VEN­DER UN IN­MUE­BLE

Es­tos son los trá­mi­tes y cos­tos de

Metro a Metro - - News -

Ven­der una ca­sa pue­de con­ver­tir­se en al­go des­gas­tan­te y, ade­más, cues­ta. Si quie­re po­ner un in­mue­ble en ven­ta por su pro­pia cuen­ta o por in­mo­bi­lia­ria, de­be sa­ber lo que po­dría cos­tar­le –en tér­mi­nos eco­nó­mi­cos y de trá­mi­tes– ha­cer to­do es­te pro­ce­so. Lo pri­me­ro por ha­cer es pro­mo­cio­nar el in­mue­ble. Un cla­si­fi­ca­do en pren­sa pue­de cos­tar en­tre 10 mil y 18 mil pe­sos du­ran­te cua­tro días. Si lo desea, ha­cer­lo por in­mo­bi­lia­ria es to­tal­men­te gra­tis. Ven­der por in­mo­bi­lia­ria es con­fia­ble y fá­cil. La in­mo­bi­lia­ria se en­car­ga­ría de to­dos los trá­mi­tes, pe­ro al­gu­nos de los cos­tos co­rren por cuen­ta del pro­pie­ta­rio o ven­de­dor y el com­pra­dor. Pa­ra la pro­mo­ción, se de­be lle­nar un con­tra­to de con­sig­na­cio­nes en don­de se es­pe­ci­fi­can los da­tos del pro­pie­ta­rio, las ca­rac­te­rís­ti­cas del in­mue­ble co­mo el área cons­trui­da, área pri­va­da, nú­me­ro de pi­sos, ha­bi­ta­cio­nes y tam­bién ca­rac­te­rís­ti­cas que se quie­ran des­ta­car por­que ha­cen más atrac­ti­va la pro­pie­dad. Lue­go se pro­ce­de a de­ter­mi­nar un pre­cio. La in­mo­bi­lia­ria res­pe­ta el pre­cio que in­di­ca el pro­pie­ta­rio, pe­ro pa­ra de­ter­mi­nar un va­lor jus­to, se acon­se­ja ha­cer un ava­lúo de la pro­pie­dad. El cos­to del ava­lúo siem­pre lo asu­me quien ven­de la pro­pie­dad, aun­que ten­ga una in­mo­bi­lia­ria co­mo in­ter­me­dia­ria. Es­te va­ría se­gún el área cons­trui­da y el sec­tor de ubi­ca­ción del in­mue­ble; por lo tan­to, no exis­te un va­lor úni­co. Pa­ra ha­cer­se una idea, el ava­lúo de una pro­pie­dad en Quin­ta Bosch pue­de cos­tar 870 mil pe­sos y en Ata­la­ya, 300 mil pe­sos. Si la per­so­na no quie­re ha­cer ava­lúo, en las in­mo­bi­lia­rias ase­so­ran y ha­cen un cálcu­lo so­bre lo que pue­de cos­tar com­pa­ran­do con otras pro­pie­da­des que ten­gan las mis­mas ca­rac­te­rís­ti­cas. Lue­go de de­ter­mi­nar un pre­cio, la in­mo­bi­lia­ria pro­ce­de a fir­mar un con­tra­to de man­da­to del pro­pie­ta­rio don­de au­to­ri­za el pa­go de una co­mi­sión a la in­mo­bi­lia­ria so­bre el va­lor de la ven­ta. Es­tos va­lo­res pue­den os­ci­lar en­tre el 3 y el 10% del va­lor fi­nal, se­gún la in­mo­bi­lia­ria y si la vi­vien­da es ru­ral o ur­ba­na. Se de­be ex­pe­dir un cer­ti­fi­ca­do de Li­ber­tad y Tra­di­ción del in­mue­ble don­de en­tre­gan un aná­li­sis del es­ta­do del mis­mo. Ese trá­mi­te se ha­ce en la Ofi­ci­na de Ins­tru­men­tos Pú­bli­cos y tie­ne un cos­to de $15.000. Una vez que se ha­ga el acuer­do con el com­pra­dor, si­gue la pro­me­sa de com­pra­ven­ta que ha­ce la in­mo­bi­lia­ria y don­de se de­ter­mi­nan los mé­to­dos de pa­go. Si lo va a ha­cer us­ted mis­mo, la pro­me­sa de com­pra­ven­ta tie­ne un va­lor de en­tre 9 mil y 10 mil pe­sos pa­ra vi­vien­da de in­te­rés so­cial en no­ta­rías. Pa­ra otras vi­vien­das, va­le en­tre 3 mil y 5 mil pe­sos y se con­si­gue en las pa­pe­le­rías un for­ma­to uni­ver­sal. Ya que el in­mue­ble es­té pa­go, hay que ha­cer los gas­tos no­ta­ria­les de la ven­ta. Hay gas­tos que son 50 y 50 co­mo la es­cri­tu­ra, en don­de pa­ga el mis­mo va­lor ven­de­dor y com­pra­dor, pe­ro hay otros que se de­ben asu­mir por su pro­pia cuen­ta. La re­ten­ción a la fuen­te la pa­ga el ven­de­dor. Su­po­nien­do que la ca­sa en ven­ta va­le 100 mi­llo­nes de pe­sos y no tie­ne nin­gu­na hi­po­te­ca, la re­te­fuen­te tie­ne el cos­to de un mi­llón de pe­sos en pro­me­dio. El va­lor de la es­cri­tu­ra que el ven­de­dor pa­ga­ría por ese in­mue­ble es de 330 mil pe­sos y el com­pra­dor de­be pa­gar lo mis­mo. Los de­más trá­mi­tes y gas­tos co­mo bo­le­ta fis­cal, el paz y sal­vo mu­ni­ci­pal y el re­gis­tro, los de­be asu­mir el com­pra­dor de la pro­pie­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.