Di­ver­si­fi­ca­ción y trans­for­ma­ción agroin­dus­trial

Mas Negocios - - SUMARIO -

En tiem­pos de elec­cio­nes...

GP Aun­que aún nos que­da pe­tró­leo y car­bón pa­ra unos años más, el país se tie­ne que pre­pa­rar pa­ra ha­cer una tran­si­ción ha­cia una nue­va eco­no­mía fo­ca­li­za­da en agroindustria, me­tal­me­cá­ni­ca, ser­vi­cios in­te­li­gen­tes y tu­ris­mo. Has­ta aho­ra, el país se con­cen­tró en atraer in­ver­sión pa­ra ex­plo­ra­ción y ex­plo­ta­ción pe­tro­le­ra, nues­tro es­fuer­zo se di­ri­gi­rá a atraer la in­dus­tria ma­nu­fac­tu­re­ra, ser­vi­cios y tu­ris­mo, en to­dos los ca­sos con trans­fe­ren­cia tec­no­ló­gi­ca y apren­di­za­je de nue­vas tec­no­lo­gías en pro­ce­sos, pro­ce­di­mien­tos, sos­te­ni­bi­li­dad am­bien­tal y ener­gías re­no­va­bles.

El me­jor es­tí­mu­lo que se pue­de dar es el de ge­ne­rar re­glas de jue­go igua­les, es­ta­bi­li­dad ju­rí­di­ca y con­tro­les efec­ti­vos a la co­rrup­ción. Pa­ra ello pro­po­ne­mos eli­mi­nar las dis­tor­sio­nes tri­bu­ta­rias de­ja­das por tra­ta­mien­tos es­pe­cia­les in­di­vi­dua­les que re­du­cen la competencia y ge­ne­ran des­equi­li­brio en los mer­ca­dos. Nues­tra ex­pec­ta­ti­va es la de pro­mo­ver la ar­ti­cu­la­ción en­tre em­pre­sas na­cio­na­les y ex­tran­je­ras, que com­pi­tan en igual­dad de opor­tu­ni­da­des. Pa­ra ello las tasas no­mi­nal y efec­ti­va del im­pues­to de ren­ta cor­po­ra­ti­va de­ben ser igua­les.

Ciu­da­des del Ca­ri­be...

GP En al­gu­nas ciu­da­des del Ca­ri­be la ta­sa de de­sem­pleo es de un dígito, pe­ro tie­nen dos pro­ble­mas, ba­ja par­ti­ci­pa­ción y ex­clu­sión fe­me­ni­na y al­ta in­for­ma­li­dad en los ocu­pa­dos. Am­bos pro­ble­mas se ori­gi­nan en la ex­ce­si­va de­pen­den­cia de ser­vi­cios tra­di­cio­na­les de ba­ja pro­duc­ti­vi­dad, co­mer­cio y ser­vi­cios per­so­na­les, y el li­mi­ta­do desarrollo in­dus­trial, a pe­sar de que Barranquilla y Cartagena son ex­cep­cio­nes por sus par­ques in­dus­tria­les. Pa­ra in­cre­men­tar el em­pleo for­mal y la ma­yor par­ti­ci­pa­ción fe­me­ni­na nues­tro pro­pó­si­to es re­cu­pe­rar la vo­ca­ción agrí­co­la de las am­plias sa­ba­nas del Ca­ri­be y apo­yar las eco­no­mías pro­pias de las co­mu­ni­da­des cam­pe­si­nas y los pue­blos afro e in­dí­ge­nas, acom­pa­ña­das de pro­ce­sos de trans­for­ma­ción agroin­dus­trial co­mu­ni­ta­ria y ge­ne­ra­ción de ma­yor va­lor agre­ga­do con des­tino a los mer­ca­dos in­terno y ex­terno. Las ciu­da­des de la Cos­ta Ca­ri­be, con vo­ca­ción por­tua­ria, de­ben trans­for­mar­se en cen­tros in­dus­tria­les di­ver­sos, en los que se ge­ne­re una nue­va ofer­ta ex­por­ta­ble con bie­nes de ma­yor con­te­ni­do tec­no­ló­gi­co agroin­dus­trial y me­tal­me­cá­ni­co. La es­ta­bi­li­dad económica y el em­pleo for­mal se cons­tru­yen con una eco­no­mía di­ver­si­fi­ca­da, tu­ris­mo sos­te­ni­ble y res­pon­sa­ble y nue­vas tec­no­lo­gías.

Ca­pi­ta­les co­mo Rioha­cha...

