Fiat Uno Way: la apues­ta ita­lia­na pa­ra las ca­lles y las ca­rre­te­ras

El nue­vo vehícu­lo en­tra a un mer­ca­do ca­da vez más de­sa­rro­lla­do, con una ca­pa­ci­dad pa­ra cua­tro per­so­nas y una mecánica sen­ci­lla

Publimetro Cali - - AUTOS - JUAN MA­NUEL RE­YES

Fiat ha tra­ta­do de re­im­po­ner­se en el mer­ca­do co­lom­biano de mu­chas ma­ne­ras, con au­to­mó­vi­les que no han si­do tan exi­to­sos co­mo en el res­to de Su­ra­mé­ri­ca. El cam­bio de im­por­ta­dor a SK Ber­gé y su in­cor­po­ra­ción a la red de Chrys­ler, en con­so­nan­cia con la fu­sión in­ter­na­cio­nal de las dos com­pa­ñías, trae su pri­mer pro­duc­to nue­vo: el Fiat Uno Way, que com­pi­te en una ga­ma ca­da vez más den­sa en Co­lom­bia y en La­ti­noa­mé­ri­ca.

Es­te vehícu­lo fue de­sa­rro­lla­do en Bra­sil, con la ba­se del an­ti­guo Pa­lio, pe­ro con una es­té­ti­ca más eu­ro­pea, de­ri­va­da del Pan­da, el city car de Fiat en el Vie­jo Con­ti­nen­te. El Uno Way to­ma la ru­ta que mar­cas co­mo Volks­wa­gen con el Cross Up, Re­nault con el San­de­ro Step­way y Che­vro­let con el Onix Ac­tiv han usa­do pa­ra trans­for­mar au­tos ur­ba­nos en vehícu­los cros­so­ver con mu­cho éxi­to en la re­gión.

Ese desa­rro­llo se no­ta en el Fiat Uno Way, con una es­té­ti­ca ro­bus­ta y re­fuer­zos plás­ti­cos que apun­tan a ex­pe­rien­cias por fue­ra de la ciu­dad. Aun­que es un ca­rro de so­lo 3,8 me­tros de lar­go, su di­se­ño in­te­li­gen­te per­mi­te que que­pan cua­tro adul­tos con co­mo­di­dad y un equi­pa­je li­ge­ro. Asi­mis­mo, la cor­ta lon­gi­tud, la ex­ce­len­te vi­si­bi­li­dad y los sen­so­res de re­ver­sa ha­cen que par­quear sea muy sen­ci­llo.

El con­tra­pe­so de es­to es­tá en la po­si­ción pa­ra el con­duc­tor: es er­gui­da y muy ele­va­da. Una per­so­na al­ta su­fre pa­ra aco­mo­dar bien las pier­nas y adap­tar­se a la po­si­ción de ma­ne­jo, que in­co­mo­da pa­ra via­jes lar­gos. Lo agra­va el he­cho de que las si­llas no ten­gan ajus­te lum­bar, de al­tu­ra y que al ti­món no se le pue­da aco­mo­dar la pro­fun­di­dad.

Un clá­si­co ba­jo el ca­pó

El mo­tor del Fiat Uno Way es un vie­jo co­no­ci­do: el de 1,4 li­tros del Pa­lio, con so­lo 84 ca­ba­llos, pe­ro con 90 li­bras­pie de tor­que y que per­mi­te mo­ver­se bien en ciu­dad. Ayu­da la ca­ja de cin­co ve­lo­ci­da­des que es muy cor­ta, pe­ro en ca­rre­te­ra el vehícu­lo se sien­te cor­to de po­ten­cia a más de 80 ki­ló­me­tros por ho­ra, y se ex­tra­ña la op­ción de una sex­ta mar­cha en su re­co­rri­do.

