Tra­mi­tar su ca­sa y ob­te­ner la es­cri­tu­ra es más fá­cil de lo que cree

Metro a Metro - - Tabla De Contenido -

En las sie­te No­ta­rías que fun­cio­nan en Cú­cu­ta, hay per­so­nal es­pe­cia­li­za­do que lo ase­so­ra fren­te a to­dos los pro­ce­sos que de­be cum­plir pa­ra un re­gis­tro exi­to­so de su vi­vien­da. Si su sue­ño es com­prar ca­sa, sea nue­va o usa­da, ten­ga en cuen­ta que hay trá­mi­tes no­ta­ria­les que de­be cum­plir pa­ra que su es­tan­cia sea pla­cen­te­ra y sin do­lo­res de ca­be­za ju­rí­di­cos que, tal vez, pue­dan es­tro­pear sus pla­nes fa­mi­lia­res. Cuan­do la vi­vien­da es usa­da, el pri­mer pa­so pa­ra ‘cu­rar­se en sa­lud’ es ve­ri­fi­car que la per­so­na que le es­tá ven­dien­do la pro­pie­dad sea el pro­pie­ta­rio de ese in­mue­ble; de no ser así, us­ted es­ta­ría sien­do víc­ti­ma de es­ta­fa o de al­gún ac­to ile­gal, y co­mo usua­rio po­dría per­der ese es­pa­cio al apa­re­cer el ver­da­de­ro due­ño. El no­ta­rio cuar­to del Circu­lo de Cú­cu­ta, Rubén Da­río Gal­vis Gar­cía, ex­pli­ca que el com­pra­dor de­be ir a la Ofi­ci­na de Ins­tru­men­tos Pú­bli­cos y con­sul­tar la ma­trí­cu­la in­mo­bi­lia­ria del bien; así ve­ri­fi­ca­rá que no ten­ga em­bar­gos, me­di­das cau­te­la­res o es­té hi­po­te­ca­do. “En el ca­so de vi­vien­da nue­va, lo pri­me­ro que hay que ha­cer es con­cre­tar con el cons­truc­tor

que es­té de­bi­da­men­te au­to­ri­za­do, bien sea pa­ra le­van­tar un edi­fi­cio o ca­sas. Tam­bién de­be con­ver­sar con el cons­truc­tor so­bre las cla­ses de financiación que ofre­ce pa­ra ad­qui­rir ese in­mue­ble”, agre­gó el no­ta­rio. Otro de los trá­mi­tes no­ta­ria­les es el pa­go de la bo­le­ta fis­cal, un im­pues­to fi­ja­do por la Asam­blea me­dian­te una or­de­nan­za, y con­sis­te en el re­gis­tro que se les cobra a los trá­mi­tes de la ad­qui­si­ción de los in­mue­bles en to­do el de­par­ta­men­to. El cos­to de la ta­ri­fa es del 1% so­bre el va­lor del in­mue­ble más $23.000 que se cobra en la no­ta­ría por el trá­mi­te de la bo­le­ta fis­cal, cu­yo mon­to es fi­ja­do so­bre el cos­to de la vi­vien­da. “Pe­ro hay que te­ner en cuen­ta que cuan­do se tra­ta de vi­vien­da de in­te­rés so­cial o de in­te­rés prio­ri­ta­rio, tie­nen una ta­ri­fa es­pe­cial, y se tra­ba­ja so­bre el 50% del cos­to de la nue­va ca­sa”, ex­pli­ca Gal­vis Gar­cía. En las sie­te no­ta­rías que hay en Cú­cu­ta, es­te ti­po de trá­mi­tes se acen­túa en no­viem­bre y di­ciem­bre, pe­ro con re­la­ción a los me­ses de ocu­pa­ción de los nue­vos pro­pie­ta­rios, enero y fe­bre­ro son las épo­cas en las que se re­gla­men­tan es­tos do­cu­men­tos, lo que per­mi­te ob­te­ner una es­cri­tu­ra de la ca­sa de­bi­da­men­te re­gis­tra­da. “En la no­ta­ria, lo im­por­tan­te es cer­cio­rar­se de que sea el pro­pie­ta­rio quien le es­tá trans­fi­rien­do el de­re­cho de do­mi­nio, y ve­ri­fi­car si en un mo­men­to de­ter­mi­na­do tie­ne de­re­cho a cons­ti­tuir una afec­ta­ción a vi­vien­da fa­mi­liar o un pa­tri­mo­nio de fa­mi­lia”, co­men­ta Ri­car­do Ja­vier Or­te­gón, de­di­ca­do a agi­li­zar es­te ti­po de trá­mi­tes en las no­ta­rías.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.