¡A MUL­TI­PLI­CAR LA IN­NO­VA­CIÓN UR­BA­NA!

Metro a Metro - - CONTENIDO -

Amé­ri­ca La­ti­na y el Ca­ri­be es la re­gión más ur­ba­ni­za­da del mun­do, más del 80% de la po­bla­ción vi­ve en ciu­da­des. Nun­ca ha­bía vi­vi­do tan­ta gen­te en cen­tros ur­ba­nos y nun­ca fue tan ne­ce­sa­rio me­jo­rar la ma­ne­ra en que en­ten­de­mos, pla­ni­fi­ca­mos y ges­tio­na­mos las ciu­da­des co­mo pro­yec­tos co­lec­ti­vos.

La es­ca­la y el nú­me­ro cre­cien­te de ciu­da­des traen una se­rie de nue­vos desafíos que re­quie­ren so­lu­cio­nes flexibles e in­no­va­do­ras en el di­se­ño y la im­ple­men­ta­ción de po­lí­ti­cas pú­bli­cas. Des­de una pers­pec­ti­va ge­ne­ral, la in­no­va­ción ur­ba­na no so­lo sig­ni­fi­ca ha­cer las co­sas de una ma­ne­ra nue­va y más efi­cien­te. Es un pro­ce­so de adap­ta­ción me­dian­te el cual se de­be re­plan­tear ca­da te­ma pa­ra com­pren­der me­jor sus raí­ces, mo­ti­vos y con­se­cuen­cias, de mo­do que sus so­lu­cio­nes se pue­dan re­di­se­ñar y me­jo­rar cons­tan­te­men­te. Es un mé­to­do de prue­ba y apren­di­za­je tan di­ná­mi­co co­mo las pro­pias ciu­da­des, a me­nu­do ba­sa­do en el pro­ce­so in­ter­ac­ti­vo del pen­sa­mien­to de di­se­ño (de­sign thin­king, en in­glés). Pe­ro la in­no­va­ción en sí mis­ma no es na­da nue­vo pa­ra el desa­rro­llo ur­bano, ya que es la esen­cia del desa­rro­llo de la ciu­dad y el pre­cur­sor de cual­quier for­ma de avan­ce. Por ejem­plo, con­si­de­re­mos los acue­duc­tos y al­can­ta­ri­llas de la an­ti­gua Ro­ma, o la crea­ción del au­to­mó­vil en los Es­ta­dos Uni­dos, y las im­pli­ca­cio­nes que tu­vie­ron en la ex­pan­sión y el desa­rro­llo ur­bano. Ejem­plos más re­cien­tes son los Buses de Tran­si­to Rá­pi­do (BRT) en Cu­ri­ti­ba, Bra­sil, el an­te­ce­sor del Desa­rro­llo Orien­ta­do al Trán­si­to; la eco­no­mía co­la­bo­ra­ti­va y su im­pac­to en el trán­si­to ur­bano (Uber y bi­ci­cle­ta com­par­ti­da); y el “High Li­ne” en Nue­va York, don­de una lí­nea fe­rro­via­ria aban­do­na­da, en el me­dio de la ciu­dad, es aho­ra un par­que li­neal po­pu­lar en un área que ca­re­cía de es­pa­cio abier­to de ca­li­dad.