GP La po­bre­za y la de­sigual­dad son con­se­cuen­cia de una tri­bu­ta­ción inequi­ta­ti­va, de la ca­li­dad del em­pleo y de de­fi­cien­cias en el ac­ce­so a de­re­chos esen­cia­les co­mo la pro­tec­ción de la in­fan­cia y la educación. La Co­lom­bia Hu­ma­na se pro­po­ne re­cu­pe­rar el es­pí­ri­tu del tra­ba­jo y el es­fuer­zo per­so­nal co­mo la fuen­te de la ri­que­za, crean­do con­di­cio­nes y com­pe­ten­cias pa­ra que ello sea po­si­ble con tres pi­la­res: ma­yor y me­jor educación, em­pe­zan­do con la pro­tec­ción a ni­ños y ni­ñas des­de el vien­tre ma­terno; ac­ce­so al cré­di­to pa­ra las ac­ti­vi­da­des pro­duc­ti­vas y fa­ci­li­da­des de comercialización. Hay que ge­ne­rar con­di­cio­nes pa­ra que las per­so­nas apren­dan un ofi­cio, se pro­fe­sio­na­li­cen, sean em­pren­de­do­ras, ac­ce­dan a la tec­no­lo­gía con re­cur­sos de cré­di­to y ven­der lo que pro­du­cen sin in­ter­me­dia­rios. Se ase­gu­ra­rá un in­gre­so mí­ni­mo –bono pen­sio­nal– pa­ra los adul­tos ma­yo­res que no lo­gra­ron una pen­sión o no tie­nen nin­gún ti­po de re­cur­sos.

Pa­ra que la eco­no­mía...

GP Los prin­ci­pa­les re­tos en ma­te­ria edu­ca­ti­va pa­ra la Re­gión Ca­ri­be y pa­ra to­do el país se­rá la aten­ción in­te­gral a la pri­me­ra in­fan­cia, de 0 a 6 años, y la am­plia­ción de la co­ber­tu­ra de la educación su­pe­rior pú­bli­ca

Nues­tro pro­pó­si­to es re­cu­pe­rar la vo­ca­ción agrí­co­la de las am­plias sa­ba­nas del Ca­ri­be” .

Gus­ta­vo Pe­tro As­pi­ran­te a la Pre­si­den­cia

gra­tui­ta, uni­ver­si­ta­ria y tec­no­ló­gi­ca. Se in­cre­men­ta­rá la in­ver­sión pa­ra el desarrollo en la pri­me­ra in­fan­cia con aten­ción en ám­bi­to fa­mi­liar, ho­ga­res co­mu­ni­ta­rios for­ta­le­ci­dos, jar­di­nes in­fan­ti­les y tres gra­dos de prees­co­lar en co­le­gios ofi­cia­les. Se rea­li­za­rá una re­vi­sión re­gio­na­li­za­da a los pla­nes de ac­ción con el fin de es­truc­tu­rar los pla­nes de­par­ta­men­ta­les pa­ra equi­pa­rar de­sigual­da­des y prio­ri­zar la aten­ción a las po­bla­cio­nes con ma­yo­res con­di­cio­nes de ex­clu­sión. Es­te plan se­rá la guía pa­ra de­fi­nir la dis­tri­bu­ción de re­cur­sos. Pa­ra la po­bla­ción en edad es­co­lar pri­ma­ria y se­cun­da­ria bá­si­ca se pro­mo­ve­rá la jor­na­da de 8 ho­ras en dis­tin­tas mo­da­li­da­des, con más do­cen­tes y ma­yo­res re­cur­sos di­dác­ti­cos y tec­no­ló­gi­cos, con én­fa­sis en ar­tes y cul­tu­ra, de­por­te, des­tre­zas en ló­gi­ca ma­te­má­ti­ca, se­gun­da len­gua y con­tac­to tem­prano con la cien­cia.

Se am­plia­rá la ofer­ta de educación su­pe­rior, con crea­ción de nue­vas uni­ver­si­da­des re­gio­na­les o sedes de las mis­mas y am­plia­ción de la ma­trí­cu­la en las exis­ten­tes, en el mar­co de su au­to­no­mía. Se for­ta­le­ce­rá la for­ma­ción ti­tu­la­da del Se­na y se am­plia­rá y me­jo­ra­rá la ar­ti­cu­la­ción de la educación me­dia con la educación su­pe­rior. Las ca­rre­ras pro­fe­sio­na­les se­rán mo­du­la­res, pa­ra pa­sar fá­cil­men­te del sis­te­ma tec­no­ló­gi­co al uni­ver­si­ta­rio y pa­ra que el pri­mer año de ca­rre­ra se pue­da ha­cer des­de el co­le­gio y al­gu­nos otros se­mes­tres sin sa­lir del te­rri­to­rio. Ha­brá un pro­gra­ma de for­ma­ción de maes­tros y maes­tras en pro­gra­mas uni­ver­si­ta­rios de pre­gra­do y pos­gra­do, y de desarrollo con­ti­nuo de sus ca­pa­ci­da­des rin­dien­do cuen­tas so­bre los re­sul­ta­dos de for­ma­ción in­te­gral de sus es­tu­dian­tes.

Se­gún la ini­cia­ti­va Ca­sa Grande...

