Hom­bres, de sus há­bi­tos de­pen­de su fer­ti­li­dad

Miercoles - - Salud Y Bienestar - Tex­to In­guel Ju­lieth De La Ro­sa Ven­ce Fo­tos Shut­ters­tock

Los ali­men­tos que con­su­men los hom­bres in­ci­den en su ca­pa­ci­dad re­pro­duc­ti­va. Así co­mo hay pro­duc­tos que apor­tan nu­trien­tes a las cé­lu­las del hom­bre, in­clui­dos los es­per­ma­to­zoi­des, hay otros que pue­den de­te­rio­rar­los en la me­di­da en que cau­san in­fla­ma­ción u oxi­da­ción ce­lu­lar.

Por ejem­plo, el ex­ce­si­vo con­su­mo de azú­car (co­mún en los jó­ve­nes y fu­tu­ros pa­dres) au­men­ta la pro­duc­ción de in­su­li­na en el pán­creas y, a su vez, pro­du­ce sus­tan­cias in­fla­ma­to­rias de for­ma cons­tan­te, que afec­tan la mem­bra­na plas­má­ti­ca del es­per­ma­to­zoi­de, tal co­mo lo ex­pli­ca el doc­tor Fer­nan­do Vás­quez Ren­gi­fo, quien des­de 1990 es­tá de­di­ca­do a la An­dro­lo­gía, rama que es­tu­dia la fer­ti­li­dad en el hom­bre.

Co­mo el azú­car, otros pro­duc­tos proin­fla­ma­to­rios que –se­gún Vás­quez– pue­den da­ñar la pro­duc­ción de es­per­ma­to­zoi­des son las ha­ri­nas o car­bohi­dra­tos en ex­ce­so, que se trans­for­man en glu­co­sa y, de­pen­dien­do de su ti­po, pue­den au­men­tar la pro­duc­ción de in­su­li­na y pro­du­cir tam­bién al­te­ra­ción en las cé­lu­las re­pro­duc­ti­vas.

El 40% de las cau­sas de in­fer­ti­li­dad que se pre­sen­tan en una pa­re­ja es­tá aso­cia­do al fac­tor mas­cu­lino

“Si no co­men su­fi­cien­tes fru­tas y ve­ge­ta­les, que son los que po­seen pro­pie­da­des an­ti­oxi­dan­tes, las mem­bra­nas de las cé­lu­las re­pro­duc­ti­vas se en­ve­je­cen an­tes de tiem­po y mue­ren, ha­cien­do que de­cai­ga la ca­li­dad y el nú­me­ro de es­per­ma­to­zoi­des”, agre­ga el doc­tor Vás­quez so­bre la im­por­tan­cia de dar­le al cuer­po es­tos ali­men­tos que pro­te­gen a las cé­lu­las de la oxi­da­ción.

El ex­per­to en in­fer­ti­li­dad mas­cu­li­na aña­de que “los acei­tes ve­ge­ta­les (es­pe­cí­fi­ca­men­te de omega 6, co­mo el de gi­ra­sol, de so­ya y de maíz), con los que ha­cen las fri­tu­ras, tam­bién pue­den con­te­ner sus­tan­cias in­fla­ma­to­rias que de­te­rio­ran las cé­lu­las re­pro­duc­ti­vas”.

“La gen­te de pe­so nor­mal pue­de con­te­ner en su cuer­po sus­tan­cias in­fla­ma­to­rias, por tan­to, los obe­sos no son los úni­cos hom­bres que pue­den te­ner pro­ble­mas en la pro­duc­ción de es­per­ma­to­zoi­des. Aun­que una per­so­na no ten­ga ex­ce­so de pe­so, no se es­ca­pa de su­frir al­te­ra­cio­nes en es­tas cé­lu­las”, ad­vier­te el mé­di­co Fer­nan­do Vás­quez, con doc­to­ra­do en Me­di­ci­na Re­pro­duc­ti­va.

OTROS HÁ­BI­TOS. “El con­su­mo de al­cohol y ci­ga­rri­llo afec­tan la ca­li­dad es­per­má­ti­ca cam­bian­do la mor­fo­lo­gía (for­ma) y mo­vi­li­dad de los

es­per­ma­to­zoi­des, de­bi­do a la pro­duc­ción de sus­tan­cias tó­xi­cas, co­mo ra­di­ca­les li­bres aso­cia­dos prin­ci­pal­men­te a la ni­co­ti­na”, ad­vier­te Jo­sé I. Ma­de­ro, es­pe­cia­lis­ta en Re­pro­duc­ción Hu­ma­na.

El con­su­mo de sus­tan­cias psi­coac­ti­vas —agre­ga el doc­tor Ma­de­ro—, así co­mo el con­su­mo de es­te­roi­des en el ca­so de de­por­tis­tas que re­cu­rren a ellos, dis­mi­nu­ye la pro­duc­ción de los es­per­ma­to­zoi­des. “Otros fac­to­res que es­tán aso­cia­dos a una ba­ja ca­li­dad es­per­má­ti­ca son los pa­cien­tes con en­fer­me­da­des cró­ni­cas co­mo dia­be­tes, obe­si­dad e hi­per­ten­sión”, in­di­ca el di­rec­tor cien­tí­fi­co de la Clí­ni­ca Eu­gin.

Ma­de­ro tam­bién in­di­ca que “el 40% de las cau­sas de in­fer­ti­li­dad de una pa­re­ja es­tán aso­cia­das al fac­tor mas­cu­lino”. Lue­go, el in­som­nio, el au­men­to de ca­lor en el área ge­ni­tal y las le­sio­nes en zo­na tes­ti­cu­lar son al­gu­nos fac­to­res que los hom­bres de­ben evi­tar pa­ra no po­ner en ries­go su se­xua­li­dad.

Otros fac­to­res que es­tán aso­cia­dos a una ba­ja ca­li­dad es­per­má­ti­ca son las en­fer­me­da­des cró­ni­cas co­mo dia­be­tes,

obe­si­dad e hi­per­ten­sión

Al­gu­nos ali­men­tos y há­bi­tos in­flu­yen en la can­ti­dad y ca­li­dad del es­per­ma.

Pa­ra con­ce­bir un hi­jo, el hom­bre tam­bién de­be ha­cer­se un che­queo mé­di­co.

Ar­gi­ni­na. Es­te ami­noá­ci­do esen­cial –pre­sen­te en ave­na, man­za­na, ajo y ce­bo­llas– au­men­ta la ca­li­dad del es­per­ma.

Zinc. Jue­ga un pa­pel im­por­tan­te al au­men­tar el ni­vel de tes­tos­te­ro­na. Se ha­lla en hue­vos, es­pá­rra­gos, os­tras y chocolate ne­gro.

Vi­ta­mi­na A. Re­tar­da el en­ve­je­ci­mien­to de los es­per­ma­to­zoi­des. Lo en­cuen­tra en za­naho­rias, man­go, es­pi­na­cas y me­lón.

Vi­ta­mi­na E. Es­tá pre­sen­te en acei­tu­nas, ma­ní o al­men­dras. Con­su­mir­la me­jo­ra la ba­ja mo­ti­li­dad de los es­per­ma­to­zoi­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.