Otra vez ras­pan­do

Por se­gun­da vez se pre­sen­tó el ín­di­ce de sa­lud en Co­lom­bia, que que­dó en 64 so­bre 100. Es­te año la preo­cu­pa­ción se cen­tró en los ac­ci­den­tes de trán­si­to y los pro­ble­mas de sa­lud men­tal.

Semana (Colombia) - - Sumario -

EL JUE­VES SE dio a co­no­cer el ín­di­ce de sa­lud, una ini­cia­ti­va del ob­ser­va­to­rio Así Va­mos en Sa­lud pa­ra eva­luar el sis­te­ma a ni­vel na­cio­nal. Es­te año, la ci­fra to­tal subió de 62 pun­tos a 64.“Pa­sa­mos ras­pan­do el año, pe­ro no hay es­pa­cio pa­ra com­pla­cen­cias”, di­jo el mi­nis­tro Alejandro Ga­vi­ria en un men­sa­je de vi­deo di­vul­ga­do du­ran­te el even­to. Los cam­bios glo­ba­les no son no­to­rios, aun­que re­pre­sen­tan una me­jo­ría de dos pun­tos.“Es­to es lo es­pe­ra­do; no hay cam­bios dra­má­ti­cos pe­ro cuan­do se ha­ce un ‘zoom’ en ca­da eje –si­tua­ción de la sa­lud, ins­ti­tu­cio­na­li­dad, per­cep­ción y fi­nan­cia­mien­to- se en­cuen­tran te­mas im­por­tan­tes”, se­ña­lo Au­gus­to Ga­lán Sar­mien­to, di­rec­tor del ob­ser­va­to­rio.

Por ejem­plo, el eje de si­tua­ción en sa­lud, que des­cri­be có­mo se sien­ten los co­lom­bia­nos en es­ta ma­te­ria, dis­mi­nu­yó fren­te al año an­te­rior en so­lo un pun­to, de 79 a 78. Pe­ro la ra­zón del des­cen­so es muy re­le­van­te. Co­mo ex­pli­ca Ga­lán, ese pun­to tie­ne que ver con la ta­sa es­ti­ma­da de mor­ta­li­dad por ac­ci­den­tes de trán­si­to por ca­da100.000 ha­bi­tan­tes, que si bien man­tu­vo un mis­mo re­sul­ta­do bru­to, pre­sen­tó un ajus­te al com­pa­rar­lo con los re­gis­tros in­ter­na­cio­na­les. Es­to hi­zo que el in­di­ca­dor ca­ye­ra 25 pun­tos. Lo im­por­tan­te es que en Co­lom­bia los ac­ci­den­tes de trán­si­to son un pro­ble­ma de sa­lud pública y eso ade­más de preo­cu­par “in­di­ca que la sa­lud es mu­cho más que EPS, ba­tas blan­cas y fo­nen­dos­co­pios”, di­ce el mé­di­co.“Vi­vi­mos pen­dien­tes de las EPS, pe­ro la sa­lud es más in­te­gral que eso”, agre­ga.

Tam­bién re­sul­tó in­quie­tan­te la si­tua­ción de sa­lud men­tal, pues aun­que la ta­sa de ho­mi­ci­dios se man­tu­vo igual, aún es muy al­ta pa­ra los es­tán­da­res in­ter­na­cio­na­les. Otro eje, el de la per­cep­ción ciu­da­da­na, que mi­de la ex­pe­rien­cia de los usua­rios en el sis­te­ma de sa­lud, ba­jó de 69 a 63 de­bi­do prin­ci­pal­men­te a la queja ge­ne­ra­li­za­da por la fal­ta de ac­ce­so opor­tuno a los ser­vi­cios. Es­te pro­ble­ma se co­rro­bo­ra en el eje de efec­ti­vi­dad ins­ti­tu­cio­nal, que mi­de la co­ber­tu­ra, dis­po­ni­bi­li­dad y opor­tu­ni­dad de la aten­ción, en la que se ob­ser­vó que es­ta no se ajus­ta aún a los tiem­pos má­xi­mos que exi­ge la ley.

El eje que más re­pun­te tu­vo fue el de la fi­nan­cia­ción, que bus­ca eva­luar el sis­te­ma de las pers­pec­ti­vas ma­cro y mi­cro­eco­nó­mi­cas. Pa­só de 37 a 55 pun­tos por­que es­te año se in­clu­ye­ron, ade­más de las fi­nan­zas de las EPS, los ba­lan­ces fi­nan­cie­ros de clí­ni­cas y hos­pi­ta­les y de la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca. “Eso da re­sul­ta­dos po­si­ti­vos al agre­gar la sol­ven­cia y ren­ta­bi­li­dad de esas en­ti­da­des, pe­ro no quie­re de­cir que es­te­mos bien en esa ma­te­ria”,di­ce Ga­lán.

Si bien en es­tos ba­lan­ces fi­nan­cie­ros les va peor a las EPS que a las IPS y a la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca,se pu­do es­ta­ble­cer que el pro­ble­ma de las fi­nan­zas del sis­te­ma es de li­qui­dez.

En las re­gio­nes la si­tua­ción es di­fe­ren­te,pues cuan­do se mi­ra por de­par­ta­men­to se ob­ser­van que mu­chas IPS pre­sen­tan cri­sis. Y es que por pri­me­ra vez el ín­di­ce se ex­ten­dió a los de­par­ta­men­tos, lo que per­mi­tió ver en de­ta­lle el sis­te­ma. Pe­ro en es­tas zo­nas fal­ta in­for­ma­ción, y eso im­pli­có ha­cer el ín­di­ce con so­lo 61 in­di­ca­do­res y no con 75. Por es­ta ra­zón, los ín­di­ces na­cio­nal y de­par­ta­men­tal no se pue­den com­pa­rar, ni los da­tos so­bre el gas­to fi­nan­cie­ro del ré­gi­men con­tri­bu­ti­vo por de­par­ta­men­to. Por eso Ga­lán ha­ce un lla­ma­do pa­ra que las en­ti­da­des te­rri­to­ria­les lo­gren te­ner me­jo­res fuen­tes de in­for­ma­ción.

Te­nien­do en cuen­ta que la sa­lud va de la mano con el desa­rro­llo, ca­da re­gión se cla­si­fi­có en ca­te­go­rías. La per­cep­ción en sa­lud re­sul­tó más du­ra en los de­par­ta­men­tos de mayor ni­vel so­cio­eco­nó­mi­co, y por eso es­tos son los más cas­ti­ga­dos en ese as­pec­to. Los in­ves­ti­ga­do­res mos­tra­ron in­quie­tud por Va­lle del Cau­ca, pues den­tro de su ca­te­go­ría que­dó en el úl­ti­mo lu­gar con un pun­ta­je de 59 so­bre 100.

El ob­je­ti­vo de es­ta he­rra­mien­ta es re­co­ger la in­for­ma­ción del país en ma­te­ria de sa­lud pa­ra que de ella sur­jan so­lu­cio­nes a mu­chos de los ma­les que aque­jan al sis­te­ma.Pa­ra más in­for­ma­ción so­bre el ín­di­ce vea www.asi­va­mo­sen­sa­lud.org.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.