VI­VIA­NE MORALES

La se­na­do­ra se opu­so a de­jar pa­sar los ‘sa­pos’ del acuer­do de paz con las Farc y ade­más no qui­so fir­mar el ma­ni­fies­to li­be­ral, ¿se uni­rá a otros sec­to­res?

Publimetro Barranquilla - - NACIÓN -

En en­tre­vis­ta con el dia­rio El Tiem­po, la se­na­do­ra del Par­ti­do Li­be­ral de­cla­ró que el ma­ni­fies­to que le hi­cie­ron fir­mar es una tram­pa pa­ra de­jar­la por fue­ra de la con­tien­da elec­to­ral por sus creen­cias re­li­gio­sas.

“El ma­ni­fies­to es una re­gla que me quie­ren apli­car so­lo a mí pa­ra ex­cluir­me, diz­que por­que mis con­vic­cio­nes re­li­gio­sas no ha­cen par­te de la con­sis­ten­cia del par­ti­do”, le con­tó la se­na­do­ra a la periodista Ma­ría Isa­bel Rue­da.

Y es que la se­na­do­ra ase­gu­ra que des­de el par­ti­do le exi­gie­ron fir­mar el ma­ni­fies­to, o ale­jar­se de las ins­crip­cio­nes pa­ra la Pre­si­den­cia, pues se con­vir­tió en un re­qui­si­to.

“Que el país se dé cuen­ta de las re­glas por las cua­les a mí me es­tán ex­clu­yen­do, y le exi­ja al Par­ti­do Li­be­ral que las apli­que de aquí pa­ra ade­lan­te a ra­ja­ta­bla. El li­be­ra­lis­mo es­tá ha­blan­do de ir qui­zás en una coa­li­ción de cen­tro izquierda”, al­go que a Morales le sue­na in­cohe­ren­te.

“Ha­blan de pron­to has­ta de aliar­se con Clau­dia Ló­pez o con Robledo. Clau­dia Ló­pez vo­tó ‘no’ a la am­nis­tía e in­dul­to. Clau­dia Ló­pez vo­tó ‘no’ al ac­to le­gis­la­ti­vo de la JEP. Y Robledo aca­ba de vo­tar ‘no’ a unos pro­yec­tos de ley de im­ple­men­ta­ción de los acuer­dos, en la Co­mi­sión Quin­ta, so­bre ade­cua­ción de tie­rras. ¿Dón­de es­tá la cohe­ren­cia?”, afir­mó.

So­bre lo que ha­rá pa­ra que pue­da ga­ran­ti­zar su par­ti­ci­pa­ción elec­to­ral, ase­gu­ra que re­cu­rri­rá a la jus­ti­cia: “Da­ré ba­ta­lla ju­rí­di­ca pa­ra que se me res­pe­ten mis de­re­chos ju­rí­di­cos”.

“El otro­ra glo­rio­so Par­ti­do Li­be­ral le cie­rra sus puer­tas a las mu­je­res, a los cris­tia­nos y al di­sen­so. ¿En­ton­ces qué es ser Li­be­ral?”, pre­gun­tó en su cuen­ta de Twit­ter, en la que le ha da­do es­pa­cio a las se­na­do­ras del Cen­tro De­mo­crá­ti­co que la apo­yan.

“No fir­mo el pa­pel por­que a pe­sar de que le pu­sie­ron mu­chos ador­ni­tos, tie­ne tres pun­tos cla­ros: el pri­me­ro, que no pue­do pre­ten­der con­vo­car un re­fe­ren­do co­mo el de la adop­ción. El se­gun­do, que ten­go que ajus­tar­me a pie jun­ti­llas al tex­to de la im­ple­men­ta­ción de los acuer­dos. El ter­ce­ro, que fue mu­chí­si­mo más gra­ve, que ten­go que es­con­der mis con­vic­cio­nes re­li­gio­sas”, fue­ron sus ra­zo­nes.

¿Qué pa­só con los li­be­ra­les?

Se atra­ve­sa­ron ile­gal­men­te con un ma­ni­fies­to que es­tá vi­cia­do en su pro­ce­di­mien­to, que no tie­ne pi­so le­gal y fue­ra de eso, en el fon­do, va en contra de los prin­ci­pios del Par­ti­do Li­be­ral. Es de­cir, ni de for­ma ni de fon­do, es un ma­ni­fies­to le­gí­ti­mo y le­gal y ade­más es in­cons­ti­tu­cio­nal por­que es­tá vul­ne­ran­do los de­re­chos fun­da­men­ta­les co­mo el de ele­gir y ser ele­gi­do, el de­re­cho a la equi­dad, por­que me es­tán dis­cri­mi­nan­do; el de­re­cho a la ob­je­ción de con­cien­cia, a la li­ber­tad de opi­nión... En fin. Se es­tán vul­ne­ran­do los prin­ci­pios bá­si­cos, no so­lo los li­be­ra­les, tam­bién los cons­ti­tu­cio­na­les.

¿Qué es lo que más le des­agra­da de ese ma­ni­fies­to?

En mi ca­so, el oc­ta­vo pun­to. El ma­ni­fies­to me di­ce que me ten­go que ca­sar, sin nin­gu­na ob­je­ción, con los acuer­dos de La Ha­ba­na y yo creo que nin­gún co­lom­biano, dis­tin­to a las Farc y a sus cóm­pli­ces, po­dría de­cir eso, por­que hay mu­chas co­sas que po­drían cam­biár­se­le. Lo otro es que en un even­tual pro­ce­so con otra gue­rri­lla, ten­dría­mos que acep­tar­lo, tal cual. Es fir­mar un che­que en blan­co, lo cual es una ofen­sa a la in­te­li­gen­cia y un ac­to irres­pon­sa­ble.

¿El re­qui­si­to es pa­ra fre­nar­le el ca­mino?

Lo hi­cie­ron pa­ra fre­nar­le el ca­mino a Vi­via­ne Morales en va­rios nu­me­ra­les, en don­de prác­ti­ca­men­te le to­ca­ría re­nun­ciar a sus con­vic­cio­nes re­li­gio­sas y el par­ti­do de­be pro­mo­ver la li­ber­tad de cul­tos. Eso era pa­ra sa­car a Vi­via­ne de la con­tien­da, por­que te­nían sus­to de que ella ga­na­ra en la con­sul­ta.

Cuan­do ella de­ci­dió no ir, me di cuen­ta de que es­ta­ban en pe­li­gro mis as­pi­ra­cio­nes, así que ra­di­qué una tu­te­la pa­ra pre­ve­nir que se vul­ne­ren mis de­re­chos. Cuan­do ce­rra­ron in­tem­pes­ti­va­men­te las ins­crip­cio­nes, di­je que ha­bía que to­mar­se el par­ti­do pa­ra re­cu­pe­rar la de­mo­cra­cia, las re­glas y el res­pe­to a los de­re­chos.

¿Pien­sa en aban­do­nar el par­ti­do?

Una de dos, o ter­mi­nan por aca­bar el par­ti­do o lo re­cu­pe­ro pa­ra los mi­llo­nes de li­be­ra­les que se can­sa­ron de que no ha­ya ideo­lo­gía, mi­li­tan­cia y re­glas cla­ras con el te­ma de los ava­les, de las can­di­da­tu­ras y de to­dos los de­re­chos de­mo­crá­ti­cos que ca­rac­te­ri­zan las ideas li­be­ra­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.