Te­ner hi­jos, un de­seo ca­da vez más au­sen­te en los co­lom­bia­nos

Miercoles - - Relaciones - Tex­to In­guel J. De La Rosa Ven­ce Foto Shutterstock y ar­chi­vo par­ti­cu­lar

Siem­pre con­vin­cen­te, la ac­triz y presentadora Alejandra Az­cá­ra­te ha di­cho que “un hi­jo no es el pa­so a se­guir en un ma­tri­mo­nio, ni es la so­lu­ción a no que­dar­se so­lo si uno lle­ga a vie­jo”. Ser ma­dre nun­ca ha es­ta­do en sus pla­nes y su de­ci­sión ca­da vez es más com­par­ti­da en Co­lom­bia, un país don­de el 59%, de 1.527 co­lom­bia­nos en­cues­ta­dos, no desea te­ner hi­jos (ver grá­fi­co).

Sí, se­gún la re­cien­te en­cues­ta rea­li­za­da por la Uni­ver­si­dad de La Sa­ba­na, 6 de ca­da 10 co­lom­bia­nos no es­tán dis­pues­tos a ser pa­dres y, si ya lo son, no desean te­ner más hi­jos. Es más (por es­ta de­ci­sión o no), lo cier­to es que en 2015 se re­por­ta­ron 660.287 na­ci­mien­tos en el país y, en 2016, la ci­fra des­cen­dió a 641.493, de acuer­do a las es­ta­dís­ti­cas del Dane.

Si bien la de­ci­sión de Az­cá­ra­te es­tá su­je­ta a su sen­sa­ción de li­ber­tad, el re­sul­ta­do del sondeo “es­tá re­la­cio­na­do, en­tre otros mo­ti­vos, con las con­di­cio­nes so­cio­eco­nó­mi­cas de las fa­mi­lias, las cua­les fue­ron ca­li­fi­ca­das por el 94% de los par­ti­ci­pan­tes co­mo pre­ca­rias, de­fi­cien­tes o in­su­fi­cien­tes”, tal co­mo in­di­ca Dia­na Mu­ñoz, pro­fe­so­ra del Ins­ti­tu­to de la Fa­mi­lia de La Sa­ba­na.

Sin em­bar­go, más allá de eso, pa­ra el psi­có­lo­go clí­ni­co Ro­nald Aca­cio Quin­te­ro, “la idea de no te­ner hi­jos es­tá muy re­la­cio­na­da con la apa­ri­ción de la ge­ne­ra­ción mi­llen­nial, esa que po­ne por en­ci­ma de ser pa­dre el ser bue­nos pro­fe­sio­na­les y al­can­zar el éxi­to eco­nó­mi­co”. “La fi­gu­ra del hom­bre y la mu­jer —agre­ga— se es­tá des­li­gan­do a la de ser pa­dre o ma­dre”.

A pro­pó­si­to del plano la­bo­ral que hoy día es tan pon­de­ra­do, hay que de­cir que así co­mo el 71% de los en­cues­ta­dos eva­luó co­mo acep­ta­ble la po­si­bi­li­dad que tie­nen de ar­mo­ni­zar los tiem­pos de su tra­ba­jo con los tiem­pos en fa­mi­lia; el 82% de ellos cree que las em­pre­sas no son fa­mi­liar­men­te res­pon­sa­bles.

Tam­po­co hay que ob­viar que el 84% de los con­sul­ta­dos cree que en Co­lom­bia la ma­ter­ni­dad es­tá des­pro­te­gi­da, y el 92% con­si­de­ra lo mis­mo res­pec­to a la pa­ter­ni­dad. Qui­zá es­ta es otra ra­zón por la que ser pa­dres no es una op­ción.

DE­CI­SIÓN DE PA­RE­JA. “Afor­tu­na­da­men­te di con un hom­bre que pien­sa co­mo yo, es una de­ci­sión que la he­mos com­par­ti­do”, tam­bién ha di­cho Alejandra Az­cá­ra­te du­ran­te la en­tre­vis­ta que con­ce­dió al res­pec­to pa­ra un pro­gra­ma de te­le­vi­sión na­cio­nal. Tal co­mo lo su­gie­ren los ex­per­tos, es­te es

un te­ma que ella de­ba­tió con su es­po­so “des­de el mi­nu­to ce­ro pa­ra que no hu­bie­ra con­fu­sión”.

“A la ho­ra de for­mar una pa­re­ja tie­ne que ha­ber cla­ri­dad so­bre lo que se quie­re con esa otra per­so­na. El gus­to no bas­ta, se tie­nen que com­bi­nar los pla­nes per­so­na­les, los idea­les de ca­da uno, has­ta cons­truir una vi­sión en­tre ellos”, acon­se­ja Aca­cio, es­pe­cia­li­za­do en tra­ba­jo de pa­re­jas y fa­mi­lia.

Si la dis­cu­sión de te­ner o no hi­jos lle­ga cuan­do ya se ha cons­ti­tui­do la pa­re­ja, an­tes de no dar el bra­zo a tor­cer y que­rer dar por ter­mi­na­da la re­la­ción, lo me­jor es bus­car ayu­da pro­fe­sio­nal, te­nien­do en cuen­ta que “la ter­que­dad es el peor enemi­go de la pa­re­ja”.

“El con­cep­to de fa­mi­lia se es­tá re­con­fi­gu­ran­do, des­de el mo­men­to en que se de­ci­de for­mar una pa­re­ja se es­tá for­man­do una fa­mi­lia, no a par­tir de que se tie­nen hi­jos”, de­ja cla­ro el ex­per­to, eso sí, con la preo­cu­pa­ción que en Co­lom­bia pron­to nos en­fren­te­mos a una so­cie­dad en­ve­je­ci­da.

Po­ner­se en los za­pa­tos de un pa­dre no es una mi­sión que hoy to­dos quie­ren asu­mir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.