¿POR QUÉ

un pac­to por la pro­duc­ti­vi­dad?

Portafolio - - TEMA CENTRAL - Ro­sa­rio Cór­do­ba Gar­cés Pre­si­den­ta del Con­se­jo Pri­va­do de Com­pe­ti­ti­vi­dad

An­te el re­to de ha­llar nue­vas fuen­tes de crecimiento, el Go­bierno y los em­pre­sa­rios de­be­rían aliar­se en torno a cin­co áreas crí­ti­cas: el me­jo­ra­mien­to de las ca­pa­ci­da­des em­pre­sa­ria­les, la for­ma­li­za­ción, el cie­rre de bre­chas de ca­pi­tal hu­mano, los mer­ca­dos efi­cien­tes y la com­pe­ti­ti­vi­dad lo­gís­ti­ca.

Los pri­me­ros años de es­te si­glo fue­ron bue­nos pa­ra Co­lom­bia. La eco­no­mía cre­ció en pro­me­dio por en­ci­ma del 4 por cien­to anual y la in­ver­sión co­mo por­cen­ta­je del PIB lle­gó a ni­ve­les si­mi­la­res a los de paí­ses asiá­ti­cos, con un pico de más de 29 por cien­to del PIB en el 2014. La ta­sa de des­em­pleo, por su par­te, se re­du­jo a un dí­gi­to y, por pri­me­ra vez, la cla­se me­dia su­peró a la población en po­bre­za. To­dos, avan­ces fun­da­men­ta­les que se de­ben pre­ser­var.

El re­to, sin em­bar­go, no es me­nor.

Los vien­tos que so­pla­ron a fa­vor del crecimiento se ex­tin­guie­ron con la caí­da de los pre­cios de los com­mo­di­ties, y hoy Co­lom­bia de­be en­con­trar nue­vas fuen­tes de crecimiento con ba­se en la pro­duc­ti­vi­dad.

Es­to es, uti­li­zan­do de ma­ne­ra efi­cien­te los re­cur­sos dis­po­ni­bles de mo­do tal que, con lo mis­mo, se pro­duz­ca más. En las em­pre­sas, por ejem­plo, más efi­cien­cia se tra­du­ce en me­no­res cos­tos y ma­yor ge­ne­ra­ción de uti­li­da­des, al tiem­po que les per­mi­te a los tra­ba­ja­do­res au­men­tar su re­mu­ne­ra­ción y ac­ce­der a me­jo­res con­di­cio­nes de empleo. Sin em­bar­go, ¿có­mo lo­grar­lo?

Lo pri­me­ro es po­ner­se en la ta­rea de ha­cer­lo. Lle­va­mos mu­chos años con diag­nós­ti­cos y re­co­men­da­cio­nes res­pec­to a lo que ha­bría que ha­cer pa­ra cre­cer y me­jo­rar el bie­nes­tar de los co­lom­bia­nos, sin que se ha­ya he­cho mu­cho pa­ra lo­grar­lo. Por es­ta ra­zón, y a po­co tiem­po de la po­se­sión del nue­vo man­da­ta­rio de los co­lom­bia­nos, el Con­se­jo Pri­va­do de Com­pe­ti­ti­vi­dad les pro­po­ne al país y al nue­vo pre­si­den­te ha­cer un Pac­to por la Ppro­duc­ti­vi­dad en­tre el Es­ta­do y los em­pre­sa­rios, al­re­de­dor de cin­co áreas crí­ti­cas pa­ra el crecimiento: 1) me­jo­ra­mien­to de las ca­pa­ci­da­des de las com­pa­ñías, 2) for­ma­li­za­ción, 3) cie­rre de bre­chas de ca­pi­tal hu­mano, 4) mer­ca­dos efi­cien­tes y 5) com­pe­ti­ti­vi­dad lo­gís­ti­ca. Jun­tas per­mi­ten la adop­ción y di­fu­sión de tec­no­lo­gías, lo que es­tá en el co­ra­zón del au­men­to de la pro­duc­ti­vi­dad.

Pa­ra ello, las com­pa­ñías ne­ce­si­tan me­jo­rar sus ca­pa­ci­da­des, in­clu­yen­do las ge­ren­cia­les. Ac­tual­men­te, so­lo el 22,2 por cien­to de las or­ga­ni­za­cio­nes in­no­va y hay al­ta ob­so­les­cen­cia tec­no­ló­gi­ca. Sus lí­de­res de­ben in­cre­men­tar la in­ver­sión en in­no­va­ción y rea­li­zar es­fuer­zos pa­ra des­cu­brir aque­llas prác­ti­cas y he­rra-

mien­tas que ya han si­do pro­ba­das y que pue­den apli­car en sus ne­go­cios. Es­te es­fuer­zo de­be ser acom­pa­ña­do por el Go­bierno con un programa de adop­ción tec­no­ló­gi­ca que es­té en lí­nea con la Po­lí­ti­ca de Desa­rro­llo Pro­duc­ti­vo, de ma­ne­ra que cual­quier com­pa­ñía pue­da te­ner ac­ce­so a asis­ten­cia téc­ni­ca en bue­nas prác­ti­cas ge­ren­cia­les, así co­mo a ex­ten­sión tec­no­ló­gi­ca y fi­nan­cia­ción blan­da.

