“Yo fui leal a San­tos, pe­ro más a mis prin­ci­pios” JUAN CAR­LOS PIN­ZÓN

El ex­mi­nis­tro de De­fen­sa, exem­ba­ja­dor de Co­lom­bia en Es­ta­dos Uni­dos, el bo­go­tano de 46 años ha­bló con no­so­tros de su cam­pa­ña pa­ra re­co­ger fir­mas, su re­la­ción con el Par­ti­do de La U, Juan Ma­nuel San­tos y so­bre qué ha­ría con los acuer­dos de paz si se con­vir

Publimetro Medellin - - Nación - NATALIA MARTÍNEZ natalia.mar­ti­nez@pu­bli­me­tro.co

¿Có­mo va la re­co­lec­ción de fir­mas?

Pues mu­cho me­jor de lo que mu­chos pen­sa­ron. Sa­li­mos a las ca­lles y la gen­te, que no mu­chas ve­ces re­cuer­da el nom­bre de Juan Car­los Pin­zón, sí re­cuer­da al ex­mi­nis­tro de De­fen­sa y eso nos ha va­li­do que nos re­ci­ban muy bien en Bo­go­tá, Ca­li, Me­de­llín, Ba­rran­qui­lla y mu­ni­ci­pios de dis­tin­tas re­gio­nes.

En reali­dad ha si­do una si­tua­ción muy agra­da­ble. La ver­dad es que es un muy buen mo­men­to y ya al­can­za­mos la me­ta, pe­ro va­mos a per­sis­tir en es­te es­fuer­zo y a se­guir re­co­rrien­do el país.

¿Qué les res­pon­de a los que lo til­dan de trai­dor por ir­se del Go­bierno de San­tos y a los que dicen que us­ted le al­cahue­teó?

Pri­me­ro, de­bo re­cor­dar que nun­ca fui can­di­da­to a nin­gún car­go de elec­ción po­pu­lar. Nun­ca hi­ce par­te de la jun­ta di­rec­ti­va de nin­gún par­ti­do po­lí­ti­co y, acla­ran­do es­to, quie­ro de­cir­le a la gen­te que si quie­re co­sas nue­vas o per­so­nas di­fe­ren­tes es­toy yo, que nun­ca he si­do se­na­dor, go­ber­na­dor o al­cal­de…

Las di­fe­ren­cias que ma­ni­fies­to con­tra el pro­ce­so de paz, es­tar preo­cu­pa­do por la se­gu­ri­dad de los co­lom­bia­nos, es­tar con­ven­ci­do de que se de­bía ne­go­ciar des­de la for­ta­le­za, apro­ve­chan­do lo que ha­bía­mos ga­na­do en te­rreno, son las di­fe­ren­cias que he ma­ni­fes­ta­do des­de siem­pre. De mu­chos sec­to­res me re­co­no­cen por­que siem­pre he ha­bla­do de lo mis­mo y man­ten­go mis crí­ti­cas a ha­ber ne­go­cia­do con de­bi­li­dad, lo que arro­jó co­mo re­sul­ta­do un país tan po­la­ri­za­do co­mo en el que es­ta­mos aho­ra, y de una u otra ma­ne­ra, con la sen­sa­ción de que los peo­res de­lin­cuen­tes de la his­to­ria que­da­ron en me­jo­res con­di­cio­nes que los co­lom­bia­nos. Yo soy con­sis­ten­te con lo que pien­so.

¿Qué sien­te hoy por el Par­ti­do de La U?

Yo soy un res­pe­tuo­so de los par­ti­dos. Yo res­pe­to al Cen­tro De­mo­crá­ti­co, yo res­pe­to al Par­ti­do Con­ser­va­dor, al Li­be­ral, a Cam­bio Ra­di­cal, in­clu­so al Par­ti­do Ver­de. Yo sé que hay mu­cha gen­te bue­na en La U, co­mo hay gen­te que no. Yo soy par­ti­da­rio de re­co­ger a to­da esa gen­te bue­na y tra­ba­jar con ellos.

¿Qué sien­te por el pre­si­den­te San­tos, que fue quien le abrió el ca­mino en su Go­bierno?

Res­pe­to, gra­ti­tud. Siem­pre ac­tué con leal­tad, pe­ro mi ma­yor leal­tad es­tá con los prin­ci­pios, con la Pa­tria. Nun­ca volvimos a hablar.

¿Qué ha­ría con los acuer­dos de paz? ¿Ha­cer­los tri­zas?

Lo pri­me­ro que he pen­sa­do es que hay que lle­var al país al fu­tu­ro. El te­ma de los acuer­dos es­tá ahí y mi pri­me­ra re­co­men­da­ción es que Co­lom­bia no pue­de se­guir dis­cu­tien­do lo que quie­ren los je­fes de las Farc, lo que pien­san los ti­pos que tie­nen ideo­lo­gías de los años se­sen­ta, del si­glo pa­sa­do. Yo veo que no voy a lle­var en re­ver­sa al país, pe­ro hay co­sas que hay que me­jo­rar y yo lo voy a ha­cer, en te­mas co­mo jus­ti­cia y eco­no­mía.

