Cui­da­do con los ries­gos de una gri­pa mal cui­da­da

Miercoles - - Salud Y Bienestar - Tex­to In­guel Ju­lieth De La Rosa Vence Fotos Shut­ters­tock

Apa­ri­ción sú­bi­ta de fie­bre al­ta, do­lo­res mus­cu­la­res, ce­fa­lea y ma­les­tar ge­ne­ral im­por­tan­te, así co­mo tos se­ca, do­lor de gar­gan­ta y ri­ni­tis son los sín­to­mas co­mu­nes de la gri­pa, de acuer­do con las in­di­ca­cio­nes de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud.

Si bien la OMS aña­de que “la ma­yo­ría de los afec­ta­dos se re­cu­pe­ran en una o dos se­ma­nas sin ne­ce­si­dad de re­ci­bir tra­ta­mien­to mé­di­co”; lo cier­to es que es­ta es una in­fec­ción a la que no se le de­be res­tar im­por­tan­cia, me­nos cuan­do se es ni­ño, adul­to ma­yor o con afec­cio­nes mé­di­cas con­si­de­ra­bles.

En es­to coin­ci­de el mé­di­co in­ter­nis­ta y neu­mó­lo­go Fran­cis­co Cuer­vo Mi­llán, quien afir­ma que “las com­pli­ca­cio­nes más fre­cuen­tes son las re­la­cio­na­das con la vía aé­rea su­pe­rior, co­mo si­nu­si­tis, oti­tis, la­rin­gi­tis y tra­queo­bron­qui­tis, y en me­nor fre­cuen­cia, com­pro­mi­so de la vía aé­rea in­fe­rior, co­mo neu­mo­nías que pue­den lle­var a los pa­cien­tes a in­su­fi­cien­cia res­pi­ra­to­ria y muer­te”.

“En la po­bla­ción adul­ta, si bien son en­fer­me­da­des in­ca­pa­ci­tan­tes, lo que ge­ne­ra in­cre­men­to del au­sen­tis­mo la­bo­ral y pér­di­da de la pro­duc­ti­vi­dad, la ta­sa de com­pli­ca­cio­nes se­ve­ras es real­men­te ba­ja”, agre­ga el es­pe­cia­lis­ta en Cui­da­do Crí­ti­co, co­mo un par­te de tran­qui­li­dad.

No obs­tan­te, el doc­tor Cuer­vo es cla­ro en que exis­ten sig­nos de alar­ma que no de­be­mos des­aten­der, “co­mo la fie­bre per­sis­ten­te (de­tec­ta­da de

for­ma ob­je­ti­va con ter­mó­me­tros), in­cre­men­to de la di­fi­cul­tad res­pi­ra­to­rio y aho­go an­te ac­ti­vi­da­des bá­si­cas o en re­po­so”.

Tam­po­co de­be­mos pa­sar por al­to cuan­do “se in­cre­men­ta el uso de los múscu­los de la res­pi­ra­ción, hay som­no­len­cia o al­te­ra­ción del es­ta­do de la con­cien­cia en ni­ños y an­cia­nos”, se­gún las in­di­ca­cio­nes de Cuer­vo, tam­bién je­fe de la Uni­dad de Cui­da­dos Es­pe­cia­les de la Clí­ni­ca Uni­ver­si­dad de la Sa­ba­na.

Re­cuer­de tam­bién con­si­de­rar los cam­bios en el as­pec­to de la ex­pec­to­ra­ción (sea ama­ri­llen­ta, ver­do­sa o con pre­sen­cia de san­gre) y el in­cre­men­to de la fre­cuen­cia car­dia­ca o pulso du­ran­te ac­ti­vi­da­des le­ves o re­po­so.

Es im­por­tan­te te­ner cla­ro co­no­ci­mien­to de es­to te­nien­do en cuen­ta que “se han ve­ni­do re­por­tan­do ta­sas de has­ta 15 ca­sos de en­fer­me­da­des res­pi­ra­to­rias agu­das por ca­da 100 ha­bi­tan­tes”, de acuer­do con la in­for­ma­ción su­mi­nis­tra­da por Cuer­vo.

“Las in­fec­cio­nes res­pi­ra­to­rias afec­tan apro­xi­ma­da­men­te a un ter­cio de la po­bla­ción co­lom­bia­na, con­si­de­ran­do que en un 75% de los ca­sos las prin­ci­pa­les víc­ti­mas son la po­bla­ción in­fan­til”, ad­vier­te un re­cien­te in­for­me de la Uni­ver­si­dad de la Sa­ba­na.

Así las co­sas, ten­ga en cuen­ta que la gri­pa es una in­fec­ción que se trans­mi­te por vía res­pi­ra­to­ria (a me­nos de un me­tro dis­tan­cia) y por con­tac­to di­rec­to e in­di­rec­to. En lo po­si­ble, los ex­per­tos re­co­mien­dan per­ma­ne­cer en ca­sa en vez de asis­tir al co­le­gio, la uni­ver­si­dad o el tra­ba­jo, pa­ra evi­tar la pro­pa­ga­ción del vi­rus y ga­ran­ti­zar una pron­ta re­cu­pe­ra­ción fí­si­ca.

Las com­pli­ca­cio­nes que más se pre­sen­tan son la si­nu­si­tis, oti­tis y la­rin­gi­tis

Las in­fec­cio­nes res­pi­ra­to­rias afec­tan a un ter­cio de los co­lom­bia­nos, apró­xi­ma­da­men­te.

Hoy la bron­quio­li­tis y otros aso­cia­dos a in­fec­cio­nes vi­ra­les son el 80% de las cau­sas de hos­pi­ta­li­za­ción.

Del 3 al 10% de los me­no­res de 2 años con gri­pa pue­den que­dar hos­pi­ta­li­za­dos de 3 a 5 días.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.