TIPS

Mi Nave - - MI TALLER -

1 Com­pro­bar el acei­te del cár­ter

Es­ta es una de las ope­ra­cio­nes más bá­si­cas en el mun­do de la mo­to, tan­to que en mu­chos mo­de­los ni si­quie­ra es ne­ce­sa­rio man­char­se, ya que el ni­vel se apre­cia a tra­vés de un ojo de buey ins­ta­la­do en el cár­ter o en el de­pó­si­to del acei­te. En ca­so de ne­ce­si­tar re­lle­nar, ten­dre­mos que se­guir las ins­truc­cio­nes in­clui­das en el ma­nual de la mo­to. Pe­ro siem­pre hay que te­ner cuidado de no re­ba­sar el má­xi­mo in­di­ca­do.

2 Com­pro­bar las llan­tas

Las rue­das son el ele­men­to que nos man­tie­ne en con­tac­to con el as­fal­to, y son mu­cho más im­por­tan­tes de lo que la gen­te cree. Unas rue­das ex­ce­si­va­men­te gas­ta­das, des­hin­cha­das o ex­ce­si­va­men­te hin­cha­das son ca­si tan pe­li­gro­sas co­mo una man­cha de acei­te en el as­fal­to. La pre­sión de­be­ría ser la in­di­ca­da en las es­pe­ci­fi­ca­cio­nes del neu­má­ti­co, aun­que se per­mi­te cier­ta va­ria­ción pa­ra adap­tar­las al es­ti­lo de con­duc­ción de ca­da uno. Un neu­má­ti­co ex­ce­si­va­men­te des­gas­ta­do tam­bién es pe­li­gro­so.

3 Com­pro­bar la ba­te­ría

De­pen­dien­do de lo vie­ja que sea tu ba­te­ría pue­de ne­ce­si­tar una re­car­ga o sim­ple­men­te re­po­ner el lí­qui­do a su ni­vel. Es­te lí­qui­do es agua des­ti­la­da, nun­ca áci­do ni na­da pa­re­ci­do, ya que es­te agua al mez­clar­se con el ma­te­rial que hay den­tro de la ba­te­ría re­cu­pe­ra sus pro­pie­da­des y "re­vi­ve" la ba­te­ría.

4 Com­pro­bar las pas­ti­llas de freno y la ca­de­na

Las pas­ti­llas de los fre­nos tam­bién hay que re­vi­sar­las de vez en cuan­do. Pa­ra ha­cer es­to bas­ta con fi­jar­se a tra­vés de los hue­cos que sue­le ha­ber en las pin­zas, si eres ca­paz de ver 4 o 5 mm de fe­ro­do es que es­tán en uso, si ba­jas de esa me­di­da o de­jas de ver unas ra­nu­ras que lle­van las pas­ti­llas pa­ra con­tro­lar su des­gas­te, ve a cam­biar­las cuan­to an­tes, por­que si lle­ga a to­car el disco la par­te me­tá­li­ca de las pas­ti­llas pue­de da­ñar es­te.

5 Lim­piar y lu­bri­car

Las mo­tos mo­der­nas sue­len lle­var po­cas trans­mi­sio­nes por ca­ble, ya que los man­dos hi­dráu­li­cos son mu­cho más pre­ci­sos y re­quie­ren me­nos man­te­ni­mien­to. Cuan­do los lle­van las ca­mi­sas sue­len in­cluir te­flón, con lo que tam­po­co es ne­ce­sa­rio en­gra­sar­los. En ca­so de que tu mo­to re­quie­ra en­gra­sar los ca­bles del freno, del gas o del em­bra­gue, hay que usar una gra­sa con gra­fi­to, nun­ca acei­te ti­po tres en uno, ya que es­te al se­car­se se so­li­di­fi­ca y ha­rá que el ca­ble va­ya aún más du­ro en su fun­da. Una bue­na idea es echar pol­vo de gra­fi­to del que se uti­li­za pa­ra en­gra­sar ce­rra­du­ras, ya que es­te ma­te­rial al ro­zar las pie­zas me­cá­ni­cas en­tre si se trans­for­ma en un acei­te den­so y rea­li­za su fun­ción de lu­bri­ca­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.