca Silny.

Aquel des­pe­gue fue con una in­ver­sión de $30.000, y las pre­pa­ra­cio­nes se hi­cie­ron en la co­ci­na del apar­ta­men­to de la ma­má de Jo­sé, en el nor­te de Barranquilla. La co­ci­na se que­dó pe­que­ña an­te una de­man­da cre­cien­te, que en pro­me­dio so­li­ci­ta­ba 100 ‘par­fait’ dia­rios en ho­ras de la tar­de, y ne­ce­si­ta­ba cum­plir en tiem­pos de en­tre­ga.

En 2016, en un mo­men­to en que aún las apps pa­ra pe­di­dos a do­mi­ci­lios no ha­bían en­tra­do con fuer­za en la ciu­dad, Snack Fit Me in­no­vó des­de sus re­cur­sos y adap­tó su lo­gís­ti­ca ba­sa­da en ma­pas de ca­lor crea­dos des­de don­de se pe­dían sus pro­duc­tos y con el uso de GPS hi­cie­ron se­gui­mien­to a las ven­tas a do­mi­ci­lios. “Pa­ra in­ver­tir lo po­co que se tie­ne se de­be ha­cer de for­ma in­te­li­gen­te. Mu­chas ve­ces se ha­ce por co­mo­di­dad y no en al­go que ge­ne­re in­gre­sos”, afir­ma Gó­mez Cas­tro.

La fi­de­li­za­ción de su pú­bli­co pi­dió com­bi­na­cio­nes y un me­jor en­va­se. Fue el mo­men­to en que los cos­tos, el aná­li­sis del pre­cio y la pre­sen­ta­ción de­ter­mi­na­ron ofre­cer el ‘par­fait’ en em­pa­que de vi­drio re­tor­na­ble. Ade­más, la au­to­exi­gen­cia de pre­pa­rar un buen yo­gur lle­vó a Gó­mez y Me­za a via­jar a Gre­cia y co­no­cer có­mo se pre­pa­ra ese pro­duc­to lác­teo. Sin sa­ber grie­go, con el tra­duc­tor del te­lé­fono ce­lu­lar vi­si­ta­ron cam­pe­si­nos, apren­die­ron de ellos y adop­ta­ron al­gu­nos de sus secretos que apli­can al pro­ce­so en la plan­ta en Barranquilla, que abrie­ron ha­ce dos años.

El 2016 ven­die­ron más de cua­tro ve­ces lo pro­du­ci­do en 2015, y en 2017 abrie­ron el pri­mer lo­cal que ofrece y con­so­li­da su apues­ta por ofre­cer pre­pa­ra­cio­nes, con pro­duc­tos im­por­ta­dos y na­cio­na­les, al pú­bli­co que bus­ca ali­men­tos or­gá­ni­cos. Ba­ti­dos en agua, yo­gur y le­che de al­men­dras, sánd­wich, tor­tas y ga­lle­tas son co­mer­cia­li­za­dos en el pun­to y la Re­gión Ca­ri­be.

Es­te año tie­nen a pun­to la es­truc­tu­ra­ción del mo­de­lo de fran­qui­cias con Pro­país. “He­mos pro­yec­ta­do ven­der dos fran­qui­cias es­te año, y en 2022 te­ner 11 fran­qui­cia­dos y ca­da uno ge­ne­ra­ría por lo­cal 4 em­pleos di­rec­tos”, afir­ma Silny Me­za. Y Jo­sé Gó­mez tie­ne otro sue­ño con Snack Fit Me: “Au­to­ma­ti­zar to­do el pro­ce­so de la plan­ta”.

Jo­sé Gó­mez y Silny Me­za, so­cios de Snack Fit Me en el pun­to de ven­ta en Barranquilla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.