Erra­di­ca­ción de la po­bre­za de­pen­de so­lo de no­so­tros

El Día In­ter­na­cio­nal pa­ra la Erra­di­ca­ción de la Po­bre­za se ce­le­bra el 17 de oc­tu­bre. La pri­me­ra con­me­mo­ra­ción del even­to tu­vo lu­gar en Pa­rís, Fran­cia, en 1987. PU­BLI­ME­TRO exa­mi­na el es­ta­do ac­tual de la po­bre­za en to­do el mun­do y las for­mas de erra­di­car­la

Publimetro Barranquilla - - MUNDO - DA­NIEL CA­SI­LLAS

La po­bre­za es uno de los desafíos más im­por­tan­tes que en­fren­ta el mun­do, de­bi­do a los pro­ble­mas que ge­ne­ra, en­tre ellos la ham­bru­na, la fal­ta de desa­rro­llo so­cial y la in­se­gu­ri­dad. Cien­tos de paí­ses y or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les lu­chan dia­ria­men­te pa­ra com­ba­tir­la, pe­ro los re­sul­ta­dos no siem­pre son sa­tis­fac­to­rios. Sin em­bar­go, los es­pe­cia­lis­tas afir­man que la so­lu­ción re­quie­re un cam­bio de ac­ti­tud de los Go­bier­nos y la so­cie­dad ha­cia quie­nes pa­de­cen po­bre­za. Y to­do de­pen­de de nues­tras pro­pias de­ci­sio­nes.

A pe­sar de dé­ca­das de tra­ba­jo rea­li­za­do por or­ga­ni­za­cio­nes in­ter­na­cio­na­les y Go­bier­nos, el pro­ble­ma de la po­bre­za ex­tre­ma, en mu­chas re­gio­nes del mun­do, no ha si­do erra­di­ca­do to­da­vía. Afec­ta a mi­llo­nes de per­so­nas, que ape­nas so­bre­vi­ven con bie­nes bá­si­cos y no pue­den as­pi­rar a un ma­yor desa­rro­llo so­cial por fal­ta de re­cur­sos eco­nó­mi­cos.

Se­gún los da­tos más re­cien­tes del Ban­co Mun­dial, el 10,7% de la po­bla­ción mun­dial (766 mi­llo­nes de per­so­nas) vi­vía con me­nos de 1,90 dó­la­res

dia­rios en 2013.

La po­bre­za, su­fri­da por mi­llo­nes de per­so­nas, crea un sin­fín de pro­ble­má­ti­cas pa­ra la so­cie­dad, pe­ro el prin­ci­pal, se­gún los ex­per­tos, es la fal­ta de opor­tu­ni­da­des y el desa­rro­llo.

“El pro­ble­ma más im­por­tan­te es el des­per­di­cio de po­ten­cial y las opor­tu­ni­da­des per­di­das que vie­nen cuan­do no in­ver­ti­mos pa­ra ase­gu­rar­nos de que to­das las per­so­nas ten­gan la ca­pa­ci­dad de man­te­ner­se a sí mis­mas”, ex­pli­có a PU­BLI­ME­TRO Larry Reed, es­pe­cia­lis­ta de Re­sults, un gru­po sin fi­nes de lu­cro que abo­ga por los más po­bres en­tre los po­bres.

Las es­ta­dís­ti­cas mues­tran que el pro­ble­ma mun­dial de la po­bre­za ha dis­mi­nui­do con­si­de­ra­ble­men­te en los úl­ti­mos de­ce­nios. El número de quie­nes la pa­de­cen en to­do el pla­ne­ta se ha re­du­ci­do en mi­llo­nes. Un es­tu­dio del Ban­co Mun­dial re­ve­ló que el número de po­bres ba­jó del 12,7% de la po­bla­ción mun­dial en 2011 al 10,7% en 2013 –de 896 mi­llo­nes de per­so­nas a 766 mi­llo­nes–, lo que sig­ni­fi­ca que 130 mi­llo­nes de per­so­nas sa­lie­ron de la po­bre­za.

Si bien es evi­den­te que se ha avan­za­do, el Ban­co Mun­dial re­co­no­ce que el número de per­so­nas que vi­ven en con­di­cio­nes ex­tre­mas de po­bre­za si­gue sien­do inacep­ta­ble­men­te ele­va­do. Y, aun­que las ta­sas de po­bre­za han dis­mi­nui­do en to­das

las re­gio­nes, los pro­gre­sos no han si­do uni­for­mes.

Por ejem­plo, en los úl­ti­mos de­ce­nios, la com­po­si­ción de la po­bre­za en re­gio­nes co­mo Asia orien­tal y el Pa­cí­fi­co, Asia me­ri­dio­nal y Áfri­ca sub­saha­ria­na (que re­pre­sen­tan apro­xi­ma­da­men­te el 95% de la po­bre­za mun­dial) ha cam­bia­do ra­di­cal­men­te. En 1990, Asia orien­tal re­pre­sen­ta­ba la mi­tad de los po­bres del mun­do, mien­tras que al­re­de­dor del 15% de ellos vi­vía en el Áfri­ca sub­saha­ria­na. Se­gún las pre­vi­sio­nes de 2015, es­ta si­tua­ción se ha in­ver­ti­do ca­si por com­ple­to: Áfri­ca sub­saha­ria­na re­pre­sen­ta la mi­tad de los po­bres del mun­do, mien­tras que cer­ca del 12% de ellos vi­ven en Asia orien­tal.

Los ex­per­tos con­si­de­ran que uno de los ma­yo­res desafíos en la lucha contra la po­bre­za es la idea de que no se pue­de ha­cer na­da pa­ra po­ner­le fin a es­te pro­ble­ma.

“El ma­yor pro­ble­ma es el ci­nis­mo, la creen­cia de que no se pue­de ha­cer na­da pa­ra eli­mi­nar la po­bre­za ex­tre­ma. La ma­yo­ría de la gen­te no co­no­ce las bue­nas no­ti­cias so­bre las gran­des re­duc­cio­nes de los ni­ve­les de po­bre­za en los úl­ti­mos 40 años. Es­ta creen­cia de que no se pue­de ha­cer na­da contra la po­bre­za con­du­ce a la inac­ción, a no ha­cer las in­ver­sio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra ter­mi­nar el tra­ba­jo”, afir­mó Reed.

A pe­sar de los enor­mes desafíos que plan­tea la erra­di­ca­ción de la po­bre­za, un in­for­me re­cien­te de las Na­cio­nes Uni­das pre­di­ce que el por­cen­ta­je de la po­bla­ción mun­dial afec­ta­da por la po­bre­za dis­mi­nui­rá al 6,5% pa­ra 2030, con 550 mi­llo­nes de per­so­nas que se es­pe­ra que es­tén en la po­bre­za ex­tre­ma pa­ra ese año. Sin em­bar­go, aun­que se tra­ta de un avan­ce sig­ni­fi­ca­ti­vo, con esa ci­fra la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal no lo­gra­ría al­can­zar una de las me­tas prin­ci­pa­les de los Ob­je­ti­vos de Desa­rro­llo Sos­te­ni­ble (ODS), que es la “erra­di­ca­ción de la po­bre­za” pa­ra 2030.

|GETTY IMAGES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.