En su opinión, ¿cuál fue el pa­pel de Ger­mán Var­gas Lle­ras en el Go­bierno?

No soy muy ami­go de hablar de otros can­di­da­tos. Res­pe­to las ga­nas de los otros de ser­vir al país, pe­ro lo que sí quie­ro de­cir es que yo no cam­bié mis po­si­cio­nes aho­ra que soy can­di­da­to, sien­do mi­nis­tro de De­fen­sa pen­sa­ba lo mis­mo y lo ex­pre­sé a la gen­te que se lo te­nía que ex­pre­sar de ma­ne­ra res­pe­tuo­sa. Yo soy una per­so­na muy leal a la gen­te pe­ro, so­bre to­do, leal a mis prin­ci­pios y al país.

¿Se acer­ca­ría a las tol­das uri­bis­tas pa­ra una alian­za?

Na­die pue­de pre­su­mir de go­ber­nar un país so­lo. Es ne­ce­sa­rio ha­cer una gran alian­za en Co­lom­bia, bus­car las ma­yo­rías y, en lo po­si­ble, con­vo­car gen­te de to­dos los sec­to­res pa­ra sen­tar­nos a dis­cu­tir có­mo van a ser las co­sas y có­mo va­mos a so­lu­cio­nar los pro­ble­mas del país. Si so­mos sin­ce­ros, los co­lom­bia­nos es­tán abu­rri­dos de las éli­tes po­lí­ti­cas por­que no ha­blan de los pro­ble­mas de la gen­te, pa­ra avan­zar en esas ma­te­rias es ne­ce­sa­rio avan­zar en con­sen­sos na­cio­na­les, hablar de los pro­ble­mas y no de las ideo­lo­gías. Yo ten­go apre­cio por mu­cha gen­te de mu­chos par­ti­dos. Yo creo que hay gen­te bue­na con la que po­de­mos hablar y que­re­mos tra­ba­jar en su mo­men­to.

“La gen­te es­tá muy bra­va con los po­lí­ti­cos tra­di­cio­na­les. Sien­ten que no re­pre­sen­tan sus pro­ble­mas reales” Juan Car­los Pin­zón Bueno

¿Qué opi­na de com­par­tir cam­pa­ña elec­to­ral con ‘Ti­mo­chen­ko’?

Yo no me imaginé que eso pu­die­ra ser po­si­ble nun­ca. Yo siem­pre creí y le en­ten­dí al Go­bierno, in­clu­so cuan­do es­ta­ba den­tro del Go­bierno, que es­tas per­so­nas iban a pa­sar por la jus­ti­cia y que, ape­nas re­sol­vie­ran sus ca­sos, que­da­rían con los mis­mos de­re­chos que los co­lom­bia­nos, pe­ro no fue así. De la no­che a la ma­ña­na tie­nen más de­re­chos que to­dos. Mi­re, us­ted no se ima­gi­na lo di­fí­cil que es ha­cer po­lí­ti­ca en es­te país. El que quie­ra te­ner un pe­so pa­ra fi­nan­ciar una cam­pa­ña po­lí­ti­ca, eso es muy com­pli­ca­do. A es­ta gen­te le han da­do di­ne­ro, ca­rros, avio­nes, tie­rra, cu­ru­les, emi­so­ras de ra­dio. La gen­te, los cam­pe­si­nos es­tán he­ri­dos por­que pen­sa­ron que es­to nun­ca iba a pa­sar. Es­ta gen­te, por dig­ni­dad, de­be­ría de­cir que no ha­ce po­lí­ti­ca has­ta que pa­sen por la jus­ti­cia.

¿Qué le pue­de brin­dar us­ted al país?

Yo creo que el país ne­ce­si­ta or­den en to­das las ma­te­rias: en la eco­no­mía, en la sa­lud, en la mis­ma im­ple­men­ta­ción de los acuer­dos de paz. Or­den no es autoritarismo, or­den es li­de­raz­go, acom­pa­ñar a la gen­te y tra­ba­jar con la gen­te. Yo sí la­men­to mu­cho que la gen­te crea que el Go­bierno no hi­zo na­da más que los acuer­dos de paz y so­lu­cio­nar­les la vi­da a 15.000 per­so­nas que es­ta­ban en el mon­te y no por los 50 mi­llo­nes de co­lom­bia­nos. Eso es lo se­gun­do, opor­tu­ni­da­des. La gen­te ne­ce­si­ta opor­tu­ni­da­des de tra­ba­jo, opor­tu­ni­da­des en la sa­lud. Si hay or­den y opor­tu­ni­da­des, se­gu­ra­men­te avan­za­re­mos y ha­re­mos de Co­lom­bia una po­ten­cia. La gen­te es­tá bra­va en Co­lom­bia y hay que es­cu­char­la. Es­to me es­tá sir­vien­do pa­ra for­mu­lar un pro­gra­ma pa­ra la vi­da real.

|CORTESÍA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.