Una ma­dre con­tra el vien­to de Ir­ma

Eli­za­beth Son­son, re­si­den­te de Saint John, na­rra el te­rror que vi­vió du­ran­te el pa­so del hu­ra­cán so­bre las Is­las Vír­ge­nes es­ta­dou­ni­den­ses mien­tras su hi­jo es­ta­ba en el hos­pi­tal

Publimetro Barranquilla - - MUNDO - DA­VID CORDERO M.

Hay dos ti­pos de hu­ra­ca­nes que una ma­dre pue­de en­fren­tar: uno es el que gol­pea con sus rá­fa­gas de vien­to y llu­via, el otro so­lo lo conoce ella cuan­do la vi­da de un hi­jo es­tá en pe­li­gro. Eli­za­beth Son­son vi­vió am­bos la se­ma­na pa­sa­da, du­ran­te el pa­so del his­tó­ri­co hu­ra­cán Ir­ma so­bre las Is­las Vír­ge­nes de Es­ta­dos Uni­dos.

Cer­ca de la 1:00 p.m. del pa­sa­do miér­co­les 6 de sep­tiem­bre, Eli­za­beth se en­con­tra­ba en el Sch­nei­der Re­gio­nal Me­di­cal Center en Saint Tho­mas, don­de cui­da­ba de su hi­jo, quien re­ci­bía aten­ción mé­di­ca in­ten­si­va. A esa ho­ra, vien­tos de has­ta 110 mi­llas por ho­ra azo­ta­ban la is­la.

No se tra­ta­ba, sin em­bar­go, de los pri­me­ros vien­tos hu­ra­ca­na­dos que en­fren­tó es­ta ma­dre. Cuan­do na­ció su hi­jo, los mé­di­cos le di­je­ron que no vi­vi­ría más de un año por su en­fer­me­dad ce­re­bral.

“Fue bien fuerte para mí, pe­ro le creo mucho al Se­ñor. Siem­pre he te­ni­do la fe en el Se­ñor. No creo mucho en lo que me di­gan”, apun­tó Eli­za­beth.

Ri­car­do (nom­bre fic­ti­cio para pro­te­ger su iden­ti­dad) cum­pli­rá 31 años en no­viem­bre. “Él no ha­bla ni se mue­ve, pe­ro es muy amis­to­so. Tra­ta de co­mu­ni­car­se a su ma­ne­ra; no ha­bla. Pi­de su co­mi­da, eso sí que lo sa­be de­cir”, ex­pli­có Eli­za­beth.

Hu­yen­do de un clima ines­ta­ble y de los ataques de as­ma que su­fría su hi­jo, Eli­za­beth se fue con él, su es­po­so y su hi­ja ma­yor a Saint John. Allí, en 1995, la mu­jer tam­bién en­fren­tó los vien­tos del hu­ra­cán Ma­rilyn, de ca­te­go­ría 3, que de­jó gra­ves daños tras su pa­so por las Is­las Vír­ge­nes. Pe­ro el azo­te de Ir­ma fue sin du­da más agre­si­vo. “Es­te que aca­ba de pa­sar fue peor”, ase­gu­ró la ma­dre, en re­fe­ren­cia al hu­ra­cán ca­te­go­ría 5.

El viernes an­tes del hu­ra­cán, al sa­lir del tra­ba­jo y lle­gar a su ca­sa, en­con­tró que su hi­jo no se sen­tía bien y de­ci­dió lle­var­lo al hos­pi­tal. Ri­car­do es as­má­ti­co y no pue­de res­pi­rar sin su má­qui­na de oxí­geno. La ener­gía eléc­tri­ca es vi­tal para man­te­ner­lo en con­di­ción es­ta­ble. Eli­za­beth to­mó una lan­cha des­de Saint John has­ta Saint Tho­mas, don­de su hi­jo fue in­gre­sa­do al hos­pi­tal y en­tu­ba­do. Allí los al­can­zó Ir­ma.

“Tu­vie­ron que cam­biar a mi hi­jo de cuar­to en cuar­to, y él en esa má­qui­na. Fue bien di­fí­cil has­ta que lle­ga­ron a un cuar­to que no es­ta­ba inun­dán­do­se”, re­la­tó la ma­dre.

“Mien­tras el hu­ra­cán se sen­tía más y más fuerte, co­men­cé a sen­tir que el hos­pi­tal se es­ta­ba mo­vien­do y el te­cho se le­van­ta­ba co­mo si se qui­sie­ra ir”, con­ti­nuó.

En el cuar­to pi­so del hos­pi­tal, de acuer­do con el re­la­to de Eli­za­beth, em­pe­za­ron a rom­per­se las ven­ta­nas y el te­cho co­men­zó a vo­lar.

