Ener­gía y tec­no­lo­gía, los ne­go­cios en el sec­tor aví­co­la

Mas Negocios - - SUMARIO - POR nil­son RO­MO MEN­DO­ZA @nil­son­ro­mom

Las gran­des em­pre­sas de la avi­cul­tu­ra co­lom­bia­na tie­nen sus ojos en la Re­gión Ca­ri­be. Fe­na­vi des­ta­ca que, en la bús­que­da de apun­tar a un nue­vo or­den del te­rri­to­rio pa­ra la agri­cul­tu­ra y ga­ran­ti­zar la sus­ten­ta­bi­li­dad ali­men­ta­ria del país, el Ca­ri­be co­lom­biano es atrac­ti­vo pa­ra los ne­go­cios. “La Cos­ta, con la ven­ta­ja de los puer­tos y los cos­tos de mo­ver la ma­te­ria pri­ma im­por­ta­da, es me­jor pa­ra in­ver­tir. Es­ta­mos lle­van­do em­pre­sa­rios allá y ata­do a lo que el pre­si­den­te Iván Du­que plan­tea en crear re­gio­nes don­de no ha­ya desa­rro­llo de avi­cul­tu­ra, se su­ma ese atrac­ti­vo con los clús­ter y se lo­gre la pro­pues­ta de no co­brar el im­pues­to a la ren­ta du­ran­te 10 años a es­tas em­pre­sas”, afir­ma Gon­za­lo Mo­reno, pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de la Fe­de­ra­ción Na­cio­nal de Avi­cul­to­res (Fe­na­vi).

Con un cre­ci­mien­to en el pri­mer se­mes­tre de 2018 que al­can­zó un 4,9% con res­pec­to al mis­mo pe­río­do de 2017, la ge­ne­ra­ción de 400.000 pues­tos de tra­ba­jo en­tre di­rec­tos e in­di­rec­tos y la pre­sen­cia en 360 mu­ni­ci­pios, el pe­so de la avi­cul­tu­ra se es­tá ma­ni­fes­tan­do en el Pro­duc­to In­terno Bru­to. Su par­ti­ci­pa­ción al­can­zó el 6,3% del PIB agro­pe­cua­rio y 21,7% en el PIB pe­cua­rio en el 2016, des­ta­can en el gre­mio.

Esa atrac­ción de la Re­gión Ca­ri­be se re­afir­ma des­de Fe­na­vi Cos­ta al pre­ci­sar que 52 em­pre­sas aví­co­las es­tán re­gis­tra­das en el sec­tor, de las cua­les cin­co ate­rri­za­ron ha­ce más de 10 años pro­ve­nien­tes de San­tan­der, To­li­ma y el Va­lle del Cau­ca. Y, aun­que exis­ten in­te­rro­gan­tes so­bre la seguridad ju­rí­di­ca y las ga­ran­tías pa­ra me­jo­rar la in­fra­es­truc­tu­ra que es­ta­bi­li­ce la pres­ta­ción del ser­vi­cio de elec­tri­ci­dad, la opor­tu­ni­dad es­tá en la ge­ne­ra­ción de nue­vas fuen­tes re­no­va­bles de ener­gía.

Car­los Du­que, ase­sor pa­ra Asun­tos

“Las com­pa­ñías al in­for­mar so­bre el con­su­mo de po­llo de­ben con­tras­tar da­tos con es­pe­cia­lis­tas”.

Am­bien­ta­les de Fe­na­vi, ex­pli­ca que ha­ce más de dos dé­ca­das el gre­mio ge­ne­ró su po­lí­ti­ca am­bien­tal y so­lu­cio­nar el con­trol de emi­sio­nes de olo­res por desechos ge­ne­ra­dos por la in­dus­tria fue uno de los te­mas sen­si­bles.

Des­de esos de­par­ta­men­tos po­ten­tes en pro­duc­ción, el sec­tor en­ten­dió que ha­bía que va­lo­ri­zar los re­si­duos y tra­ba­jar en la es­ta­bi­li­za­ción de desechos de las aves, lla­ma­dos ga­lli­na­za, un ma­te­rial que ade­más tie­ne efec­tos pa­ra la fer­ti­li­dad de tie­rras.

“A raíz de la nor­ma­ti­vi­dad de olo­res en el país se ge­ne­ró una co­yun­tu­ra y se em­pe­zó ha­blar del cie­rre ci­clo. El te­ma am­bien­tal es un te­ma eco­nó­mi­co. Lo sub­ra­ya­mos en el gre­mio con la ges­tión am­bien­tal co­mo una es­tra­te­gia com­pe­ti­ti­va. Si se ha­ce un uso efi­cien­te de la ma­te­ria pri­ma, el agua, los re­si­duos y la ener­gía, los cos­tos de ope­ra­ción se­rán más com­pe­ti­ti­vos y se ob­ten­drán me­jo­res pro­duc­tos, de ca­li­dad y con me­no­res in­su­mos”, ex­pli­ca Du­que.

En cua­tro re­gio­nes del país – no in­clu­ye al Ca­ri­be– se desa­rro­llan ini­cia­ti­vas pa­ra ge­ne­rar bio­ma­sa a par­tir de los desechos. No es una no­ve­dad en el mun­do, aun­que en Co­lom­bia la Uni­ver­si­dad de An­tio­quia lo ha­ce a par­tir de mez­cla y sin agua.

