Vi­bran­te y mo­der­na

Ste­ven Stou­te, pre­si­den­te de la de Or­ga­ni­za­ción De­por­ti­va Cen­troa­me­ri­ca­na y del Ca­ri­be (ODECABE), se en­con­tró con una Ba­rran­qui­lla dis­tin­ta a la que co­no­ció en 2004. Ser se­de de los Juegos Pa­na­me­ri­ca­nos, di­ce, es un sue­ño que pue­de al­can­zar.

Semana (Colombia) - Especial - - Barranquilla -

SE­MA­NA: ¿Cuál fue la im­pre­sión que tu­vo de Ba­rran­qui­lla cuan­do se de­ci­dió que se­ría la an­fi­trio­na de los Juegos Cen­troa­me­ri­ca­nos y del Ca­ri­be?

STE­VEN STOU­TE: La me­jor, su pro­pues­ta fue la más com­ple­ta. Des­pués de que la ciudad de Quet­zal­te­nan­go (Gua­te­ma­la) desis­tie­ra de or­ga­ni­zar es­tas jus­tas, ana­li­za­mos las pe­ti­cio­nes de Ba­rran­qui­lla, Ciudad de Pa­na­má y Puerto de la Cruz (Venezuela). Lo que plan­teó el Dis­tri­to fue además no­ve­do­so, por pri­me­ra vez una se­de se ofre­ció a cu­brir los cos­tos de hos­pe­da­je en la Vi­lla Cen­troa­me­ri­ca­na pa­ra atle­tas y ofi­cia­les. Ese fue uno de los éxi­tos, pues es­te es­pa­cio es el al­ma y el co­ra­zón de even­tos co­mo es­te.

SE­MA­NA: En su dis­cur­so de cierre sus pa­la­bras so­bre la ciudad fue­ron muy po­si­ti­vas. ¿Có­mo des­cri­bi­ría lo que vi­vió allí? S.S.:

Co­mo lo di­je en la ce­re­mo­nia de clau­su­ra, la gen­te de Ba­rran­qui­lla “vi­vi­rá siem­pre en nues­tros co­ra­zo­nes”, fue muy di­fí­cil de­cir adiós. Los ba­rran­qui­lle­ros no so­lo aco­gie­ron los juegos, fue­ron muy hos­pi­ta­la­rios e hi­cie­ron to­dos los es­fuer­zos po­si­bles por re­ci­bir al per­so­nal del cer­ta­men y a los vi­si­tan­tes.

SE­MA­NA: Tam­bién di­jo que es­tos fue­ron los juegos más exi­to­sos y gran­des de la his­to­ria… S.S.:

Y lo man­ten­go. Pri­me­ro por­que tu­vie­ron el nú­me­ro más al­to de com­pe­ti­do­res, par­ti­ci­pa­ron la ma­yor can­ti­dad de paí­ses, in­clui­das las na­cio­nes de los miem­bros aso­cia­dos. Además, nun­ca se ha­bía al­can­za­do es­ta ci­fra de ré­cords su­pe­ra­dos y de com­pe­ti­do­res que cla­si­fi­ca­ron a los Juegos Pa­na­me­ri­ca­nos. Tam­bién fue­ron los más vis­tos en te­le­vi­sión, por strea­ming y en re­des so­cia­les, con el

alcance geo­grá­fi­co más gran­de en su his­to­ria. Además, tu­vie­ron una muy bue­na asis­ten­cia.

SE­MA­NA: Hu­bo in­ver­sio­nes con­si­de­ra­bles en es­ce­na­rios de­por­ti­vos, ¿cuál fue el que más lo im­pre­sio­nó? S.S.:

El cen­tro de tenis y rá­quet­bol, dos es­ce­na­rios ex­ce­len­tes que tu­vi­mos la for­tu­na de usar. El es­ta­dio de béis­bol, la pis­ta de BMX, las can­chas de ba­lon­ces­to y vo­lei­bol son to­das de van­guar­dia. Pe­ro, tal vez lo que más me im­pre­sio­nó fue el cen­tro acuá­ti­co, un es­ce­na­rio fa­bu­lo­so con tres pis­ci­nas. El he­cho de que se ter­mi­na­ra so­lo tres días an­tes del ini­cio de los juegos, ha­ce que, des­de mi pun­to de vis­ta, sea aún más so­bre­sa­lien­te.

SE­MA­NA: ¿Tu­vo la opor­tu­ni­dad de ha­blar con los atle­tas? ¿Có­mo les pa­re­ció el even­to? S.S.:

Ha­blé con al­gu­nos y la ma­yo­ría es­tu­vie­ron muy con­ten­tos, ex­tre­ma­da­men­te com­pla­ci­dos, co­mo lo ma­ni­fes­ta­ron en la ce­re­mo­nia de clau­su­ra.