“To­do el vien­to es­ta­ba en­tran­do. Lo es­tá­ba­mos sin­tien­do en el ter­cer pi­so, y to­da el agua es­ta­ba ba­jan­do. El te­cho es­ta­ba ha­cia arri­ba y ha­cia aba­jo”.

Una eva­cua­ción de emer­gen­cia en­tró en vi­gor en el hos­pi­tal, tras­la­do de pa­cien­tes que es­tu­vo a car­go de la Ar­ma­da de Es­ta­dos Uni­dos. Mien­tras tan­to, Eli­za­beth re­la­tó que so­lo ora­ba para que el te­cho del cuar­to don­de es­ta­ba su hi­jo no ca­ye­ra so­bre él. En me­dio de la odi­sea los al­can­zó la noche. No fue sino has­ta ca­si las 10:00 p.m. que un he­li­cóp­te­ro lo­gró sa­car­los a am­bos, ma­dre e hi­jo, del lu­gar.

Ri­car­do fue tras­la­da­do al Juan F. Luis Hos­pi­tal and Me­di­cal Center en Santa Cruz esa noche. Al día si­guien­te, un avión equi­pa­do con la ma­qui­na­ria mé­di­ca que ne­ce­si­ta­ba Ri­car­do lo tras­la­dó a Puer­to Ri­co.

Doc­to­res lo­gran es­ta­bi­li­zar­lo

A las 7:00 p.m. del viernes, el pa­cien­te fue re­ci­bi­do en el Hos­pi­tal Pa­via de San­tur­ce en con­di­ción crí­ti­ca, in­di­có el doc­tor Ubal­do San­tia­go Buono, es­pe­cia­lis­ta de Me­di­ci­na In­ter­na del cen­tro hos­pi­ta­la­rio.

San­tia­go ex­pli­có que el pa­cien­te as­pi­ró co­mi­da, es de­cir que se le fue al pul­món co­mo re­sul­ta­do de las con­di­cio­nes cró­ni­cas que pa­de­ce.

“El pa­cien­te tie­ne unas in­ca­pa­ci­da­des y cuan­do pierde to­dos los re­cur­sos de luz, de agua, en ese mo­men­to su fa­mi­liar pierde la ha­bi­li­dad de po­der­lo ayu­dar”, in­di­có el doc­tor.

“En es­te mo­men­to tie­ne ven­ti­la­ción me­cá­ni­ca, es­tá re­ci­bien­do an­ti­bió­ti­co y asis­ten­cia del neu­mó­lo­go, y ya el pa­cien­te ha me­jo­ra­do”, ase­gu­ró el mé­di­co, al tiem­po que di­jo que se es­pe­ra que sal­ga de cui­da­dos in­ten­si­vos du­ran­te los pró­xi­mos días.

Ri­car­do es uno de los 12 pa­cien­tes que has­ta el mo­men­to ha re­ci­bi­do el Me­tro Pa­via Health Sys­tem. Puer­to Ri­co ha re­ci­bi­do en los pa­sa­dos días de­ce­nas de pa­cien­tes y re­fu­gia­dos de las is­las ca­ri­be­ñas afec­ta­das por el pa­so del hu­ra­cán Ir­ma, el más po­de­ro­so re­gis­tra­do en aguas del océano Atlán­ti­co.

“En tér­mi­nos ge­ne­ra­les, mu­chos de los que han lle­ga­do tie­nen ne­ce­si­da­des de se­guir con an­ti­bió­ti­cos, han te­ni­do qui­zá pul­mo­nía, pe­ro lo más trau­má­ti­co es la par­te psi­co­ló­gi­ca, para los que es­tán sien­do asis­ti­dos en el hos­pi­tal, tras per­der sus co­sas, ver a sus fa­mi­lia­res en si­tua­cio­nes di­fí­ci­les, es­tar ale­ja­dos de ellos. Esa es la par­te más crí­ti­ca de es­ta si­tua­ción, el no tener ese apoyo emo­cio­nal que es lo que es­ta­mos tra­tan­do de brin­dar­les”, in­di­có el doc­tor.

En el ca­so de Ri­car­do, su ma­dre ha si­do su prin­ci­pal apoyo psi­co­ló­gi­co y emo­cio­nal. Eli­za­beth no ha que­ri­do se­pa­rar­se de él. “Ten­go que vol­ver a co­men­zar. Es­pe­ro vol­ver a co­men­zar con mi hi­jo”, ex­pre­só.

JAVIER LÓPEZ

Eli­za­beth Son­son, re­si­den­te de Saint John, se mos­tró agra­de­ci­da an­te el tra­to y las aten­cio­nes mé­di­cas en Puer­to Ri­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.