ES­PA­ÑA PRO­TES­TÓ CON­TRA LA “LE­VE” CON­DE­NA A ‘LA MA­NA­DA’

Mi­les se mo­vi­li­za­ron en to­do el país en so­li­da­ri­dad con la víc­ti­ma, re­cla­man­do que la con­de­na de­bió ha­ber si­do por vio­la­ción

Publimetro Medellin - - Portada -

La con­de­na por abu­so se­xual, y no por vio­la­ción, a cin­co hom­bres, co­no­ci­dos co­mo ‘La ma­na­da’, que agre­die­ron en gru­po a una jo­ven du­ran­te los San­fer­mi­nes de 2016 ge­ne­ró un fuer­te re­cha­zo en Es­pa­ña y la con­vo­ca­to­ria de mo­vi­li­za­cio­nes en to­do el país en apo­yo y so­li­da­ri­dad con la víc­ti­ma.

En su fa­llo, he­cho pú­bli­co en me­dio de una gran ex­pec­ta­ti­va me­diá­ti­ca, la Au­dien­cia de Na­va­rra con­de­nó a los cin­co acu­sa­dos a nue­ve años de pri­sión por un de­li­to de abu­so se­xual con­ti­nua­do al en­ten­der que los abu­sos se pro­du­je­ron sin el con­sen­ti­mien­to de la jo­ven, pe­ro no se dio uso de la vio­len­cia ni in­ti­mi­da­ción, con­di­cio­nes pa­ra que la agre­sión se con­si­de­re vio­la­ción.

La sen­ten­cia pro­vo­có la in­dig­na­ción de los co­lec­ti­vos fe­mi­nis­tas reuni­dos a las puer­tas de la Au­dien­cia que mos­tra­ron su re­cha­zo al gri­to de: “No es abu­so, es vio­la­ción”, ade­más de cien­tos de men­sa­jes en las re­des so­cia­les con las eti­que­tas #Es­ta es nues­tra ma­na­da ,# Yo sí te creo ,# Jus­ti­cia pa­triar­ca lo #Noe­sno.

“Nos aca­ban de con­de­nar a to­das”, “Pa­se lo que pa­se, jun­tas, di­ver­sas; uni­das siem­pre” o “No es­tás so­la, tie­nes a tu ver­da­de­ra ma­na­da con­ti­go” fue­ron al­gu­nas de las fra­ses más es­cu­cha­das y es­cri­tas a lo lar­go de la jor­na­da, en la que se ce­le­bra­ron mul­ti­tu­di­na­rias con­cen­tra­cio­nes ce­le­bra­das por to­da Es­pa­ña.

De­ce­nas de mi­les de per­so­nas sa­lie­ron a las ca­lles de las prin­ci­pa­les ciu­da­des es­pa­ño­las, mien­tras que en la pla­ta­for­ma Chan­ge.org más de 200.000 apo­ya­ban la pe­ti­ción de in­ha­bi­li­ta­ción pa­ra los ma­gis­tra­dos que dic­ta­ron la sen­ten­cia.

Los con­de­na­dos son cin­co ami­gos de Se­vi­lla –en­tre ellos un mi­li­tar y un guar­dia ci­vil–, que es­tán en pri­sión pro­vi­sio­nal des­de su de­ten­ción tras los he­chos, y que siem­pre han de­fen­di­do que las re­la­cio­nes se­xua­les con la jo­ven fue­ron con­sen­ti­das.

El gru­po, que se au­to­de­no­mi­na­ba ‘La ma­na­da’, via­jó el 6 de julio de 2016 a Pam­plo­na pa­ra asis­tir a los San­fer­mi­nes, una de las fies­tas es­pa­ño­las más po­pu­la­res, y coin­ci­dió con la jo­ven en la ma­dru­ga­da del día si­guien­te.

Unos me­ses an­tes, cua­tro de ellos, se­gún des­cu­brió y de­nun­ció la Po­li­cía, ya ha­bían agre­di­do a otra jo­ven den­tro de un ca­rro tras co­no­cer­la du­ran­te unas fies­tas en una lo­ca­li­dad de Cór­do­ba.

Los he­chos juz­ga­dos, en uno de los pro­ce­sos más me­diá­ti­cos de los úl­ti­mos años en Es­pa­ña, ge­ne­ra­ron un fuer­te de­ba­te en la so­cie­dad es­pa­ño­la so­bre el do­ble jui­cio al que se so­me­te a las mu­je­res víc­ti­mas de abu­sos se­xua­les fren­te a sus agre­so­res.

La po­lé­mi­ca se cen­tró en si las re­la­cio­nes se­xua­les fue­ron con­sen­ti­das o for­za­das, ya que en el vi­deo que los acu­sa­dos gra­ba­ron con un te­lé­fono, y pre­sen­ta­do an­te el tri­bu­nal, se ve que la jo­ven no ofre­ció re­sis­ten­cia.

Sin em­bar­go, ella de­cla­ró que no opu­so re­sis­ten­cia da­da la su­pe­rio­ri­dad nu­mé­ri­ca y fí­si­ca de los pro­ce­sa­dos, lo que le hi­zo en­trar en shock y desear que to­do ter­mi­na­ra cuan­to an­tes.

La con­de­na he­cha pú­bli­ca ayer con­tó con el vo­to dis­cre­pan­te de uno de los jue­ces, Ri­car­do Gon­zá­lez, quien abo­gó por la ab­so­lu­ción de los cin­co jó­ve­nes de los de­li­tos de los que se les acu­sa­ba: agre­sión se­xual, con­tra la in­ti­mi­dad y ro­bo con in­ti­mi­da­ción.

En su es­cri­to, el ma­gis­tra­do se re­fie­re a las imá­ge­nes gra­ba­das por los acu­sa­dos y ase­gu­ra que aun­que son “cier­ta­men­te de un con­te­ni­do per­tur­ba­dor”, so­lo ob­ser­va a cin­co va­ro­nes y una mu­jer prac­ti­can­do “ac­tos se­xua­les en un am­bien­te de jol­go­rio y re­go­ci­jo de to­dos ellos y, cier­ta­men­te me­nor ac­ti­vi­dad y ex­pre­si­vi­dad en la de­nun­cian­te”.

La Aso­cia­ción de Mu­je­res Ju­ris­tas la­men­tó la sen­ten­cia al con­si­de­rar que su­po­ne un re­fuer­zo del “ima­gi­na­rio co­lec­ti­vo” en que la víc­ti­ma de una vio­la­ción de­be ele­gir en­tre con­fron­tar o ce­der “co­mo mal me­nor”, se­gún un co­mu­ni­ca­do.

Ad­vier­te, ade­más, que su­po­ne un “gra­ve pre­ce­den­te” pa­ra la li­ber­tad se­xual de las mu­je­res, “des­di­bu­ja” la cons­truc­ción del con­sen­ti­mien­to y “re­fuer­za” la idea de que es­te se pue­de dar ba­jo cir­cuns­tan­cias de pre­sión.

|EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.