De otro la­do, el al­to cos­to de en­trar a la for­ma­li­dad des­in­cen­ti­va el crecimiento em­pre­sa­rial y la adop­ción de tec­no­lo­gías. El pac­to, por lo tan­to, in­clu­ye una es­tra­te­gia in­te­gral de for­ma­li­za­ción que sim­pli­fi­ca­ría los pro­ce­di­mien­tos, re­du­ci­rá los cos­tos tri­bu­ta­rios em­pre­sa­ria­les y pon­dría en mar­cha un nue­vo rol de fis­ca­li­za­ción de la Dian pa­ra que se con­cen­tre en per­se­guir a los gran­des eva­so­res y no en los que ya tri­bu­tan.

La pro­duc­ti­vi­dad ne­ce­si­ta, ade­más, de ta­len­to per­ti­nen­te. Por eso, el pac­to con­tem­pla que las or­ga­ni­za­cio­nes pue­dan en­con­trar los per­fi­les que re­quie­ren pa­ra la adop­ción de tec­no­lo­gías, y que el Se­na y las ins­ti­tu­cio­nes de edu­ca­ción su­pe­rior con­cen­tren sus cu­rrícu­los en las ne­ce­si­da­des que se ma­pean pa­ra el sec­tor em­pre­sa­rial a tra­vés del Mar­co Na­cio­nal de Cua­li­fi­ca­cio­nes. Im­pli­ca tam­bién que las com­pa­ñías abran sus es­pa­cios y par­ti­ci­pen ac­ti­va­men­te en la for­ma­ción dual del ta­len­to, en par­ti­cu­lar téc­ni­co y tec­no­ló­gi­co.

En cuan­to a mer­ca­dos efi­cien­tes, es esen­cial que pri­me la com­pe­ten­cia. La re­gu­la­ción y los tri­bu­tos de­ben fa­vo­re­cer la in­ver­sión, mien­tras que el mer­ca­do la­bo­ral de­be ser fle­xi­ble. Las nor­mas in­ne­ce­sa­rias de­ben eli­mi­nar­se y ca­da vez que se ex­pi­da una nue­va se de­be su­pri­mir, al me­nos, una exis­ten­te. Ade­más, se re­quie­re es­ta­ble­cer un pro­ce­di­mien­to pa­ra que to­das las

Pa­ra ga­ran­ti­zar el éxi­to del Pac­to por la Pro­duc­ti­vi­dad es fun­da­men­tal que se ins­tau­re una la­bor in­ten­sa de se­gui­mien­to des­de el más al­to ni­vel del go­bierno, con me­tas pun­tua­les y me­ca­nis­mos de ges­tión.

re­gu­la­cio­nes –y so­bre to­do las que im­pac­tan el mer­ca­do la­bo­ral– se di­se­ñen con un aná­li­sis del cos­to-be­ne­fi­cio an­tes de ser emi­ti­das.

Por úl­ti­mo, la pro­duc­ti­vi­dad se ex­pli­ca por la ca­pa­ci­dad de las em­pre­sas pa­ra co­mer­cia­li­zar sus bie­nes y ser­vi­cios, en par­ti­cu­lar en el ex­te­rior, pa­ra lo cual se de­be ase­gu­rar la fi­nan­cia­ción de las 4G e im­ple­men­tar una po­lí­ti­ca de trans­por­te in­ter­mo­dal con co­rre­do­res fe­rro­via­rios y na­ve­ga­bi­li­dad del río Mag­da­le­na. Igual­men­te, el pac­to busca una ma­yor com­pe­ten­cia en el trans­por­te de car­ga por ca­rre­te­ra, li­be­ran­do los pre­cios de los fle­tes, mo­der­ni­zan­do los re­qui­si­tos pa­ra ha­bi­li­tar com­pa­ñías de trans­por­te y re­no­van­do de for­ma con­tro­la­da el par­que automotor.

Pa­ra ga­ran­ti­zar el éxi­to del Pac­to por la Pro­duc­ti­vi­dad, es fun­da­men­tal que se ins­tau­re una la­bor in­ten­sa de se­gui­mien­to des­de el más al­to ni­vel del go­bierno, con me­tas pun­tua­les y me­ca­nis­mos de ges­tión. Ade­más, es cru­cial que la apli­ca­ción de las cin­co áreas de tra­ba­jo se ha­ga por sec­to­res, de ma­ne­ra que las ac­cio­nes sean con­cre­tas y es­tén di­ri­gi­das a re­sol­ver los cue­llos de bo­te­lla de la pro­duc­ti­vi­dad, que son par­ti­cu­la­res pa­ra ca­da ra­ma de la eco­no­mía.

El re­to es in­men­so, pe­ro si se cuen­ta con el com­pro­mi­so de los sec­to­res pri­va­do y pú­bli­co, Co­lom­bia tie­ne las con­di­cio­nes pa­ra po­ner en mar­cha un pac­to de es­te ti­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.