TRUCOS PA­RA MAN­TE­NER LA CA­SA FRES­CA

Metro a Metro - - Con­te­ni­do -

¿ Vi­ve us­ted en una ca­sa en la que al me­dio­día es im­po­si­ble es­tar? ¿Por las no­ches su ca­sa se con­vier­te en un es­pa­cio in­ha­bi­ta­ble por el ca­lor acu­mu­la­do du­ran­te el día?

Es­tas dos si­tua­cio­nes son muy co­mu­nes en ciu­da­des como Cú­cu­ta, don­de la tem­pe­ra­tu­ra pro­me­dio su­pera los 30 gra­dos cen­tí­gra­dos.

Sin em­bar­go, an­tes de per­der la pa­cien­cia, se­pa que exis­te una se­rie de tru­cos y con­se­jos pa­ra ba­jar al­gu­nos gra­dos la tem­pe­ra­tu­ra in­te­rior de su ho­gar.

Lo pri­me­ro que de­be sa­ber es que es im­por­tan­te ven­ti­lar la ca­sa du­ran­te las horas más fres­cas del día, es de­cir, por la ma­ña­na tem­prano y por la noche.

Tam­bién es vi­tal de­jar las puer­tas abier­tas en­tre las ha­bi­ta­cio­nes pa­ra que no se acu­mu­le el ca­lor en ellas.

Du­ran­te las horas en las que la tem­pe­ra­tu­ra au­men­ta, es ne­ce­sa­rio ce­rrar las ven­ta­nas pa­ra evi­tar la en­tra­da del ai­re ca­lien­te.

Tam­bién es vi­tal de­jar las puer­tas abier­tas en­tre las ha­bi­ta­cio­nes pa­ra que no se acu­mu­le el ca­lor en ellas.

El uso de las per­sia­nas, cor­ti­nas o tol­dos, pue­de ba­jar la tem­pe­ra­tu­ra en unos 6 gra­dos. La sen­sa­ción de fres­cor au­men­ta­rá.

Los elec­tro­do­més­ti­cos, al fun­cio­nar, son fuen­tes ge­ne­ra­do­ras de ca­lor, por eso se re­co­mien­da no ex­ce­der­se en el uso de los mis­mos du­ran­te las horas de má­xi­ma tem­pe­ra­tu­ra.

Tam­bién se re­co­mien­da sus­ti­tuir las lám­pa­ras in­can­des­cen­tes, ha­ló­ge­nas y di­croi­cas, por otras de ba­jo con­su­mo, ha­rá que la tem­pe­ra­tu­ra in­te­rior no se dis­pa­re.

Si den­tro del ho­gar se en­cuen­tran es­pa­cios como pa­tios, jar­di­nes o te­rra­zas, es im­por­tan­te

re­gar de for­ma abun­dan­te, a la caí­da del sol pa­ra re­fres­car. Se no­ta­rá de in­me­dia­to el ai­re fres­co. Tam­bién fun­cio­na la­var el sue­lo de la ca­sa con agua fría a la caí­da de la tar­de.

Las sá­ba­nas son unas alia­das es­tra­té­gi­cas, es acon­se­ja­ble usar las de 100% al­go­dón o sa­tén du­ran­te los me­ses don­de el ca­lor au­men­ta por­que sue­len ser más fres­cas que cual­quier otra mez­cla.

Los co­lo­res de la ca­sa in­flu­yen en la tem­pe­ra­tu­ra de la mis­ma, por ejem­plo, los co­lo­res cla­ros ab­sor­ben me­nos la tem­pe­ra­tu­ra y ge­ne­ran sen­sa­ción de li­ge­re­za y fres­cor.

Por es­te mo­ti­vo, uti­li­zar es­tos to­nos en col­chas, sá­ba­nas y cor­ti­nas ayu­da a crear un am­bien­te más agra­da­ble.

Las sá­ba­nas son unas alia­das es­tra­té­gi­cas, es acon­se­ja­ble usar las de 100% al­go­dón o sa­tén

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.