PO­LÍ­TI­CA

To­do in­di­ca que los 285.000 vo­tos de los se­na­do­res más vo­ta­dos de La U, Mu­sa Be­sai­le y Ber­nar­do ‘Ño­ño’ Elías, irán a pa­rar al Cen­tro De­mo­crá­ti­co.

Semana (Colombia) - - Sumario -

¿A dón­de va la ño­ño­ma­nía?

EL CAU­DAL ELEC­TO­RAL DE los se­na­do­res Ber­nar­do ‘Ño­ño’ Elías y Mu­sa Be­sai­le Fa­yad fue de­ci­si­vo pa­ra el triun­fo de Juan Ma­nuel San­tos en 2014.Aho­ra que co­mien­za una nue­va con­tien­da elec­to­ral, en me­dio del es­cán­da­lo de co­rrup­ción en el que am­bos se­na­do­res es­tán en­vuel­tos y que los tie­ne en la cár­cel, va­rios pre­can­di­da­tos pre­si­den­cia­les y je­fes po­lí­ti­cos co­mien­zan a co­que­tear­les pa­ra que les en­do­sen su cau­dal elec­to­ral. Y en ese cor­te­jo los po­lí­ti­cos uri­bis­tas tie­nen las de ga­nar.

Aun­que es pre­ma­tu­ro va­ti­ci­nar pa­ra cuál can­di­da­to pre­si­den­cial se irían los 285.545 vo­tos que sa­ca­ron Elías y Be­sai­le en 2014, en Saha­gún afir­man que ter­mi­na­rán por en­gro­sar las ar­cas elec­to­ra­les uri­bis­tas y que en nin­gún ca­so lle­ga­rán a las tol­das de Ger­mán Var­gas, a quien si­guen aso­cian­do con el go­bierno ac­tual. Pa­ra mu­chos es­ta mi­gra­ción de vo­tos ha­cia el Cen­tro De­mo­crá­ti­co es una mo­vi­da na­tu­ral, ya que, co­mo se­ña­la­ron ami­gos cer­ca­nos a Elías y Be­sai­le, ellos lle­ga­ron en 2010 al Par­ti­do de la U pa­ra apo­yar a Juan Ma­nuel San­tos por or­den del ex­pre­si­den­te Ál­va­ro Uri­be, su je­fe po­lí­ti­co ini­cial.

Va­rios po­lí­ti­cos de Cór­do­ba sos­tie­nen que an­tes de que Ber­nar­do Elías fue­ra de­te­ni­do por la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia (CSJ), y de que el se­na­dor Be­sai­le acu­sa­ra an­te la Sa­la Pe­nal de ese tri­bu­nal que ha­bía si­do víc­ti­ma de una ex­tor­sión, ya ellos ha­bían con­ver­sa­do con di­ri­gen­tes del uribismo pa­ra apo­yar a quien re­sul­ta­ra es­co­gi­do co­mo can­di­da­to pre­si­den­cial por ese mo­vi­mien­to.

A la cer­ca­nía que ha­bría en­tre los Ño­ños y Uri­be des­de la épo­ca de su Pre­si­den­cia se su­ma que am­bos se­na­do­res es­tán des­con­ten­tos con San­tos, a quien acu­san de per­se­cu­ción y de trai­ción. Si bien du­ran­te los pri­me­ros años de su se­gun­do man­da­to el go­bierno con­sin­tió a Elías y Be­sai­le con cuo­tas bu­ro­crá­ti­cas, co­mo Fo­na­de, a cam­bio de que apo­ya­ran la paz, em­pe­za­ron a ver­se in­mis­cui­dos en el es­cán­da­lo de Ode­brecht y el go­bierno co­men­zó a ale­jar­se de ellos. Quie­nes co­no­cen a Elías in­sis­ten en que le mo­les­tó la res­pues­ta del pre­si­den­te en la que se li­mi­tó a re­co­no­cer “el do­lor por el que es­tá pa­san­do el se­na­dor”, y que se en­fu­re­ció cuan­do al día si­guien­te Cris­ti­na Pla­zas, en­ton­ces di­rec­to­ra del ICBF, ase­gu­ró que “Ber­nar­do Elías sa­queó el ICBF du­ran­te 14 años”.

El po­co res­pal­do que los po­lí­ti­cos cor­do­be­ses sin­tie­ron de par­te de San­tos se re­fle­jó en el tuit que Elías pu­bli­có días an­tes de ser cap­tu­ra­do:“No sa­bía que des­de el go­bierno me odia­ran tan­to. Lás­ti­ma no ha­ber­lo sa­bi­do an­tes.A esas per­so­nas de­seo que Dios les sa­ne el co­ra­zón. Pa’lan­te!”.

Pe­ro a la dispu­ta por quién se que­da con el cau­dal elec­to­ral de Elías y Be­sai­le pa­ra la Pre­si­den­cia, se su­ma a cuá­les po­lí­ti­cos re­gio­na­les le da­rán la ben­di­ción pa­ra las pró­xi­mas elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas. Lo más se­gu­ro es que sus vo­tos ter­mi­na­rán por ele­gir a al­guno de los her­ma­nos o a ami­gos afi­nes al mo­vi­mien­to. Una per­so­na cer­ca­na di­ce que no han de­ci­di­do, pe­ro ya en Mon­te­ría se men­cio­nan los nom­bres de Johnny y Ya­mil Be­sai­le Fa­yad, her­ma­nos mayor y me­nor de Be­sai­le. Johnny es co­no­ci­do en el mun­do po­lí­ti­co por­que fue al­cal­de de Saha­gún en 1998 y se­cre­ta­rio del In­te­rior de Alejandro Lyons. Ya­mil es ad­mi­nis­tra­dor de em­pre­sas y po­co co­no­ci­do en el mun­do po­lí­ti­co.

Por las tol­das de Ño­ño Elías se men­cio­na a su her­mano Julio Elías Vidal y a Jo­che Tous, ac­tual re­pre­sen­tan­te a la Cá­ma­ra. Pe­ro to­do eso es­tá por ver­se: lo pri­me­ro es que ten­gan aval en al­guno de los par­ti­dos o mo­vi­mien­tos po­lí­ti­cos, aun­que sus se­gui­do­res no han de­ja­do de tra­ba­jar a pe­sar del mal mo­men­to que es­tán vi­vien­do.

Más allá de su des­tino ju­di­cial, en las ca­lles de Saha­gún los po­lí­ti­cos lo­ca­les ya di­cen que vo­ta­rán por el que di­gan los Ño­ños, y que el po­der de Mu­sa y Ber­nar­do Miguel in­ci­di­rá en las pre­si­den­cia­les de 2018. Por aho­ra, su cau­dal pa­re­ce di­ri­gir­se al uribismo.

tu Los se­na­do­res Ber­nar­do Miguel Elías y Mu­sa Be­sai­le no se pre­sen­ta­rán en las elec­cio­nes de 2018, pe­ro sus vo­tos se­rán cru­cia­les en la elec­ción pre­si­den­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.