Des­pués de 20 años, cuan­do Fe­na­vi tam­bién vi­sio­nó los cen­tros de aco­pios pa­ra acu­mu­lar gran­des can­ti­da­des de ma­te­rial or­gá­ni­co de las aves pa­ra pro­vo­car fuen­te ener­gé­ti­ca, evo­ca Du­que, hay pro­yec­tos de in­ves­ti­ga­ción en uni­da­des pro­duc­ti­vas. “Allí hay una opor­tu­ni­dad de ne­go­cio pa­ra el Ca­ri­be”.

La ta­sa de re­con­ver­sión es­ti­ma­da in­di­ca que el 50% de lo que co­me el ani­mal vuel­ve a ser pro­duc­ti­vo, y Gon­za­lo Mo­reno ad­vier­te que aun­que en Co­lom­bia no es fá­cil en­con­trar tan­ta pro­duc­ción nu­trien­te, el 100% del maíz que con­su­me el ave, el 50% que desecha si­gue sien­do pro­duc­ti­vo. “Hay pro­to­ti­pos y com­pa­ñías que lo usan. El éxi­to es­tá en ha­cer to­dos esos es­la­bo­nes pro­duc­ti­vos pa­ra vol­ver­nos más com­pe­ti­ti­vos. Es­to es una in­dus­tria que se tie­ne que ver en ca­de­na”.

in­ver­sio­nes. La pro­duc­ción del sec­tor –ré­cord en 2017 con 1.563.568 mi­llo­nes de to­ne­la­das en car­ne de po­llo–, con una ta­sa de cre­ci­mien­to de 5,7%, plan­tea el re­to de au­men­tar la ca­de­na de frío pa­ra con­ser­var el pro­duc­to. “En es­te as­pec­to tam­bién hay mo­men­tos pa­ra in­ver­tir”, agre­ga Gus­ta­vo A. Mo­reno.

Ro­bert Frie­be, pro­pie­ta­rio de El Ma­nan­tial, em­pre­sa aví­co­la es­ta­ble­ci­da en San­ta Marta ha­ce 24 años, sub­ra­ya que los cos­tos de ener­gía de su or­ga­ni­za­ción son al­tos. “No mon­to el ne­go­cio de un cuar­to frío por­que la ren­ta­bi­li­dad la qui­ta la ener­gía, que con­si­de­ro es una li­mi­tan­te del cre­ci­mien­to de la Cos­ta Ca­ri­be fren­te al res­to del país”.

El sec­tor aví­co­la tie­ne a pe­sar de los cos­tos del ser­vi­cio ener­gé­ti­co en la re­gión, apun­ta Frie­be, atrac­ti­vos ne­go­cios co­mo ca­de­nas de res­tau­ran­tes y la in­ver­sión en tec­ni­fi­ca­ción pa­ra con­tro­lar los am­bien­tes de las gran­jas.

Éd­gar O. Ovie­do, pro­fe­sor en ex­ten­sión de la Uni­ver­si­dad de Ca­ro­li­na del Nor­te del De­par­ta­men­to de Aves de Co­rral, pre­ci­sa que en Co­lom­bia hay unas 1.600 gran­jas con sis­te­ma de mo­ni­to­reo y au­to­ma­ti­za­ción que per­mi­te ob­te­ner da­tos de los ani­ma­les a tra­vés de sen­so­res, y a pe­sar de eso el país es­tá re­za­ga­do en la ins­ta­la­ción de es­tos sis­te­mas fren­te a otras na­cio­nes de La­ti­noa­mé­ri­ca.

“Con el desa­rro­llo de tec­no­lo­gías el sec­tor pue­de atraer em­pren­di­mien­to e in­ver­sión. Es­to no dis­mi­nui­rá los empleos que ge­ne­ra. Lo que se ne­ce­si­ta es in­no­va­ción de có­mo usar­lo. La In­dia tie­ne más gru­pos de em­pre­sas en desa­rro­llo por su in­no­va­ción. La cul­tu­ra de pre­dic­ción lo tie­ne Bra­sil y el sis­te­ma es pa­ra to­da la ca­de­na de la avi­cul­tu­ra. Es­tos sis­te­mas son más desa­rro­lla­dos en Eu­ro­pa con con­tro­les de CO2, agua, tem­pe­ra­tu­ra. En EEUU hay al­gu­nos cen­tra­li­za­dos”.

“Por sa­ni­dad y bio­se­gu­ri­dad es­ta­mos en el Atlántico pa­ra te­ner aves más sa­lu­da­bles y de me­jor pro­duc­ti­vi­dad”. “La tec­no­lo­gía apli­ca­da en los ani­ma­les per­mi­te que es­te pon­ga los da­tos”.

3.366 gran­jas de aves po­ne­do­ras y 2.063 gran­jas de po­llo de en­gor­de tie­ne el país.

ig­na­cio Ga­vi­lán Di­rec­tor de En­vi­ron­me­tal sus­tai­na­bi­lity

Gon­za­lo A. Mo­reno

Car­los Du­que

Ro­bert Frie­be

éd­gar O. Ovie­do Do­cen­te Uni­ver­si­dad ca­ro­li­na del n.

pa­blo Al­fre­do Ace­be­do ge­ren­te Aví­co­la El gua­mi­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.