Pre­mio Em­pren­der Paz, un com­pro­mi­so del sec­tor pri­va­do con el cam­bio so­cial

Es­te pre­mio pa­ra em­pre­sa­rios co­lom­bia­nos lle­va on­ce años ve­lan­do por que es­te sec­tor pro­pon­ga ini­cia­ti­vas pro­duc­ti­vas y de in­clu­sión so­cial

Publimetro Medellin - - Cambio Social - MA­RÍA PAU­LA SUÁ­REZ NA­VAS ma­ria.sua­rez@pu­bli­me­tro.co

Se tra­ta de una ini­cia­ti­va que hoy es pro­mo­vi­da por la Fun­da­ción So­cial, la Fun­da­ción Kon­rad-ade­nauer Stif­tung (de Ale­ma­nia) y la Em­ba­ja­da de Sue­cia, to­das in­vo­lu­cra­das con la crea­ción de paz en el te­rri­to­rio co­lom­biano, con la idea de que ac­to­res na­cio­na­les se apro­pien de mu­chas de es­tas cau­sas.

Pa­ra la Cor­po­ra­ción Em­pren­der Paz, que coor­di­na el pre­mio, el rol de cons­truc­ción de paz se pue­de dar a tra­vés de dos vías: una es pre­mian­do y exal­tan­do los pro­yec­tos in­clu­si­vos que tie­nen em­pre­sa­rios y otra es mo­ti­van­do a otros a tra­vés del ejem­plo.

“Es­te ti­po de ini­cia­ti­vas en el sec­tor pri­va­do son muy im­por­tan­tes por­que, en un es­ce­na­rio co­mo el de hoy, si no se pro­mue­ve la ge­ne­ra­ción de in­gre­sos y la in­clu­sión eco­nó­mi­ca de las po­bla­cio­nes vul­ne­ra­bles, la paz y la re­con­ci­lia­ción son muy di­fí­ci­les de lo­grar. Si la gen­te no tie­ne con qué co­mer, va a ter­mi­nar de­di­cán­do­se nue­va­men­te a ac­ti­vi­da­des de­lic­ti­vas”, di­ce Mag­da Ta­ma­yo, coor­di­na­do­ra del Pre­mio Em­pren­der Paz.

Ade­más, re­cal­ca que real­men­te quien pue­de lle­gar a ge­ne­rar ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca y lo­grar in­clu­sión eco­nó­mi­ca es la empresa, y por eso su rol es tan im­por­tan­te. “El rol del Es­ta­do lle­ga has­ta cier­to pun­to, pue­de dar unos sub­si­dios o apo­yos, pe­ro al fi­nal eso no es lo que trans­for­ma la vi­da”, co­men­ta.

La con­vo­ca­to­ria al pre­mio es anual y la pró­xi­ma se­rá en 2019.

¿Qué ti­po de pro­yec­tos se pre­mian?

El Pre­mio Em­pren­der Paz tie­ne en cuen­ta so­bre to­do pro­yec­tos pro­duc­ti­vos o ini­cia­ti­vas de em­plea­bi­li­dad, pues son las ma­ne­ras más co­mu­nes de ayu­dar a ge­ne­rar in­gre­sos. En­tre es­tos han si­do pre­mia­dos, por ejem­plo, pro­yec­tos que abren la opor­tu­ni­dad de tra­ba­jar tan­to a la po­bla­ción víc­ti­ma co­mo a la po­bla­ción ex­com­ba­tien­te, que es un ideal.

Un co­mi­té de las or­ga­ni­za­cio­nes men­cio­na­das an­te­rior­men­te, que res­pal­dan el pre­mio, co­rro­bo­ra y eva­lúa cuál es el im­pac­to del pro­yec­to, su sos­te­ni­bi­li­dad, el in­vo­lu­cra­mien­to de los em­plea­dos de la empresa con es­te y su ca­pa­ci­dad de re­pli­ca­bi­li­dad en otros con­tex­tos.

“Real­men­te, nos gus­ta mi­rar que sea es­tra­té­gi­co pa­ra la empresa, por­que hay mu­chas que con­tra­tan un ope­ra­dor, pe­ro eso pa­ra no­so­tros no cuen­ta por­que la empresa de­le­ga su po­lí­ti­ca y no hay con­vic­ción”, di­ce Ta­ma­yo.

Tam­bién son im­por­tan­tes al­gu­nos va­lo­res agre­ga­dos co­mo que el pro­yec­to ten­ga alian­zas, pro­mue­va el cui­da­do del me­dioam­bien­te y el em­po­de­ra­mien­to de gé­ne­ro.

Sin em­bar­go, es im­por­tan­te te­ner en cuen­ta que, aun­que se ha­bla de em­pre­sa­rios, pue­den par­ti­ci­par em­pre­sas gran­des o pe­que­ñas de cual­quier par­te de Co­lom­bia. In­clu­so, se han pos­tu­la­do en­ti­da­des sin áni­mo de lu­cro que tie­nen ac­ti­vi­da­des pro­duc­ti­vas, es­tas tam­bién pue­den par­ti­ci­par en el concurso.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.