Tea­tro del ab­sur­do

La exal­cal­de­sa de Car­ta­ge­na Ju­dith Pi­ne­do irá a jui­cio por per­mi­tir­le al Ho­tel Dann re­gu­la­ri­zar la po­se­sión de un te­rreno bal­dío en el que es­tá la pis­ci­na des­de hace más de 45 años. Ar­gu­men­tan que era pla­ya, pe­ro mu­chos sos­pe­chan una per­se­cu­ción po­lí­ti­ca.

Semana (Colombia) - - Opinión -

MIEN­TRAS CAR­TA­GE­NA ES­TÁ su­mi­da en una pro­fun­da cri­sis de go­ber­na­bi­li­dad,en la que el al­cal­de es­tá pre­so por se­rias de­nun­cias de co­rrup­ción y 14 de los 19 con­ce­ja­les per­ma­ne­cen en la mi­ra de la Fis­ca­lía, la exal­cal­de­sa Ju­dith Pi­ne­do, una de las po­cas que ter­mi­nó su pe­rio­do con un al­ta apro­ba­ción y re­co­no­ci­mien­to por su buen tra­ba­jo, tam­bién po­dría ter­mi­nar en la cár­cel gra­cias a un ab­sur­do y ma­con­diano jui­cio.

La Fis­ca­lía acu­sa a Pi­ne­do, jun­to con otros fun­cio­na­rios y ase­so­res de su ad­mi­nis­tra­ción co­mo la ex­se­cre­ta­ria de Ha­cien­da Vi­vian El­jaiek Juan, de los pre­sun­tos de­li­tos de con­tra­to sin cum­pli­mien­to de re­qui­si­tos le­ga­les y pe­cu­la­do por apro­pia­ción. Es­to por­que den­tro de la ena­je­na­ción que hi­cie­ron de nu­me­ro­sos te­rre­nos bal­díos, el Dis­tri­to le ven­dió un lo­te de 240 me­tros cua­dra­dos al Ho­tel Dann en El La­gui­to, el mis­mo te­rreno que ocu­pa des­de hace 45 años y en el que es­tá cons­trui­da par­te de la pis­ci­na.

El ca­so se re­mon­ta a 1999 cuan­do la ciu­dad re­ci­bió de la Na­ción cien­tos de te­rre­nos bal­díos, mu­chos de ellos ocu­pa­dos, que fue­ron es­cri­tu­ra­dos a nom­bre del Dis­tri­to, co­mo exi­ge la ley. Sie­te años des­pués, en 2006, el Con­ce­jo Dis­tri­tal fa­cul­tó a la ad­mi­nis­tra­ción pa­ra ven­der los bal­díos con el fin de ob­te­ner re­cur­sos pa­ra in­ver­sión so­cial.

Den­tro de las pro­pie­da­des enaje­na­das, y pre­via­men­te va­lo­ra­das por pe­ri­tos, es­ta­ba el te­rreno de 240 me­tros del Dann. Co­mo era ló­gi­co, la Al­cal­día se lo ven­dió al ho­tel por 207 mi­llo­nes de pe­sos, pues los ocu­pan­tes tie­nen la prio­ri­dad. Sin em­bar­go, fren­te a unas de­nun­cias del con­ce­jal Wi­lliam Gar­cía, opo­si­tor de la al­cal­de­sa, la ven­ta que­dó sus­pen­di­da y la Fis­ca­lía Sec­cio­nal em­pe­zó las in­ves­ti­ga­cio­nes.

Tras va­rios años, la Fis­ca­lía acu­só a la ex­cal­de­sa y de­más im­pli­ca­dos, in­clui­do el ge­ren­te del ho­tel, por­que con­si­de­ra que el te­rreno ven­di­do se en­con­tra­ba en zo­na de pla­ya, y co­mo tal es un bien de uso pú­bli­co que no po­día ser enaje­na­do, sino res­ti­tui­do. Ade­más, de­nun­ció que no hu­bo li­ci­ta­ción y que el ava­lúo fue in­fe­rior al pre­cio por me­tro cua­dra­do en la mis­ma zo­na.

