CLA­VES PA­RA LO­GRAR ACA­BA­DOS CON ES­TI­LO

Metro a Metro - - CONTENIDO -

Los aca­ba­dos den­tro de una vi­vien­da se con­vier­ten en un ele­men­to fun­da­men­tal pa­ra dar­le es­té­ti­ca y co­mo­di­dad a su ca­sa. Tam­bién tie­nen la fun­ción de pro­te­ger to­dos los ma­te­ria­les ba­ses o de obra gris, y pro­por­cio­nar un es­ti­lo úni­co y es­pe­cial al ho­gar. A la ho­ra de com­prar una vi­vien­da hay que te­ner en cuen­ta que no se la en­tre­ga­rán com­ple­ta­men­te ter­mi­na­da y de­be­rá en­cha­par en al­gu­nos ca­sos; pi­sos, ba­ños, co­ci­na y de­más aca­ba­dos en ma­de­ra co­mo puer­tas y cló­set. Ar­nold Ve­lan­dia, es­pe­cia­lis­ta en el te­ma, di­ce que lo im­por­tan­te es ini­ciar con el pi­so y los aca­ba­dos de los mu­ros por­que son los es­pa­cios que más ge­ne­ran con­fort en la vi­vien­da. En cuan­to a los en­cha­pes y los pi­sos, hay una gran va­rie­dad de ma­te­ria­les y pre­cios, “to­do de­pen­de del gus­to de ca­da per­so­na”.

Las ce­rá­mi­cas, los por­ce­na­la­tos y los már­mo­les son los más des­ta­ca­dos. Pa­ra los pro­yec­tos de vi­vien­da de in­te­rés so­cial (VIS), lo que más se uti­li­za es el már­mol o el por­ce­la­na­to. El uso de es­tos ma­te­ria­les es muy co­mún por su ca­li­dad y es­té­ti­ca. Los ba­ños jue­gan un pa­pel im­por­tan­te den­tro de la vi­vien­da por­que ha­cen par­te de la in­ti­mi­dad y del uso diario de las per­so­nas; por eso, al en­cha­par­lo es ne­ce­sa­rio bus­car ma­te­ria­les con ca­li­dad y du­ra­bi­li­dad. Los es­ti­los que más se ma­ne­jan en es­te es­pa­cio son los ma­te­ria­les rús­ti­cos y bri­llan­tes. Las puer­tas y ven­ta­nas son el pun­to de en­tra­da y sa­li­da de la vi­vien­da. Cuan­do es­tán ce­rra­das dan in­ti­mi­dad, ais­la­mien­to y pro­tec­ción, cuan­do

se abren per­mi­ten el ac­ce­so y la cir­cu­la­ción del ai­re. En cli­mas cá­li­dos co­mo el de Cú­cu­ta se re­co­mien­da que puer­tas y ven­ta­nas ten­gan ca­la­dos pa­ra per­mi­tir el pa­so del ai­re. La co­ci­na es el es­pa­cio de más uso den­tro del ho­gar; por eso, a la ho­ra de re­mo­de­lar o en­cha­par se de­be te­ner en cuen­ta la ca­li­dad de los ma­te­ria­les que se van usar. En­tre los más re­co­men­da­dos es­tá la ma­de­ra pa­ra los ga­bi­ne­tes y el por­ce­la­na­to pa­ra el me­són. Los nue­vos di­se­ños uti­li­zan aca­ba­dos de tex­tu­ras con­tras­tan­tes. Por ejem­plo, por­ce­la­na os­cu­ra o pi­za­rra con azu­le­jos en 3D, o los ar­ma­rios ne­gros sú­per ma­te com­bi­na­dos con fre­ga­de­ros me­tá­li­cos cá­li­dos en co­lor co­bre. Es­tos aca­ba­dos ele­gan­tes se equi­li­bran con ele­men­tos or­gá­ni­cos na­tu­ra­les, ta­les co­mo de­ta­lles de ma­de­ra pa­ra el ban­co de la is­la. El cló­set pue­de ser de di­ver­sos ti­pos y ma­te­ria­les. Los más po­pu­la­res son los de ma­de­ra li­sa con ador­nos en plás­ti­co o me­la­mi­na. Los co­lo­res de­pen­de­rán del es­ti­lo de la ha­bi­ta­ción. Un mo­de­lo sim­ple es el cló­set de dos cuer­pos. El nú­me­ro de cuer­pos coin­ci­de, usual­men­te, con el nú­me­ro de puer­tas. Nor­mal­men­te tie­ne ca­jo­nes en la par­te in­fe­rior, pe­ro los nue­vos mo­de­los pre­sen­tan al cló­set co­mo un ele­men­to más del jue­go de mue­bles pa­ra la ha­bi­ta­ción. La re­co­men­da­ción más im­por­tan­te pa­ra los aca­ba­dos del ho­gar es no tra­tar de per­so­na­li­zar los es­pa­cios, usar ma­te­ria­les neu­tros y fun­cio­na­les. Lo ideal es que la ca­sa con­ser­ve su for­ma ini­cial sin exa­ge­rar con las re­mo­de­la­cio­nes.

En­tre los más re­co­men­da­dos es­tá la ma­de­ra pa­ra los ga­bi­ne­tes y el por­ce­la­na­to pa­ra el me­són. Los nue­vos di­se­ños uti­li­zan aca­ba­dos de tex­tu­ras con­tras­tan­tes.

Azu­le­jos en 3D

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.