El sa­bor do­mi­ni­cano de Ma­rie­lle Haz­lo

Miercoles - - Chica M!ercoles -

Ma­rie­lle Haz­lo es su nom­bre ar­tís­ti­co. Haz­lo reúne las ini­cia­les de los ape­lli­dos de sus pa­dres: Ha­zoury Lo­ra. Na­ció en Es­ta­dos Uni­dos, pe­ro por sus ve­nas so­lo co­rre san­gre do­mi­ni­ca­na. Se le no­ta por su sa­bor ca­ri­be, can­ta y bai­la to­do el tiem­po, ‘ma­ma ga­llo’, co­mo de­ci­mos en Ba­rran­qui­lla. En eso se la pa­só du­ran­te la se­sión de fo­tos que hi­zo en ex­clu­si­va pa­ra re­vis­ta M!ér­co­les, en los es­tu­dios de Si­lu­ma Pro­duc­cio­nes. De he­cho, es­ta es la pri­me­ra vez que po­sa en ves­ti­do de ba­ño. Tie­ne 26 años de vi­da y ape­nas dos co­mo can­tan­te pro­fe­sio­nal. Ya ha gra­ba­do va­rios sen­ci­llos, en­tre esos De­ma­sia­do bru­tal, jun­to a Mi­ke Bahía; Es­tan­do con­ti­go con Al­ki­la­dos; y Me pro­vo­ca, que es el te­ma que pro­mue­ve en es­te mo­men­to. Lo gra­bó en com­pa­ñía de Ga­briel. Ma­rie­lle, be­lla do­mi­ni­ca­na, ba­teó de ho­me run en es­ta edi­ción de re­vis­ta M!ér­co­les.

¿Có­mo des­cri­be la per­so­na­li­dad P de Ma­rie­lle?

Soy una per­so­na arries­ga­da, no me im­por­ta si me cai­go de nal­ga o pom­pis, lo im­por­tan­te es ha­cer­lo, in­ten­tar­lo, y no que­dar­se con la du­da. Es lo que le di­go a mis fans, que se atre­van, que lu­chen por sus sue­ños.

¿Qué sien­te al sa­lir en la por­ta­da de re­vis­ta M!ér­co­les?

Es un ho­nor pa­ra mí, me ale­gra mu­chí­si­mo, yo siem­pre le he te­ni­do un gran ca­ri­ño a Ba­rran­qui­lla. Cuan­do yo es­tu­dié Tea­tro Mu­si­cal co­no­cí a va­rios ba­rran­qui­lle­ros y la pri­me­ra vez que vi­ne a la ciu­dad es­ta­ba de pa­seo. Pu­de co­no­cer la ale­gría que lle­van los ba­rran­qui­lle­ros, hi­ci­mos mu­cha quí­mi­ca. So­mos ca­ri­be.

¿Qué la lle­vó a de­ci­dir que la mú­si­ca se­ría su vi­da?

R

Fue­ron va­rias si­tua­cio­nes. Des­de pe­que­ña yo can­to, pe­ro a los 15 años can­té por pri­me­ra vez en un es­tu­dio. Ten­go cin­co her­ma­nas, yo soy la se­gun­da, a ese es­tu­dio fui con la ter­ce­ra a gra­bar un dis­co de Na­vi­dad. Ahí pa­sa­ron dos co­sas, mi her­ma­na di­jo que más nun­ca en su vi­da lo vol­ve­ría ha­cer, que eso era de lo­cos, que có­mo uno po­día es­tar cin­co o seis ho­ras gra­ban­do una can­ción. Yo lle­gué a la ca­sa y le di­je a mis pa­pás que que­ría ha­cer eso por el res­to de mi vi­da. A los 16 com­pu­se mi pri­me­ra can­ción, ya ten­go pro­fe­sio­nal­men­te dos años en es­ta ca­rre­ra.

¿Y có­mo le ha ido?

Es in­creí­ble lo que he lo­gra­do. Ha­ce po­co fui a Pe­rú y me sor­pren­dí por el re­ci­bi­mien­to de la gen­te. Es bo­ni­to lle­gar a un país que no sea el tu­yo y que te re­ci­ban con tan­to ca­ri­ño, que can­ten tus can­cio­nes. Pe­rú y Colombia son los paí­ses don­de me­jor me ha ido. El 25 de no­viem­bre ten­go una pre­sen­ta­ción en Bo­go­tá y po­si­ble­men­te me pre­sen­te en la Fe­ria de Ca­li y en Ma­ni­za­les.

Co­mo en el tí­tu­lo de uno de sus sen­ci­llos, ‘Me pro­vo­ca’, ¿qué le pro­vo­ca a Ma­rie­lle?

R

Son mu­chas co­sas las que me pro­vo­can. La pri­me­ra que siem­pre di­go es co­mer y no en­gor­dar. Pe­ro ha­blan­do en se­rio, en la vi­da me pro­vo­ca se­guir lu­chan­do por mis sue­ños, en ge­ne­ral yo es­toy 100% en­fo­ca­da en mi mú­si­ca y en mi ca­rre­ra, no quie­ro que na­da ni na­die me dis­trai­ga.

¿Có­mo se­du­ce Ma­rie­lle a su pú­bli­co?

R

Dán­do­lo to­do, en­tre­gan­do mi al­ma, bai­lan­do. Aun­que no sea la me­jor bai­la­ri­na le pon­go to­da la ener­gía.

Y a un hom­bre…

Usual­men­te con la mi­ra­da ¡no má! (ri­sas).

Por: Ale­jan­dro Ro­sa­les Man­ti­lla Fo­tos: Or­lan­do Ama­dor Ro­sa­les Ves­tua­rio: Ale­xó­ti­ca y Akua­lí Sty­ling: Ca­ta­li­na Mon­ca­da Ma­qui­lla­je y pei­na­do: Mi­le­na In­fan­te De­trás de cá­ma­ras: Al­fre­do Ari­za Agra­de­ci­mien­tos: Si­lu­ma Pro­duc­cio­nes y @yv­proa­gency

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.