Pa­ra re­ba­tir la acu­sa­ción, los abo­ga­dos de­fen­so­res tie­nen va­rias prue­bas pa­ra de­mos­trar­les a la Fis­ca­lía y al juez que el bien no es de uso pú­bli­co. En po­der de la mis­ma Fis­ca­lía es­tá, des­de el año 2011, un es­tu­dio de Po­li­cía Ju­di­cial que ubi­ca el te­rreno en dis­cu­sión den­tro del Ho­tel Dann, en lí­mi­tes con la pla­ya y no co­mo par­te de es­ta.Va­le la pe­na acla­rar que el es­ta­ble­ci­mien­to ho­te­le­ro se en­cuen­tra cons­trui­do so­bre un lo­te de 2.145 me­tros de la ur­ba­ni­za­ción El La­gui­to. En ese es­tu­dio di­ri­gi­do al fis­cal Álvaro Her­nán­dez Pia­net­ta es­tá cla­ra­men­te ubi­ca­do el cues­tio­na­do po­lí­gono. Ade­más, un tra­ba­jo del Ins­ti­tu­to Geo­grá­fi­co Agus­tín Co­daz­zi (Igac) in­di­ca que efec­ti­va­men­te el te­rreno ha­cía par­te del lo­te ori­gi­nal del ho­tel.

Tam­bién sor­pren­de que el Dis­tri­to de Car­ta­ge­na, que se­ría el afec­ta­do, no par­ti­ci­pa en el pro­ce­so. El de­nun­cian­te es Juan Diego Use­che, quien te­nía con­ti­guo al ho­tel –ese sí en zo­na de pla­ya–, un chi­rin­gui­to en don­de ven­día li­co­res y co­mi­das. Este ne­go­cio se sos­tu­vo con la ve­nia de la Di­mar du­ran­te una dé­ca­da, has­ta cuan­do el al­cal­de de la lo­ca­li­dad 1 lo des­alo­jó por­que no le re­no­va­ron el per­mi­so.

So­bre este pro­ce­so hay va­rias hi­pó­te­sis. Ha to­ma­do fuer­za en la ciu­dad la de que se tra­ta de una per­se­cu­ción po­lí­ti­ca con­tra la exal­cal­de­sa, su­po­si­ción fun­da­da en el sim­ple he­cho de que los de­nun­cian­tes de­bie­ron ob­je­tar la escritura del te­rreno hace 10 años y no la ven­ta. Es­ta cuen­ta con to­dos los so­por­tes de le­ga­li­dad que le da la pro­pia escritura, el Acuer­do 030 de 2006 y la iden­ti­fi­ca­ción del lo­te por la Po­li­cía Ju­di­cial y por el Igac. De he­cho, la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de la Na­ción, en fa­llo de enero de 2016, de­ter­mi­nó que el bien ob­je­to de la ven­ta no te­nía la con­di­ción de pla­ya, sino de un bal­dío que po­día ser ob­je­to de ven­ta.

En las pró­xi­mas se­ma­nas el juez de pri­me­ra ins­tan­cia de­ci­di­rá, tras ocho años, si la exal­cal­de­sa y sus fun­cio­na­rios son res­pon­sa­bles o no. Lo in­creí­ble es que los car­ta­ge­ne­ros ma­yo­res de 50 años re­cuer­dan que la pis­ci­na del Apar­taho­tel Las Ve­las (hoy Dann), en el ba­rrio El La­gui­to, era el si­tio pre­fe­ri­do de las es­tre­llas de ci­ne de pe­lí­cu­las ro­da­das en la ciu­dad en los años se­ten­ta y ochen­ta, co­mo La mi­sión y El cor­sa­rio ne­gro. La mis­ma, que pa­ra los de­man­dan­tes y la Fis­ca­lía, es una pla­ya.

tu El Con­ce­jo au­to­ri­zó a la Al­cal­día, en­ton­ces a car­go de Ju­dith Pi­ne­do, pa­ra ven­der cien­tos de bal­díos que el Es­ta­do le ha­bía en­tre­ga­do tras una ac­tua­li­za­ción. En­tre es­tos, se registró uno de 240 me­tros (mar­ca­do en la fo­to) que ocu­pa el Ho­tel Dann des­de hace 45 años, que la al­cal­día le ven­dió a pre­cio co­mer­cial. La Fis­ca­lía lo­cal cree que la ven­ta fue ile­gal y que hu­bo pe­cu­la­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.