Cam­bio de bom­bi­llos de­lan­te­ros de un au­to­mo­tor

Al­gu­nos mo­men­tos son in­có­mo­dos o pue­den ge­ne­rar un ries­go al mo­men­to de con­du­cir con una o am­bas lu­ces que­ma­das, en Mi Ta­ller us­ted apren­de­rá a cam­biar­las.

Mi Nave - - INDICE -

Las lám­pa­ras tie­nen una vi­da útil da­da en ho­ras y cuan­do una de es­tas se que­ma, lo más pro­ba­ble es que la otra tam­bién es­té pró­xi­ma a da­ñar­se; por lo tan­to se re­co­mien­da cam­biar las lu­ces al tiem­po. En ca­so que una de las lám­pa­ras vie­jas es­té en buen es­ta­do, us­ted pue­de guar­dar­la co­mo re­pues­to en ca­so de emer­gen­cia. Ra­fael Ju­liao Ins­truc­tor de Au­to­mo­triz del SE­NA Re­gio­nal Atlán­ti­co

La ilu­mi­na­ción de los vehícu­los son de vi­tal im­por­tan­cia pa­ra po­der con­du­cir con se­gu­ri­dad; es­tas, brin­dan cla­ri­dad en la vía, so­bre to­do en con­di­cio­nes de ba­ja vi­si­bi­li­dad y per­mi­ten ob­te­ner in­for­ma­ción de las se­ña­les de trán­si­to y con­di­cio­nes de la ca­rre­te­ra, así mis­mo aler­tan a los de­más con­duc­to­res de la pre­sen­cia de un vehícu­lo, el ta­ma­ño, di­rec­ción y lu­gar que es­te ocu­pa.

Las lu­ces prin­ci­pa­les de tu au­to son de­no­mi­na­das de­lan­te­ras o de vía y és­tas son de dos ti­pos: lu­ces al­tas o de lar­go al­can­ce y lu­ces cor­tas, que se uti­li­zan ge­ne­ral­men­te en la ciu­dad.

Es por ello que aquí, les en­se­ña­mos paso a paso a cam­biar una lám­pa­ra que­ma­da o en mal es­ta­do:

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.