Ca­ri­be­tic pro­mue­ve la co­crea­ción en las em­pre­sas de ba­se tec­no­ló­gi­ca

Mas Negocios - - SUMARIO - LUCÍA AVENDAÑO GELVES Es­pe­cial pa­ra +ne­go­cios

‘Ha­cer’ el mer­ca­do, com­prar za­pa­tos, en­viar flores o pro­gra­mar la re­mo­de­la­ción de una vi­vien­da con ayu­das di­gi­ta­les, sin ma­yo­res es­fuer­zos, ya no son si­tua­cio­nes que sor­pren­den a la ma­yo­ría de los ciu­da­da­nos. Hoy, to­dos so­mos usua­rios de la tec­no­lo­gía, vi­vi­mos con es­ta, per­mea to­dos los ám­bi­tos de la vi­da. Co­lom­bia se vie­ne per­fi­lan­do co­mo un país con al­to ni­vel de de­sa­rro­llo en es­ta ma­te­ria. En 2017, so­lo la ace­le­ra­do­ra de

star­tups Way­ra con­so­li­dó un to­tal de 25 em­pre­sas que in­te­gra­ban su por­ta­fo­lio, con ven­tas de USD17,3 mi­llo­nes y más de 980 em­pleos ge­ne­ra­dos.

Sin em­bar­go, un star­tup di­gi­tal va más allá de una apli­ca­ción. Luis Car­los Arraut, pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad Tec­no­ló­gi­ca de Bo­lí­var (UTB), di­rec­tor del La­bo­ra­to­rio de In­no­va­ción y Em­pren­di­mien­to ‘El Pa­tio’ y di­rec­tor de la maes­tría en Ges­tión de la In­no­va­ción, afir­ma que los em­pren­di­mien­tos de ba­se tec­no­ló­gi­ca “de­ben ir más allá”, con el fin de “re­sol­ver una si­tua­ción que co­nec­te con una opor­tu­ni­dad de mer­ca­do y ser uti­li­za­ble por la ma­yo­ría de per­so­nas u or­ga­ni­za­cio­nes”.

“El em­pren­di­mien­to de ba­se tec­no­ló­gi­ca tie­ne que ser vis­to co­mo un me­dio pa­ra lo­grar un cam­bio en el te­rri­to­rio”, di­ce el aca­dé­mi­co. “Des­de el pun­to de vis­ta de las Tec­no­lo­gías de In­for­ma­ción (TIC), hoy es mu­cho más fá­cil desa­rro­llar apli­ca­cio­nes y bus­car opor­tu­ni­da­des de ne­go­cio”, di­ce.

Ano­ta, ade­más, que el con­cep­to de in­no­va­ción se ha ve­ni­do abor­dan­do des­de una pers­pec­ti­va com­ple­ja pa­ra la ma­yo­ría de ciu­da­da­nos. No obs­tan­te, Arraut acla­ra que “in­no­var se ha­ce a par­tir de la co­crea­ción de un gru­po de per­so­nas”.

Al su­mer­gir­se en es­te pa­no­ra­ma en la Re­gión Ca­ri­be, Juan Ma­nuel Pa­la­cio, ge­ren­te de Ma­con­do­lab, ex­pre­sa que “Ba­rran­qui­lla es una ciu­dad que en los úl­ti­mos 10 o 15 años ha te­ni­do un cam­bio com­ple­ta­men­te ex­po­nen­cial”. “To­do lo que se ha desa­rro­lla­do des­de la po­lí­ti­ca

pú­bli­ca ha ve­ni­do con­tri­bu­yen­do a que ca­da vez exis­tan más em­pre­sas con va­lor agre­ga­do, y que ven­gan con una fi­lo­so­fía que par­te des­de desa­rro­llos tec­no­ló­gi­cos de última ge­ne­ra­ción”, ex­pre­sa.

Pa­la­cio des­ta­ca que ini­cia­ti­vas gu­ber­na­men­ta­les co­mo el Dis­tri­to de In­no­va­ción “se­rán gran­des ar­ti­cu­la­do­res de to­do lo que su­ce­de en la ciu­dad y el de­par­ta­men­to, y así po­der jun­tar a la aca­de­mia, los em­pren­de­do­res, los en­tes te­rri­to­ria­les, las fuen­tes de fi­nan­cia­ción y de­más ac­to­res”.

