Os­pi­na si­gue y Mon­te­ro su­frió en Eu­ro­pa Lea­gue

So­lo un co­lom­biano con­ti­nua­rá en la pe­lea por ha­cer­se con el se­gun­do tí­tu­lo de la Uefa. Así fue­ron los cuar­tos de fi­nal

Publimetro Barranquilla - - DEPORTES - SE­BAS­TIÁN GÓ­MEZ

Ar­se­nal con­fir­mó por qué son los gun­ners

CSKA Mos­cú por po­co da el gol­pe de la jor­na­da. A pe­sar del 4-1 a fa­vor del con­jun­to in­glés en el par­ti­do de ida, los di­ri­gi­dos por Vik­tor Gon­cha­ren­ko nun­ca ba­ja­ron los bra­zos. Y es que, apro­ve­chan­do la lo­ca­lía y apo­yo de su afi­ción, ge­ne­ra­ron un gran sus­pen­so en es­ta se­rie que pa­re­cía de­fi­ni­da.

An­te la au­sen­cia de Da­vid Os­pi­na por le­sión, Petr Čech de­fen­dió el ar­co lon­di­nen­se. La ac­tua­ción del por­te­ro che­co no des­en­to­nó. Más allá de ha­ber en­ca­ja­do dos go­les, obras de Fió­dor Chá­lov y Ki­ril Na­bab­kin, el guar­da­me­ta tu­vo una dig­na pre­sen­ta­ción, su­plien­do de gran ma­ne­ra al ca­fe­te­ro.

Esas dos ano­ta­cio­nes lle­na­ron de ilu­sión a la hin­cha­da del cua­dro ru­so, quie­nes so­ña­ban con la re­mon­ta­da. No era pa­ra me­nos. Has­ta ese mo­men­to es­ta­ban a so­lo un tan­to de lo­grar la ha­za­ña. Sin em­bar­go, los gun­ners fue­ron efi­cien­tes y Danny Wel­beck y Aa­ron Ram­sey aca­ba­ron con ese sue­ño.

Así, con es­te re­sul­ta­do 2-2 en el es­ta­dio Are­na CSKA, los hom­bres de Ar­sè­ne Wen­ger avan­za­ron a la si­guien­te ron­da. Es­ta no­ti­cia, sin lu­gar a du­das, be­ne­fi­cia a la se­lec­ción Co­lom­bia, ya que Da­vid Os­pi­na ten­drá dos opor­tu­ni­da­des más de ata­jar y su­mar mi­nu­tos.

Spor­ting Lis­boa no hi­zo la ta­rea com­ple­ta

El con­jun­to por­tu­gués no su­peró al fa­vo­ri­to Atlé­ti­co de Ma­drid. Un equi­po ro­co­so y equi­li­bra­do, co­mo siem­pre lo es el col­cho­ne­ro, se li­mi­tó a ma­ne­jar la diferencia de dos go­les ob­te­ni­da en el en­cuen­tro de ida.

A pe­sar de que abrie­ron rá­pi­da­men­te el mar­ca­dor, no lo­gra­ron in­flar nue­va­men­te las re­des ri­va­les. Y es que, re­ver­tir una se­rie fren­te a los de Die­go Si­meo­ne es una la­bor bas­tan­te com­pli­ca­da. Y efec­ti­va­men­te así fue. El or­den mos­tra­do en to­das y ca­da una de sus lí­neas es digno de ad­mi­rar.

El la­do po­si­ti­vo de es­ta eli­mi­na­ción, aun­que pa­rez­ca in­só­li­to en­con­trar uno, fue la ano­ta­ción de Fredy Mon­te­ro. El de­lan­te­ro ca­fe­te­ro di­jo pre­sen­te y con­vir­tió la úni­ca dia­na del par­ti­do, apro­ve­chan­do su ti­tu­la­ri­dad y res­pal­do de su en­tre­na­dor Jor­ge Je­sús.