La ne­ce­si­dad de más es­pa­cios pa­ra de­ba­tir ideas bri­llan­tes de es­te es­ti­lo, ha abier­to el ca­mino pa­ra la­bo­ra­to­rios y cen­tros de in­no­va­ción en to­da la re­gión (Chi­le, Co­lom­bia, Pa­ra­guay, Ar­gen­ti­na), y el tér­mino “in­no­va­ción” se ha con­ver­ti­do en una pa­la­bra de mo­da en el desa­rro­llo. La in­no­va­ción no de­be ser una ten­den­cia, sino una men­ta­li­dad, una for­ma de ser o de ha­cer, un pro­ce­so in­he­ren­te en­rai­za­do en una de­ter­mi­na­da ac­ti­tud y pers­pec­ti­va; de aper­tu­ra y fle­xi­bi­li­dad pa­ra cam­biar y acep­tar lo nue­vo. Más im­por­tan­te aún, la in­no­va­ción ur­ba­na es un ci­clo que se ba­sa en lo que se ha he­cho an­tes y pa­ra pos­te­rior­men­te te­ner un ma­yor im­pac­to en el desa­rro­llo de la ciu­dad. Mu­chas ciu­da­des de la re­gión han avan­za­do ha­cia la crea­ción de más es­pa­cios pa­ra ideas in­no­va­do­ras y el BID no se ha que­da­do atrás. Ha ini­cia­do su pro­pia pla­ta­for­ma pa­ra con­ti­nuar apo­yan­do a la re­gión en sus desafíos ur­ba­nos a tra­vés de la in­no­va­ción. Por me­dio del LAB Ciu­da­des, la in­no­va­ción, la co-crea­ción y la ex­pe­ri­men­ta­ción pro­po­nen trans­for­mar el desa­rro­llo ur­bano sos­te­ni­ble en Amé­ri­ca La­ti­na y el Ca­ri­be con ideas que no son so­lo dis­rup­ti­vas, sino que tam­bién son es­ca­la­bles y re­pli­ca­bles. El LAB Ciu­da­des se cen­tra en pro­yec­tos de de­mos­tra­ción y prue­bas de con­cep­to. Su pro­ce­so es de ca­rác­ter ite­ra­ti­vo. Cuen­ta con un ci­clo cons­tan­te de ex­plo­ra­ción, ex­pe­ri­men­ta­ción, eva­lua­ción, es­ca­la­mien­to y di­se­mi­na­ción pa­ra res­pon­der a las ne­ce­si­da­des y de­man­das de los paí­ses con so­lu­cio­nes es­pe­cí­fi­cas y via­bles. El LAB Ciu­da­des del BID abre un es­pa­cio pa­ra la ex­pe­ri­men­ta­ción y la ge­ne­ra­ción de ideas y apo­ya el uso de tec­no­lo­gía y da­tos, co­mo Wa­ze, por ejem­plo, pa­ra cons­truir ciu­da­des más efi­cien­tes y hu­ma­nas. Las he­rra­mien­tas sen­ci­llas co­mo Wa­ze y otras tec­no­lo­gías de crowd­sour­cing y de da­ta-poo­ling pue­den ayu­dar a los ciu­da­da­nos a in­vo­lu­crar­se más en el pro­ce­so de to­ma de de­ci­sio­nes pa­ra re­sol­ver pro­ble­mas de la ciu­dad de una ma­ne­ra más rá­pi­da e in­ge­nio­sa. La in­no­va­ción, ya sea una nue­va tec­no­lo­gía o sim­ple­men­te una nue­va idea o so­lu­ción, no es un fin, sino par­te de un en­fo­que de lar­go pla­zo que per­mi­te la crea­ción de so­lu­cio­nes ite­ra­ti­vas y fa­ci­li­ta la ex­pe­ri­men­ta­ción a cor­to pla­zo pa­ra per­mi­tir un pro­ce­so de apren­di­za­je con­ti­nuo. Cual­quier crea­ti­vo sa­be que ali­men­tar el ci­clo de re­tro­ali­men­ta­ción de la in­no­va­ción de­pen­de del in­ter­cam­bio re­gu­lar de co­no­ci­mien­to, lo que mul­ti­pli­ca sus efec­tos po­si­ti­vos.

la in­no­va­ción ur­ba­na es un ci­clo que se ba­sa en lo que se ha he­cho an­tes y pa­ra pos­te­rior­men­te te­ner un ma­yor im­pac­to en el desa­rro­llo de la ciu­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.