Lle­gó el bri­llo de fin de año

Miercoles - - Vive La Vida Con Siad Char - Por Siad Char siad­char@hot­mail.com Ins­tra­gram: @siad­cha­r_o­fi­cial Twit­ter: @siad­char Snap­chat: Siad­char

MO­DA

Siem­pre que se acer­ca el fi­nal del año, es­te lle­ga acom­pa­ña­do del bri­llo de la es­car­cha y la len­te­jue­la. Ele­men­tos que le dan un to­que de ele­gan­cia a cual­quier ti­po de pren­da y le crea un di­se­ño que lo ha­ce ver úni­co. Si exis­tie­ra una je­rar­quía pa­ra dis­tin­guir los ti­pos de ves­ti­dos, los de len­te­jue­las es­ta­rían en lo mas al­to de la ta­bla.

An­tes te­nía­mos la creen­cia de que la len­te­jue­la y to­do lo que tu­vie­ra bri­llo era de uso ex­clu­si­vo pa­ra even­tos de no­che y pre­fe­ri­ble­men­te ele­gan­tes. Es­to es aho­ra co­sa del pa­sa­do, y las ca­mi­sas de len­te­jue­las son el com­ple­men­to de fal­das bá­si­cas en te­las só­li­das o jeans, mien­tras que las fal­das de len­te­jue­las se com­ple­men­tan con sué­te­res bá­si­cos, y de es­ta for­ma las pin­tas con ele­men­tos de bri­llo son pa­ra cual­quier ho­ra del día.

Te­las bri­llan­tes con mez­cla de fi­bras son la ba­se pa­ra muchas pren­das en es­te tiem­po en el que to­do lo que ilu­mi­ne es bien­ve­ni­do. Por es­te mo­ti­vo el pla­tea­do y do­ra­do en to­da su am­plia ga­ma es la pa­le­ta fa­vo­ri­ta pa­ra la Na­vi­dad y el Año nue­vo.

Así co­mo el bri­llo de la te­la, la es­car­cha y la len­te­jue­la es­tá de mo­da, el de los ca­nu­ti­llos y las mos­ta­ci­llas tam­bién. Las fi­gu­ras crea­das con ellas en ca­mi­sas, ves­ti­dos o jeans son el ac­ce­so­rio del mo­men­to, es­pe­cial­men­te si es­tas fi­gu­ras son es­tre­llas. Las es­tre­llas que nos llevan a pen­sar en un cie­lo ilu­mi­na­do se con­vir­tie­ron en la ins­pi­ra­ción de mu­chos, que las han to­ma­do co­mo ba­se pa­ra es­tam­pa­dos.

Los za­pa­tos no son la ex­cep­ción cuan­do ha­bla­mos de len­te­jue­las y es­car­chas. El cal­za­do de­co­ra­do con ellos son idea­les pa­ra un atuen­do chic – in­for­mal y con per­so­na­li­dad.

SA­LUD

Una de las se­mi­llas que es­tá de mo­da por sus be­ne­fi­cios es la se­mi­lla de chía. No te sor­pren­das si la vez en abun­dan­cia, sus ven­ta­jas la han con­ver­ti­do en el pan de ca­da día pa­ra mu­chos aman­tes del bie­nes­tar del cuer­po.

La se­mi­lla de chía pa­ra mu­chos es de­no­mi­na­da un su­per­ali­men­to. Re­gu­la el azú­car en la san­gre, es una fuen­te de fi­bra, cal­cio, pro­teí­na, ome­ga 3 y an­ti­oxi­dan­te. Ayu­da a la pér­di­da de pe­so, au­men­ta la ener­gía y es una fuen­te de vi­ta­mi­nas y mi­ne­ra­les. Uno de los be­ne­fi­cios por el cual lo uti­li­zan quie­nes quie­ren cui­dar su die­ta es que te ha­ce sen­tir lleno mas rá­pi­do por­que ab­sor­be 10 veces su pe­so en agua. En el mo­men­to en el que la se­mi­lla se une con el li­qui­do, pue­de ser es­ta agua, yo­gur, le­che, etc, crea un gel por la fi­bra so­lu­ble que ha­ce que uno se sien­ta lleno rá­pi­da­men­te y re­tra­se el azú­car en la san­gre. El sa­bor de la se­mi­lla de chía ha­ce que la po­da­mos mez­clar con múl­ti­ples ali­men­tos, co­mo en­sa­la­das, gra­no­la, yo­gurt, sal­sas, pan y ba­ti­dos.

BE­LLE­ZA

Man­te­ner la piel del ros­tro hi­dra­ta­da es la cla­ve pa­ra lu­cir ra­dian­te. Exis­ten re­ce­tas ca­se­ras que son fá­ci­les de ha­cer y siem­pre mues­tran in­creí­bles resultados. Ave­na, miel de abe­ja y yo­gurt son los in­gre­dien­tes de es­ta mas­ca­ri­lla que cam­bia­rá tu piel ra­di­cal­men­te si la ha­ces con fre­cuen­cia. Mez­cla es­tos in­gre­dien­tes has­ta crear una pas­ta y dé­ja­la re­po­sar en tu ros­tro por va­rios mi­nu­tos, lue­go re­tí­ra­la con agua fría. Es­ta mas­ca­ri­lla la pue­de uti­li­zar to­do ti­po de piel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.