Un ele­men­to in­có­mo­do es la po­si­ción del em­bra­gue, de­bi­do a que la ope­ra­ción del pe­dal no es tan pre­ci­sa, los pri­me­ros días re­quie­ren de un ajus­te con­ti­nuo y de mu­cha pre­cau­ción al ha­cer los cam­bios. Lla­ma la aten­ción que Fiat no ha­ya traí­do el mo­tor de 1,3 li­tros Fi­refly que se ofre­ce en Bra­sil, que tie­ne 15 ca­ba­llos más pa­ra mu­cha ma­yor fle­xi­bi­li­dad en ca­rre­te­ra y un me­nor con­su­mo de com­bus­ti­ble.

Aun­que el desem­pe­ño se vea que­da­do en la ca­rre­te­ra, ca­be des­ta­car que se en­cuen­tra mu­cho me­jor re­la­cio­na­do que vehícu­los en su mis­ma ga­ma co­mo el Cross Up o el Grand i10 de Hyun­dai. El pa­que­te se com­ple­ta con una sus­pen­sión muy ca­paz pa­ra ab­sor­ber los ba­ches de la ciu­dad y fre­nos su­fi­cien­tes.

Ga­ma ba­ja con mu­cho equi­po

Co­mo se di­jo an­te­rior­men­te, el Fiat Uno Way cuen­ta con sen­so­res de re­ver­sa. Lla­ma la aten­ción que no ten­ga una pan­ta­lla cen­tral, pe­ro el equi­po de so­ni­do es ca­paz de ofre­cer sin­cro­ni­za­ción por Blue­tooth y un puer­to USB, con los cua­les el usua­rio no ex­tra­ña­rá la mú­si­ca ni la po­si­bi­li­dad de res­pon­der lla­ma­das mien­tras con­du­ce. Ade­más, tie­ne con­tro­les en el ti­món, un des­ta­ca­do en la ga­ma.

Se com­ple­men­ta con un ta­ble­ro muy cu­rio­so, que cuen­ta con un in­men­so ve­lo­cí­me­tro, un ta­có­me­tro que más pa­re­ce in­di­ca­dor de ga­so­li­na (el me­di­dor de com­bus­ti­ble es del mis­mo ta­ma­ño) y una pe­que­ña pan­ta­lla cen­tral que con­tro­la op­cio­nes co­mo la tem­pe­ra­tu­ra del mo­tor. El in­te­rior tie­ne plás­ti­cos du­ros y te­las con­tras­ta­das, así co­mo un prác­ti­co por­ta­ga­fas en la con­so­la su­pe­rior.

En se­gu­ri­dad, tie­ne los dos air­bags y el ABS obli­ga­to­rios en Co­lom­bia a par­tir de enero. So­lo tie­ne dos pun­tos Iso­fix y dos cin­tu­ro­nes en la ban­ca tra­se­ra, por lo que se asu­me que no es­tá di­se­ña­do pa­ra cin­co per­so­nas. Otra au­sen­cia es el con­trol de es­ta­bi­li­dad, que sí se ofre­ce en Bra­sil, pe­ro no en Co­lom­bia, por lo que da la sen­sa­ción de ve­nir co­mo un vehícu­lo ‘pe­la­do’ pa­ra dis­mi­nuir el pre­cio de ven­ta.

En es­te as­pec­to, jus­ta­men­te, es­tá una de sus prin­ci­pa­les ven­ta­jas: so­lo cues­ta $40 mi­llo­nes. Por ta­ma­ño y as­pec­to, el Fiat Uno Way es­tá a mi­tad de ca­mino en­tre los vehícu­los fa­mi­lia­res bá­si­cos, y los cros­so­ver sub­com­pac­tos co­mo el Step­way. Los com­pro­mi­sos que ofre­ce son com­ple­jos, pe­ro pa­ra quie­nes quie­ren un vehícu­lo con un as­pec­to di­fe­ren­te y sin com­pli­ca­cio­nes, las op­cio­nes en es­te pre­cio son muy re­du­ci­das.

|COR­TE­SÍA

|COR­TE­SÍA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.