En cuan­to a los em­pren­di­mien­tos de ba­se tec­no­ló­gi­ca, el aca­dé­mi­co ma­ni­fies­ta que “ca­da vez es­tán sur­gien­do nue­vas ini­cia­ti­vas que ge­ne­ran so­lu­cio­nes reales al mer­ca­do, con va­lor agre­ga­do, y aque­llas que son de ba­se tec­no­ló­gi­ca ayu­dan mu­cho más a la com­pe­ti­ti­vi­dad, ya que pue­den cre­cer de ma­ne­ra ace­le­ra­da y pue­den ge­ne­rar pues­tos de tra­ba­jo con suel­dos mu­cho me­jo­res que una em­pre­sa con mo­de­los tra­di­cio­na­les”.

DESAFÍOS. Em­pren­der des­de la tec­no­lo­gía pa­re­ce fá­cil y –aun­que los ex­per­tos coin­ci­den en que hoy es más sen­ci­llo por los avan­ces en esa ma­te­ria– mu­chos em­pren­de­do­res se es­tan­can en al­gu­nas eta­pas de su ca­mino co­mo nue­vos em­pre­sa­rios.

El ge­ren­te de Ma­con­do­lab ad­vier­te que en los más de cua­tro años de fun­cio­na­mien­to de la en­ti­dad, han lo­gra­do iden­ti­fi­car que “pri­me­ro, hay un te­ma fuer­te de con­for­ma­ción de equi­po de tra­ba­jo”. Ade­más, en­fa­ti­za: “Un em­pren­de­dor ne­ce­si­ta pa­sión, per­se­ve­ran­cia, per­sis­ten­cia, ¡creer­se el cuen­to!”.

En se­gun­da ins­tan­cia, las fuen­tes de fi­nan­cia­ción de al­to ries­go jue­gan un rol fun­da­men­tal, es­pe­cial­men­te en la eta­pa tem­pra­na del em­pren­di­mien­to, y en ter­cer lu­gar: “el ac­ce­so a mer­ca­dos”, pues “hay que tra­ba­jar más pa­ra que el em­pren­de­dor desa­rro­lle es­tas ha­bi­li­da­des y pue­da te­ner es­ta vi­sión de mer­ca­do, no so­lo a ni­vel lo­cal, sino na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal”.

Pa­ra Pa­la­cio, un fac­tor co­mo el mo­de­lo de ne­go­cio no se pue­de de­jar por fue­ra. “Se pue­de ha­cer una apli­ca­ción de una ex­ce­len­te idea, pe­ro si el mo­de­lo de ne­go­cio no es­tá ge­ne­ran­do una so­lu­ción real a una ne­ce­si­dad del mer­ca­do, en un cor­to tiem­po va a ser muy di­fí­cil que si­ga ope­ran­do”.

Arraut, por su par­te, re­sal­ta que “el gran es­co­llo pa­ra un em­pren­de­dor es­tá en su ca­pa­ci­dad pa­ra re­la­cio­nar­se”. El do­cen­te car­ta­ge­ne­ro ex­pre­sa que “en la eta­pa ini­cial son po­cos los re­cur­sos que ne­ce­si­tan”, por ello es im­por­tan­te es­ta­ble­cer víncu­los con quie­nes les ayu­da­rán a los nue­vos em­pre­sa­rios a evo­lu­cio­nar su idea de ne­go­cio, ade­más del apo­yo pro­ve­nien­te de to­dos los pro­gra­mas ins­ti­tu­cio­na­les exis­ten­tes.

El pa­no­ra­ma es­tá da­do pa­ra que los em­pren­de­do­res si­gan for­ta­le­cien­do sus star­tups y co­mu­ni­cán­do­le al mun­do la im­por­tan­cia de mi­grar ha­cia lo di­gi­tal.

Fuen­te: Es­tu­dio ¿Có­mo des­per­tar el em­pren­di­mien­to y la in­no­va­ción des­de la aca­de­mia por me­dio de mo­de­los de en­se­ñan­za es­ta­ble­ci­dos? - Fun­da­ción Uni­ver­si­dad de Amé­ri­ca; Ovie­do, Martín; 2011.

Juan M. Pa­la­cio Ge­ren­te de Ma­con­do­lab “Se ne­ce­si­tan fon­dos de ca­pi­tal de ries­go que in­vier­tan en eta­pa ini­cial”.

Luis C. Arraut Dir. Maes­tría en In­no­va­ción de la UTB “Te­ne­mos que ha­cer más cer­cano el con­cep­to de in­no­va­ción”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.