Da­nie­la Zam­brano, in­fluen­cia­do­ra de be­lle­za

Mas Negocios - - SUMARIO - da­nie­la PASTORI R.

El mer­ca­do de la be­lle­za des­per­tó un nue­vo ne­go­cio en el Ca­ri­be co­lom­biano, y un gru­po de ex­per­tos en es­ta área se ha he­cho no­tar en­tre la po­bla­ción, im­po­nien­do sus fi­gu­ras co­mo es­pe­cia­lis­tas en el sec­tor, de una for­ma em­pí­ri­ca o pro­fe­sio­nal, a tra­vés de las re­des so­cia­les an­te las mar­cas, los ma­qui­lla­do­res, los pe­lu­que­ros y la po­bla­ción en ge­ne­ral. Ex­per­tos con­sul­ta­dos por

+n ase­gu­ra­ron que el in­ter­net y los so­cial me­dia han ac­ti­va­do la eco­no­mía del sec­tor y el in­te­rés de los con­su­mi­do­res, tan­to de mu­je­res co­mo de hom­bres.

De ca­ra a las em­pre­sas, di­fe­ren­tes com­pa­ñías han em­plea­do en sus es­tra­te­gias de mer­ca­deo las alian­zas con los in­fluen­cia­do­res de be­lle­za ba­rran­qui­lle­ros, una de es­tas es la mar­ca de ma­qui­lla­je es­ta­dou­ni­den­se Be­ne­fit Cos­me­tics. Se­gún Ma­nue­la Mar­tí­nez Uri­be,

mar­ke­ting y PR ma­na­ger de Be­ne­fit, el mun­do di­gi­tal per­mi­te a las com­pa­ñías en­ten­der al clien­te y dar­le lo que ne­ce­si­ta de una for­ma rá­pi­da y efec­ti­va.

“El clien­te mo­derno es­tá bus­can­do un diá­lo­go más or­gá­ni­co y una opi­nión real, por eso en­tran al jue­go los in­fluen­cia­do­res que son quie­nes mues­tran una fi­gu­ra hu­ma­na y no una fi­gu­ra co­mer­cial co­mo lo es la mar­ca”, ex­pli­có Mar­tí­nez.

La eje­cu­ti­va aña­dió que es­te mé­to­do de mer­ca­deo es al­ta­men­te efec­ti­vo por­que ge­ne­ra la co­ne­xión que bus­ca el clien­te.

“Hay mu­chas ma­ne­ras de me­dir la efec­ti­vi­dad de un ne­go­cio, pe­ro en nues­tro ca­so nos en­fo­ca­mos en to­das las ve­ces que lo­gra­mos so­lu­cio­nar los di­le­mas co­ti­dia­nos de be­lle­za de las mu­je­res reales que son nues­tras clien­tas”, di­jo.

Agre­gó que, ade­más, una cam­pa­ña en alian­za es pro­duc­ti­va cuan­do clien­tes se acer­can a los pun­tos de ven­ta de Be­ne­fit pre­gun­tan­do por los pro­duc­tos que uti­li­za una in­fluen­cia­do­ra en es­pe­cí­fi­co.

Aho­ra bien, de ca­ra a los pro­pios

“Los in­fluen­cers

reac­ti­van las mar­cas y, a su vez, be­ne­fi­cian al sec­tor”. “Nues­tra pe­ne­tra­ción en el mer­ca­do de la ca­pi­tal del Atlántico ha si­do po­si­ti­va. Las ven­tas au­men­tan mes a mes”.

El au­to­ma­qui­lla­je ha abier­to otro mer­ca­do.” Jor­ge Bra­vo Es­ti­lis­ta pro­fe­sio­nal

in­fluen­cia­do­res de be­lle­za, la you­tu­ber cos­te­ña Da­nie­lla Zam­brano, pro­pie­ta­ria de la cuen­ta @Tes­ta­ro­sa_, ex­pli­có que ha rea­li­za­do cam­pa­ñas con al­gu­nas em­pre­sas de ma­qui­lla­je o cos­mé­ti­cos co­mo Do­ve, fir­ma con la cual lle­vó a ca­bo un con­tra­to por un año.

“Al prin­ci­pio de la ca­rre­ra de un in­fluen­cia­dor hay mar­cas que pi­den las es­ta­dís­ti­cas de la cuen­ta, pe­ro nor­mal­men­te las pi­den al fi­nal de la cam­pa­ña, si posteas­te fo­tos, vi­deos o his­to­rias es por­que esas son sus métricas pa­ra me­dir el im­pac­to de la alian­za”, ex­pli­có la you­tu­ber.