GP El pre­su­pues­to na­cio­nal de educación apro­ba­do pa­ra el 2018 es de $37,5 bi­llo­nes, que equi­va­le a 4,2% del PIB. Pa­ra con­ver­tir al país en una so­cie­dad del sa­ber es ne­ce­sa­rio lle­var pro­gre­si­va­men­te el pre­su­pues­to de educación has­ta 7 pun­tos del PIB, es de­cir $63 bi­llo­nes, a pre­cios de hoy. Pa­ra ello se re­di­rec­cio­na­rán re­cur­sos del pre­su­pues­to, se con­tro­la­rá la eva­sión y la elu­sión, y se pro­pon­drá una reforma tri­bu­ta­ria que gra­ve el gran ca­pi­tal. La ini­cia­ti­va Ca­sa Grande Ca­ri­be pro­yec­ta un in­cre­men­to de $12 bi­llo­nes en 12 años, a un pro­me­dio de bi­llón por año, ex­clu­si­va­men­te pa­ra la Re­gión. Pro­ba­ble­men­te pue­da es­tar sub­di­men­sio­na­do, si se tra­ta de rom­per las ba­rre­ras ac­tua­les de la educación y pro­mo­ver­la in­te­gral­men­te des­de la pri­me­ra in­fan­cia.

La FAO ha in­sis­ti­do...

GP Las gran­des sa­ba­nas fér­ti­les de la Cos­ta Ca­ri­be de­di­ca­das a la ga­na­de­ría ex­ten­si­va re­quie­ren trans­for­mar­se y re­cu­pe­rar la vo­ca­ción agrí­co­la, pa­ra lo cual de­be­mos pro­mo­ver su di­ver­si­fi­ca­ción y trans­for­ma­ción agroin­dus­trial en cul­ti­vos que ga­ran­ti­cen la seguridad ali­men­ta­ria y nue­va ca­nas­ta ex­por­ta­do­ra, con ma­yor va­lor agre­ga­do. Esa trans­for­ma­ción ha­cia la agri­cul­tu­ra re­quie­re de acuer­do de vo­lun­ta­des, del me­jo­ra­mien­to del ca­tas­tro mul­ti­pro­pó­si­to y la ele­va­ción de las ta­ri­fas del im­pues­to pre­dial pa­ra las tie­rras im­pro­duc­ti­vas, mien­tras se es­ti­mu­lan aque­llas que pro­duz­can ali­men­tos pa­ra el con­su­mo in­terno y pa­ra la ex­por­ta­ción. Pa­ra ello se reorien­ta­rá la asis­ten­cia téc­ni­ca ha­cia la ex­ten­sión agro­pe­cua­ria, con ac­cio­nes de ge­ne­ra­ción y trans­fe­ren­cia de tec­no­lo­gía pa­ra los cam­pe­si­nos que más lo ne­ce­si­tan, la pro­mo­ción de uni­da­des de sa­lud agro­pe­cua­ria en la Re­gión, la pro­tec­ción de se­mi­llas, uni­da­des de equi­pa­mien­to pa­ra la agri­cul­tu­ra, cría y pes­ca. Se me­jo­ra­rá el ac­ce­so a cré­di­to de los pe­que­ños agri­cul­to­res y se re­du­ci­rán los cos­tos de fi­nan­cia­ción. Se pro­mo­ve­rán mer­ca­dos cam­pe­si­nos en las ciu­da­des y se es­ta­ble­ce­rá un plan per­ma­nen­te de com­pras pú­bli­cas de pro­duc­tos cam­pe­si­nos, or­ga­ni­za­dos re­gio­nal­men­te. Se da­rá es­pe­cial én­fa­sis al re­co­no­ci­mien­to de los de­re­chos de la mu­jer cam­pe­si­na.

El Con­se­jo Pri­va­do...

GP Di­cho ín­di­ce in­clu­ye fac­to­res di­ver­sos, en­tre los cua­les los de ma­yor de­fi­cien­cia se re­la­cio­nan con la fal­ta de trans­pa­ren­cia en las transac­cio­nes, co­rrup­ción, in­efi­cien­cia, mer­ca­do re­du­ci­do, li­mi­ta­cio­nes en educación e in­sos­te­ni­bi­li­dad am­bien­tal. Me­jo­rar la com­pe­ti­ti­vi­dad re­gio­nal sig­ni­fi­ca di­ver­si­fi­car su eco­no­mía, am­pliar su mer­ca­do y ha­cer­lo más trans­pa­ren­te, por lo tan­to, ade­más de im­pul­sar nue­vos sec­to­res eco­nó­mi­cos se re­quie­re una trans­for­ma­ción de las costumbres políticas y ad­mi­nis­tra­ti­vas pa­ra una me­jor ges­tión y ob­ten­ción de re­sul­ta­dos, so­bre to­do pa­ra me­jo­rar las con­di­cio­nes de vi­da y la ca­li­dad de la po­bla­ción, que los em­po­de­re y los vuel­va más pro­duc­ti­vos.

Gus­ta­vo Pe­tro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.