Apues­ta por los em­pre­sa­rios

Las uni­ver­si­da­des tie­nen el re­to de ofre­cer a los eje­cu­ti­vos de al­to ni­vel pro­gra­mas aca­dé­mi­cos de in­mer­sión y cor­ta du­ra­ción.

Semana (Colombia) - - Cultura -

El mun­do de los ne­go­cios nun­ca an­tes ha­bía exi­gi­do pro­fe­sio­na­les más glo­ba­li­za­dos y con am­plias ha­bi­li­da­des so­cia­les y co­mu­ni­ca­ti­vas. Hoy, una per­so­na que as­pi­re a un al­to car­go den­tro de una com­pa­ñía o,en mu­chos ca­sos, a ser un em­pren­de­dor exi­to­so tie­ne que con­tar con el tí­tu­lo,pe­ro tam­bién con va­lo­res agre­ga­dos co­mo maes­trías,MBA y to­do ti­po de ex­pe­rien­cias mul­ti­cul­tu­ra­les.

Por su­pues­to, mu­chas ins­ti­tu­cio­nes de educación su­pe­rior es­tán apos­tán­do­le a es­te seg­men­to al lan­zar cons­tan­te­men­te pro­gra­mas di­ri­gi­dos a es­te ni­cho. Se­gún el Sis­te­ma Na­cio­nal de In­for­ma­ción de la Educación Su­pe­rior (SNIES), ac­tual­men­te 15 uni­ver­si­da­des ofre­cen maes­trías-MBA tan­to pre­sen­cia­les co­mo vir­tua­les, aun­que la ma­yo­ría de los po­ten­cia­les es­tu­dian­tes pre­fie­ren la pri­me­ra al­ter­na­ti­va.

Y con el sur­gi­mien­to de nue­vos pro­gra­mas los per­fi­les de quie­nes los to­man tam­bién han ido cam­bian­do. Aun­que to­da­vía pre­do­mi­nan los pro­fe­sio­na­les con ex­pe­rien­cia y cier­to es­ta­tus den­tro de las com­pa­ñías, ca­da vez son más co­mu­nes los re­cién egre­sa­dos. Es­te es un fe­nó­meno que se­gún Ig­na­cio Gai­tán, de­cano eje­cu­ti­vo de Pri­me Bu­si­ness School de la Uni­ver­si­dad Ser­gio Ar­bo­le­da, es­tá con­tri­bu­yen­do a me­jo­rar la ho­ja de vi­da y las op­cio­nes de em­plea­bi­li­dad de los jó­ve­nes, pe­ro que tam­bién es­tá im­pul­san­do el em­pren­di­mien­to en­tre los mi­llen­nials, una ge­ne­ra­ción que tie­ne una óp­ti­ca di­fe­ren­te del mun­do la­bo­ral y se la jue­ga por los ne­go­cios pro­pios.

Pe­ro a pe­sar de que si­gue cre­cien­do la ofer­ta de MBA y maes­trías, lo cier­to es que es­te ti­po de educación se es­tá com­ple­men­tan­do con pro­gra­mas de in­mer­sión y de cor­ta du­ra­ción. Es­te nue­vo pa­no­ra­ma se de­be a va­rias ra­zo­nes, en­tre ellas la fal­ta de tiem­po de las per­so­nas y la ne­ce­si­dad apre­mian­te de me­jo­rar ha­bi­li­da­des blan­das que van des­de co­no­ci­mien­to de his­to­ria, cul­tu­ra y desa­rro­llo so­cial has­ta in­te­li­gen­cia emo­cio­nal.

Pe­ro es­to no es lo úni­co, pues tam­bién se es­tá vol­vien­do in­dis­pen­sa­ble pa­ra as­pi­rar a una me­jor po­si­ción la­bo­ral te­ner un co­no­ci­mien­to mu­cho más glo­ba­li­za­do, al­go que so­lo se pue­de con­se­guir vi­vien­do de pri­me­ra mano otras cul­tu­ras.

Gai­tán afir­ma que en el ca­so de la Uni­ver­si­dad Ser­gio Ar­bo­le­da, “to­dos los pro­gra­mas di­ri­gi­dos a la al­ta ge­ren­cia es­tán in­clu­yen­do un to­que glo­bal pa­ra que los egre­sa­dos ten­gan una vi­sión mul­ti­cul­tu­ral”. Tan­to es así que quie­nes es­tu­dian allí de­ben via­jar obli­ga­to­ria­men­te a la se­de de Bar­ce­lo­na si quie­ren ob­te­ner el tí­tu­lo.

Es­te es un com­po­nen­te muy im­por­tan­te en el en­torno eco­nó­mi­co ac­tual, que aho­ra ha­bla de mul­ti­na­cio­na­les

A pe­sar de que la for­ma­ción aca­dé­mi­ca es cla­ve pa­ra crear un pen­sa­mien­to más crí­ti­co, hoy en día se es­tá po­ten­cian­do el desa­rro­llo de ha­bi­li­da­des blan­das que van des­de cul­tu­ra ge­ne­ral has­ta in­te­li­gen­cia emo­cio­nal

y mul­ti­la­ti­nas, em­pre­sas que re­quie­ren per­so­nal de­bi­da­men­te ca­pa­ci­ta­do en las áreas bá­si­cas de su ca­rre­ra, pe­ro que tam­bién ten­gan un co­no­ci­mien­to más am­plio y un pen­sa­mien­to más crí­ti­co. “Las com­pe­ten­cias hu­ma­nas son fun­da­men­ta­les, pe­ro qui­zás lo son más las com­pe­ten­cias glo­ba­les”, concluye Gai­tán.

La ma­yo­ría de quie­nes es­tu­dian un MBA es­tán en al­tos car­gos. No obs­tan­te, ca­da vez son más co­mu­nes

los re­cién egre­sa­dos que op­tan por uno de es­tos pro­gra­mas

con el áni­mo de me­jo­rar su per­fil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.