No obs­tan­te, se­gún la ex­per­ta en ma­qui­lla­je, la prác­ti­ca de in­ver­tir en cuen­tas con in­fluen­cia es una ac­ti­vi­dad que las com­pa­ñías en Co­lom­bia no han desa­rro­lla­do en su to­ta­li­dad, pues se man­tie­nen es­cép­ti­cos por la efec­ti­vi­dad de la cam­pa­ña, más que con una ce­le­bri­dad.

Se­gún el es­ti­lis­ta y pro­fe­sio­nal en ma­qui­lla­je Wal­ter Mo­lano, ac­tual­men­te en la ciu­dad ha au­men­ta­do el in­te­rés por el te­ma y las re­des so­cia­les han con­tri­bui­do al be­ne­fi­cio del sec­tor, no so­la­men­te des­de el pun­to de vis­ta prác­ti­co sino tam­bién de ca­ra a las em­pre­sas.

“In­ter­net ha po­ten­cia­li­za­do mu­cho los ta­len­tos en es­te ar­te y ha im­pac­ta­do y be­ne­fi­cia­do a la in­dus­tria, pues las per­so­nas aho­ra le pres­tan mu­cha más aten­ción al ma­qui­lla­je, so­bre to­do al so­cial y dia­rio, y es­to pa­ra la eco­no­mía es bue­ní­si­mo, por­que se reac­ti­va un seg­men­to que es­ta­ba bas­tan­te quie­to, aun­que no ol­vi­da­do, por­que la mu­jer nun­ca ha de­ja­do de ser va­ni­do­sa, pe­ro sí se ha acre­cen­ta­do bas­tan­te”, ex­pli­có el pro­fe­sio­nal.

Con 25 años de tra­yec­to­ria, Mo­lano des­ta­có que la com­pe­ten­cia den­tro de la in­dus­tria ha cre­ci­do, por lo que des­ti­na par­te de su tiem­po a la in­no­va­ción de su mar­ca per­so­nal en sus re­des so­cia­les. En Ins­ta­gram (@Wal­ter­mo­lano) cuen­ta con más de 11.000 se­gui­do­res.

“Los nue­vos ju­ga­do­res son muy fuer­tes. Hay mu­cha gen­te sú­per jo­ven con eda­des en­tre los 10 y 12 años, y a los cua­les les he dic­ta­do cur­sos so­bre el te­ma. Al ca­bo de tres a cin­co años ya ha­brán desa­rro­lla­do mu­cho más su ta­len­to con el ma­qui­lla­je”.

Por su par­te, el tam­bién es­ti­lis­ta Jor­ge Bra­vo, (@jor­ge­bra­vo­sa­loo­n_ hai­r_­ma­keup), coin­ci­dió con Mo­lano y ase­gu­ró que las ca­sas de los pro­duc­tos de ma­qui­lla­je en­tran al mer­ca­do ba­rran­qui­lle­ro ca­da vez con más fuer­za, pues “an­tes so­lo exis­tían dos o tres mar­cas que im­po­nían las mo­das, hoy ve­mos mu­chí­si­ma va­rie­dad y no­ta­mos có­mo ha evo­lu­cio­na­do. Las em­pre­sas han in­fluen­cia­do y han ge­ne­ra­do in­te­rés en el mun­do en el cual nos desen­vol­ve­mos y eso nos ha con­ve­ni­do, in­clu­so hay mar­cas que es­tán in­cur­sio­nan­do en el ma­qui­lla­je pa­ra hom­bres”, anotó.

Las re­des so­cia­les se han con­ver­ti­do en una he­rra­mien­ta bá­si­ca pa­ra po­si­cio­nar mar­cas, y Bra­vo ase­gu­ró que des­ti­na re­cur­sos a es­ta ac­ti­vi­dad co­mo par­te de su ne­go­cio co­mo es­ti­lis­ta pro­fe­sio­nal: “Ten­go a pro­fe­sio­na­les que me ase­so­ran y me apo­yan en lo que de­be­mos pu­bli­car. Es­to es una in­ver­sión adi­cio­nal a las em­pre­sas que te­ne­mos, pe­ro pre­ci­sa­men­te no es so­la­men­te pa­ra ga­nar se­gui­do­res sino pa­ra dar­se vis­to­si­dad, pa­ra atraer ma­yor clien­te­la”, pun­tua­li­zó.

Ma­nue­la Mar­tí­nez mar­ke­ting y PR má­na­ger de Be­ne­fit cos­me­tics Wal­ter Mo­lano Es­ti­lis­ta pro­fe­sio­nal

Da­nie­lla Zam­brano

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.