RB Salz­bur­go pro­ta­go­ni­zó una épi­ca re­mon­ta­da

Con­tra to­do pro­nós­ti­co, los aus­tria­cos die­ron el ba­ta­ca­zo del día. Po­co im­por­tó la de­rro­ta 4-2 en la ida. Mu­cho me­nos in­flu­yó que su ri­val fue­ra la his­tó­ri­ca La­zio. Los to­ros ro­jos de­mos­tra­ron que no son nin­gu­na ce­ni­cien­ta y que, por el con­tra­rio, es un club de cui­da­do.

La pri­me­ra mi­tad fi­na­li­zó 0-0, lo que ha­cía de la ha­za­ña al­go utó­pi­co. Ade­más, el pa­no­ra­ma se os­cu­re­ce­ría más con el gol de Ci­ro Im­mo­bi­le re­cién co­men­zó la se­gun­da par­te. Sin em­bar­go, los ju­ga­do­res de Mar­co Ro­se die­ron una ver­da­de­ra cá­te­dra y mues­tra de nun­ca ren­dir­se.

Po­cos mi­nu­tos le bas­ta­ron pa­ra con­ver­tir cua­tro ano­ta­cio­nes, las su­fi­cien­tes pa­ra cla­si­fi­car a se­mi­fi­na­les con un con­tun­den­te 4-1 en su es­ta­dio. Moa­nes Da­bour, Ama­dou Hai­da­ra, Hwang Hee-chan y Ste­fan Lai­ner fue­ron los en­car­ga­dos de ha­cer vi­brar los co­ra­zo­nes de su afi­ción y amar­gar los de la La­zio.

Go­les y más go­les en Mar­se­lla con­tra RB Leip­zig

Sie­te ano­ta­cio­nes se pre­sen­cia­ron en el Sta­de Vé­lo­dro­me. En una de las lla­ves más pa­re­jas, fran­ce­ses y ale­ma­nes se sa­ca­ron chis­pas. Des­de el mi­nu­to dos has­ta el 94, las hin­cha­das ce­le­bra­ron, pe­ro tam­bién pa­de­cie­ron.

El ner­vio­sis­mo se apo­de­ró de es­ta se­rie. Re­cor­dan­do que el jue­go de ida ha­bía fi­na­li­za­do 1-0 a fa­vor de los ale­ma­nes, am­bas es­cua­dras lle­ga­ban a es­te compromiso con las po­si­bi­li­da­des in­tac­tas tan­to de avan­zar co­mo de que­dar eli­mi­na­dos.

Re­cién so­na­ba el pi­ta­zo ini­cial cuan­do Bru­ma abrió el mar­ca­dor pa­ra la visita. Es­to pa­re­cía di­la­pi­dar to­do pa­ra el Mar­se­lla. Sin em­bar­go, el con­jun­to fran­cés se re­pu­so rá­pi­da­men­te y gra­cias a Bou­na Sarr, Flo­rian Thau­vin y un gol en pro­pia puer­ta de Ste­fan Il­san­ker, die­ron vuel­ta pa­ra el 3-1 par­cial.

El de­sa­rro­llo pintaba a fa­vor de los lo­ca­les, con jus­ta ra­zón. Rea­li­za­ban un tra­ba­jo ad­mi­ra­ble. Pe­ro to­do to­ma­ría un gi­ro ines­pe­ra­do. Jea­nké­vin Au­gus­tin si­len­cia­ría a la afi­ción pre­sen­te en las gra­das, ya que ese 3-2 mo­men­tá­neo cla­si­fi­ca­ba al RB Leip­zig.

El tiem­po co­rría y el sue­ño se es­fu­ma­ba, has­ta que apa­re­ció Di­mi­tri Pa­yet. El me­dio­cam­pis­ta sa­có a re­lu­cir su ca­li­dad y les de­vol­vió el al­ma a los cuer­pos de los hin­chas. Ya so­bre el fi­nal, Hi­ro­ki Sa­kai sen­ten­cia­ría el 5-2 de­fi­ni­ti­vo, ge­ne­ran­do una gran explosión de fe­li­ci­dad en el Sta­de Vé­lo­dro­me de Mar­se­lla.

|PHO­TO CREDIT}}

Fredy Mon­te­ro hi­zo el gol del Spor­ting de Lis­boa, pe­ro no fue su­fi­cien­te fren­te al Atlé­ti­co de Ma­drid.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.