CLASSIC TOY CAR CLUBUNA NA­VE ES MÁS QUE UN JU­GUE­TE

Mi Nave - - MI CLUB -

Los aman­tes a los clá­si­cos son personas con un ojo muy fino y gus­tos cos­to­sos, por lo que te­ner un clá­si­co no es na­da eco­nó­mi­co, pe­ro es ver­da­de­ra­men­te apa­sio­nan­te.

Mu­chos con­cen­tran su pa­sión en di­fe­ren­tes co­sas en la lec­tu­ra, en los de­por­tes, mú­si­ca, en el tea­tro y otras ar­tes. Pe­ro los V8 son una pa­sión no so­la­men­te su­ma­men­te emo­cio­nan­te, sino tam­bién cos­to­sa. Mas los li­mi­tes no de­be ser el di­ne­ro, por­que el amor te lle­va­rá a al­can­zar tus pro­yec­tos, es­to di­ce Ja­vier Mo­li­na pre­si­den­te de Classic Toy Car Club.

Es­te club ha­ce 8 años fue fundado. Has­ta la fe­cha per­te­ne­cen 25 personas con pro­fe­sio­nes y es­ti­los di­fe­ren­tes. Ja­vier Mo­li­na quién es el pre­si­den­te del Classic Toy Car Club nos con­ta­rá un po­co de la his­to­ria de es­te club y de có­mo se for­mó.

P ¿Có­mo lle­gó la pa­sión de los clá­si­cos a tu vi­da? R La pa­sión por los mo­to­res se lle­va en la san­gre, des­de que ten­go uso de ra­zón ad­mi­ré la tec­no­lo­gía co­mo avan­za­ba ca­da día más en el sec­tor au­to­mo­triz, pe­ro yo me de­tu­ve en el tiem­po, hip­no­ti­za­do por la vie­ja es­cue­la, los v8, los mus­cle car, los hot road y otroas más. Has­ta q tu­ve la opor­tu­ni­dad de te­ner el mío, el que yo sin sa­ber se iba a con­ver­tir en un icono, en una pa­sión in­des­crip­ti­ble.

P ¿Có­mo na­ció Classic Toy? R Cual­quier día mí me­jor ami­go, ad­quie­re un vehícu­lo se­me­jan­te, y ahí na­ce, lo que lan­cho­nes de ba­rran­qui­lla, po­co a po­co em­pe­zó a lle­gar la gen­te que com­par­tía nues­tra mis­ma pa­sión, em­pe­za­mos a te­ner en­cuen­tros, em­pe­zan­do a te­ner nue­vas amis­ta­des y nue­vas his­to­rias q con­tar. En una de esas reunio­nes un per­so­na­je, me co­men­tan, ¨Ja­vi, yo le he me­ti­do más de 100 mi­llo­nes a mi ca­rro pa­ra que tú le lla­mes lan­chón¨ y ahí na­ció Classic Toy Car Club, Lle­gan­do a la con­clu­sión de que nues­tros vehícu­los ade­más de ser clá­si­cos eran nues­tros ju­gue­tes. Classic toy car club hoy en día cuen­ta con 25 so­cios ac­ti­vos, so­mos un aso­cia­ción le­gal­men­te cons­ti­tui­da, con to­das la re­gla­men­ta­ción que el go­bierno exi­ge.

P ¿Cuál es la di­fe­ren­cia en­tre Classic y los de­más clu­bes? R La di­fe­ren­cia en­tre Classic toy y otros club es que un clá­si­co no pa­sa de moda, a di­fe­ren­cia de los club de au­tos mo­der­nos que los une una mar­ca es­pe­ci­fi­ca es que un club de clá­si­cos es mul­ti­mar­ca, vehícu­los que mien­tras más años ten­gan me­jor se po­ne.

P ¿Qué se ne­ce­si­ta pa­ra ha­cer par­te de Classic Toy Car Club? R Pa­ra ser so­cio de Classic toys se­gún es­ta­tu­tos se ne­ce­si­ta un au­to del año 83 o an­te­rior, en­tre otros re­que­ri­mien­tos pe­ro yo co­mo pre­si­den­te so­lo exi­jo la ac­ti­tud de la per­so­na, que de ver­dad quie­ra in­gre­sar y com­pro­me­ter­se pa­ra con el club. Lo más emo­cio­nan­te de per­te­ne­cer a Classic Toys, es co­no­cer gen­te nue­va con un mis­mo gus­to, es ver los ni­ños co­mo se emo­cio­nan a ver nues­tros vehícu­los, es sen­tir la emo­ción de la ad­mi­ra­ción de la de­más gen­te.

Mu­chos de es­tos vehícu­los tie­nen has­ta más de 30 mi­llo­nes in­ver­ti­dos.

Classic Toy Car tie­ne 25 aso­cia­dos en la ciu­dad de Ba­rran­qui­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.