ITA­LIA Y BUF­FON SE QUE­DA­RON SIN MUN­DIAL 2018

En 1958 fue la úl­ti­ma vez que ‘la Az­zu­rra’ se que­dó sin mun­dial. Gian­lui­gi Buf­fon fue el gran dam­ni­fi­ca­do

Publimetro Colombia - - PORTADA -

Ita­lia con­tra las cuer­das. A la se­lec­ción ‘Az­zu­rra’, con cua­tro tí­tu­los mun­dia­les en su es­cu­do, le lle­gó la ho­ra del jui­cio fi­nal. La acu­mu­la­ción de pe­ca­dos en los úl­ti­mos tiem­pos lle­va­ron a ‘la Na­zio­na­le’ a es­tar al bor­de del abis­mo.

Dos eli­mi­na­cio­nes con­se­cu­ti­vas en pri­me­ra ron­da de los mun­dia­les, ga­nar ape­nas dos amistosos en los úl­ti­mos seis años y la fal­ta de ju­ga­do­res de je­rar­quía en su plan­tel, hi­cie­ron que Ita­lia no fue­ra ca­be­za de se­rie en el sor­teo de eli­mi­na­to­rias y por en­de ca­ye­ra al gru­po de la po­de­ro­sa Es­pa­ña, que con­de­nó a los te­tra­cam­peo­nes a un re­pe­cha­je.

Una opor­tu­ni­dad más de ex­pur­gar sus cul­pas. Ahí el con­ten­dien­te era Sue­cia, sin la com­pli­ci­dad de Zla­tan Ibrahi­mo­vić. Ita­lia sa­lió a es­pe­cu­lar en Es­to­col­mo y ca­yó 1-0, te­nien­do la ne­ce­si­dad de ga­nar por dos go­les en el Giu­sep­pe Meaz­za.

San Si­ro no le fa­lló a sus ju­ga­do­res. El es­ta­dio se vis­tió de ver­de, blan­co y ro­jo, con ban­de­ras en to­das las gradas, mien­tras que los ju­ga­do­res con piel azul en el cés­ped in­ten­ta­ron de­jar to­do el su­dor pa­ra re­ver­tir la se­rie.

Ga­nas hu­bo. Es­fuer­zo, tam­bién. Lo que es­tu­vo au­sen­te en ‘la Na­zio­na­le’ fue la ge­ne­ra­ción de jue­go. Los es­can­di­na­vos, bien pa­ra­dos en de­fen­sa, no su­frían en de­ma­sía, a pe­sar de lo in­có­mo­do que fue mar­car a Ci­ro Im­mo­bi­le, el me­jor de ‘los ta­nos’ en la pri­me­ra mi­tad.

El cen­tro de­lan­te­ro tu­vo el gol en sus pies, pe­ro en­tre el ar­que­ro Ol­sen y el de­fen­sor Granq­vist, evi­ta­ron el tan­to en la lí­nea. Ade­más de eso, no pa­só en la pri­me­ra mi­tad, que cul­mi­nó sin go­les.

Un tiem­po más de su­fri­mien­to. Un tiem­po más de ago­nía y de es­pe­ran­za. En la se­gun­da mi­tad, Ita­lia em­pu­jó con to­do su co­ra­zón y en­tre­ga, pe­ro las op­cio­nes eran sue­cas en el con­tra­gol­pe. Los de­lan­te­ros de ama­ri­llo se can­sa­ron de errar go­les can­ta­dos.

Fal­tan­do cin­co mi­nu­tos pa­ra el fi­nal, el mar­ca­dor no

se mo­di­fi­ca­ba en Mi­lán. Los ju­ga­do­res ita­lia­nos su­frían de an­gus­tia, mien­tras que Sue­cia se mo­ría del sus­to, an­te la epo­pe­ya que es­ta­ba logrando en sue­lo sa­gra­do.

La pre­sión se vol­có en con­tra de los ju­ga­do­res lo­ca­les, quie­nes le fa­lla­ron a to­da una na­ción. Un país que no fra­ca­sa­ba en una eli­mi­na­to­ria mun­dia­lis­ta des­de 1958 y que, jus­ta­men­te, se ju­gó en Sue­cia. Ita­lia que­dó eli­mi­na­da y es­ta ge­ne­ra­ción que­da­rá mar­ca­da pa­ra la his­to­ria.

|EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.