P&R

Publimetro Barranquilla - - ESPECIAL ELECCIONES - SAN­TIA­GO VÁSQUEZ Má­na­ger de Asun­tos Pú­bli­cos Bur­son-mars­te­ller

¿Por qué creer en las en­cues­tas?

El pun­to no es creer en las en­cues­tas, sino sa­ber in­ter­pre­tar­las. Por eso es tan im­por­tan­te com­pren­der qué di­ce la fi­cha téc­ni­ca, ya que allí se des­cri­be qué se está mi­dien­do.

Sin em­bar­go, a ve­ces los ana­lis­tas no tie­nen en cuen­ta es­to y ter­mi­nan ha­cien­do afir­ma­cio­nes que no son del to­do cier­tas con res­pec­to a la reali­dad del es­tu­dio. Cuando es­to ocu­rre, se in­du­ce a con­clu­sio­nes inexac­tas que de­te­rio­ran la cre­di­bi­li­dad de las en­cues­tas.

¿Có­mo en­ten­der­las?

Lo pri­me­ro es com­pren­der la fi­cha téc­ni­ca. No es lo mis­mo una en­cues­ta que se rea­li­za te­le­fó­ni­ca­men­te, a una que se apli­ca ca­ra a ca­ra. Tam­bién hay que pres­tar­le aten­ción al ta­ma­ño de la mues­tra y al uni­ver­so del es­tu­dio.

Pe­ro qui­zás lo más im­por­tan­te es po­ner a ha­blar a los da­tos, y de es­to se tra­ta la in­ter­pre­ta­ción. El da­to apa­re­ce en una tem­po­ra­li­dad y en un con­tex­to. En­ton­ces, si uno le pre­gun­ta a la gen­te por quién va a vo­tar, a ocho me­ses de las elec­cio­nes y con una ba­ra­ja de op­cio­nes que aún no está de­fi­ni­da, lo que ob­tie­ne es una fo­to­gra­fía le­ja­na y bo­rro­sa de lo que en reali­dad su­ce­de­rá.

¿Por qué com­pa­rar­las?

Ca­da fir­ma en­cues­ta­do­ra uti­li­za una fi­cha me­to­do­ló­gi­ca que di­fie­re a la de otras en cuan­to al ta­ma­ño de la mues­tra, la for­ma de re­co­lec­ción del da­to, el di­se­ño me­to­do­ló­gi­co, en fin. Es co­mo si fue­ran len­tes con di­fe­ren­tes diop­trías que mues­tran reali­da­des desde di­fe­ren­tes pers­pec­ti­vas.

Sin em­bar­go, al agru­par va­rias en­cues­tas se bus­ca una mi­ra­da a tra­vés de múl­ti­ples len­tes, y es­to de­be­ría ayu­dar a te­ner una pers­pec­ti­va más am­plia.

¿Qué tan­to fa­vo­re­ce o per­ju­di­ca a un can­di­da­to una en­cues­ta?

En el cam­po po­lí­ti­co, las en­cues­tas no so­la­men­te son un ins­tru­men­to pa­ra me­dir lo que pa­sa en la men­te de las per­so­nas, sino que se con­vier­ten en un ins­tru­men­to pa­ra per­sua­dir. Se uti­li­zan pa­ra ha­blar de la con­tien­da pre­si­den­cial co­mo si se es­tu­vie­ra na­rran­do una ca­rre­ra de ca­ba­llos, en don­de unos van pun­tean­do y otros no. Es­to ge­ne­ra un efec­to en la opi­nión pú­bli­ca, ya que la gen­te no sue­le apos­tar por el ca­ba­llo que va per­dien­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.