SE­MA­NA: Us­ted al­gu­na vez fue de­por­tis­ta, ¿qué pue­de de­cir de los atle­tas co­lom­bia­nos? S.S.:

Me im­pre­sio­nó mu­cho su desem­pe­ño en la ma­yo­ría de de­por­tes. Creo que Co­lom­bia es­tu­vo muy cer­ca de con­se­guir el se­gun­do lu­gar en la ta­bla de me­da­lle­ría –pues­to que ocu­pó Cu­ba–, des­pués de Mé­xi­co, el cam­peón. Co­mo lo re­pe­ti­ré siem­pre, el apo­yo y la par­ti­ci­pa­ción de los es­pec­ta­do­res ba­rran­qui­lle­ros fue­ron im­pre­sio­nan­tes.

SE­MA­NA: La asis­ten­cia a las com­pe­ten­cias fue no­ta­ble, ¿có­mo des­cri­bi­ría al pú­bli­co de la ciudad? S.S.:

Es com­pro­me­ti­do y en­tu­sias­ta. Nue­va­men­te, no pue­do re­cor­dar unos juegos con me­jor par­ti­ci­pa­ción de pú­bli­co. Asis­tie­ron más de me­dio mi­llón de per­so­nas. SE­MA­NA: Lue­go de es­ta ex­pe­rien­cia, La Are­no­sa bus­ca ser an­fi­trio­na de los Juegos Pa­na­me­ri­ca­nos 2027, ¿cree que la ciudad es­tá pre­pa­ra­da? S.S.:

Creo que Ba­rran­qui­lla es­tá lis­ta pa­ra ser pre­mia­da con unos Juegos Pa­na­me­ri­ca­nos, sin em­bar­go, pien­so que ne­ce­si­ta un ve­ló­dro­mo pa­ra ci­clis­mo y la in­fra­es­truc­tu­ra or­ga­ni­za­cio­nal de­be me­jo­rar sus es­tán­da­res en ge­ne­ral. A pe­sar de es­to, Ba­rran­qui­lla hoy ya tie­ne la ma­yo­ría de es­ce­na­rios re­que­ri­dos y la ex­pe­rien­cia pa­ra ser una se­de ade­cua­da. So­lo fal­ta que se com­ple­te el ae­ro­puer­to pa­ra dar­le el im­pul­so a la pu­ja por los Pa­na­me­ri­ca­nos.

SE­MA­NA: ¿Qué re­cuer­do es­pe­cial se lle­va de es­tos juegos? S.S.:

Al­go que so­bre­sa­le en mi me­mo­ria es el in­vo­lu­cra­mien­to del al­cal­de de Ba­rran­qui­lla, Alex Char. Cuan­do pa­re­cía ha­ber un pro­ble­ma in­su­pe­ra­ble, co­mo una fa­lla eléc­tri­ca en la Vi­lla Cen­troa­me­ri­ca­na o re­tra­sos en la cons­truc­ción del cen­tro acuá­ti­co, él es­ta­ba pre­pa­ra­do y dis­pues­to pa­ra re­sol­ver­los. Des­de lue­go, per­so­nal­men­te una de las me­jo­res ex­pe­rien­cias fue el desem­pe­ño de los atle­tas de Bar­ba­dos, mi país, que ga­na­ron la ca­rre­ra 4x100 me­tros de re­le­vos y otros even­tos. Tam­bién, la de­di­ca­ción y el apo­yo de per­so­nas es­pe­cí­fi­ca­men­te de­sig­na­das pa­ra ayu­dar­me du­ran­te los juegos a mí y a mis agre­ga­dos.

SE­MA­NA: Apar­te de los es­ce­na­rios de­por­ti­vos, ¿qué fue lo que más le gus­tó de Ba­rran­qui­lla? S.S.:

Vi­si­té es­ta ciudad por pri­me­ra vez en 2004, en preparación pa­ra los juegos de 2006, en Car­ta­ge­na. Es evi­den­te que se ha desa­rro­lla­do mu­cho des­de en­ton­ces y aho­ra es una me­tró­po­li vi­bran­te y mo­der­na. ¿Qué más pue­do agre­gar? Creo que ya le he di­cho to­do. SE­MA­NA: Si tu­vie­ra que ele­gir una pa­la­bra pa­ra des­cri­bir a Ba­rran­qui­lla, ¿cuál se­ría? S.S.: Usa­ré dos: vi­bran­te y ex­ci­tan­te.

“Co­mo lo di­je en la ce­re­mo­nia de clau­su­ra, la gen­te de Ba­rran­qui­lla vi­vi­rá siem­pre en nues­tros co­ra­zo­nes, fue muy di­fí­cil de­cir adiós”.

Ste­ven Stou­te

Pre­si­den­te de ODECABE Los es­ce­na­rios de­por­ti­vos que más lo im­pre­sio­na­ron de la ciudad fue­ron el cen­tro acuá­ti­co, el es­ta­dio de béis­bol, las can­chas de ba­lon­ces­to y vo­lei­bol y la pis­ta de BMX.

Ba­rran­qui­lla

vi­bró con dis­ci­pli­nas co­mo na­ta­ción y BMX, en los mo­der­nos es­ce­na­rios que se es­tre­na­ron du­ran­te los Juegos Cen­troa­me­ri­ca­nos y del Ca­ri­be.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.