La vi­da des­pués de ‘Sein­feld’

La me­jor co­me­dia de la te­le­vi­sión sem­bró una his­to­ria que sigue vi­gen­te: Ju­lia Loui­sD­rey­fus ha ga­na­do seis Emmy se­gui­dos, Jerry Sein­feld es­tre­na es­pe­cial ‘stand-up’ y Larry Da­vid re­gre­sa con ‘Curb your Ent­hu­siasm’.

Semana (Colombia) - - Gente -

EN LOSAÑOS NO­ven­ta los fa­ná­ti­cos de la te­le te­nían dos op­cio­nes: o eran fans de Sein­feld o de Friends. Am­bas co­me­dias coin­ci­die­ron so­lo en­tre 1994 y 1998 cuan­do la pri­me­ra sa­lió del ai­re, pe­ro die­ron pie a un de­ba­te en­tre es­ti­los que aún per­sis­te es­tos días.A pe­sar de la com­pe­ten­cia, am­bas pro­duc­cio­nes tie­nen al­go en co­mún. Más allá de los al­tos ra­tings y los mi­llo­nes que ge­ne­ra­ron, sus se­gui­do­res son fie­les y re­pi­ten los epi­so­dios sin im­por­tar si los han vis­to 11 ve­ces. Por este po­de­ro­so efec­to,Net­flix ad­qui­rió los de­re­chos de trans­mi­sión de Friends por 118 mi­llo­nes de dó­la­res, y Hu­lu, ser­vi­cio de strea­ming que le com­pi­te en Es­ta­dos Unidos, pa­gó por Sein­feld 160 mi­llo­nes.

Sein­feld na­ció por obra y gra­cia de los co­me­dian­tes Jerry Sein­feld y Larry Da­vid, dos neo­yor­qui­nos que, des­pués de to­mar dis­tin­tos pa­sos en la co­me­dia y pu­lir ta­len­tos, se unie­ron pa­ra este pro­yec­to y, pa­ra su sor­pre­sa, se hi­cie­ron mul­ti­mi­llo­na­rios. En­tre reali­dad y chis­te, ar­gu­men­ta­ban que se tra­ta­ba de una co­me­dia “so­bre na­da” en­mar­ca­da en la vi­da del co­me­dian­te Jerry Sein­feld y su círcu­lo cer­cano: su ex­no­via y me­jor ami­ga, Elai­ne Be­nes (Ju­lia Louis-Drey­fus); su me­jor ami­go, Geor­ge Cos­tan­za (in­ter­pre­ta­do por Ja­son Ale­xan­der e ins­pi­ra­do por Larry Da­vid), y su ve­cino Cos­mo Kra­mer (Mi­chael Ri­chards). En es­ta co­me­dia im­por­ta so­bre to­do el ‘có­mo’. Sein­feld ex­plo­ró la edad adul­ta sin aho­rrar­se la aci­dez de lo que mu­chas ve­ces se pien­sa y se ano­ta, pe­ro no se di­ce por cor­te­sía. Sus si­tua­cio­nes e in­ter­ac­cio­nes re­ve­lan un po­co más de los pre­jui­cios y las par­ti­cu­la­ri­da­des que de­fi­nen a las per­so­nas y sus re­la­cio­nes. Y en gran par­te, los años no le han qui­ta­do bri­llo.

En sus pri­me­ros años no pa­re­cía des­pe­gar (Jerry re­ci­bía en­tre 20.000 y 40.000 dó­la­res por ca­pí­tu­lo), pe­ro en su cuar­ta tem­po­ra­da Sein­feld rei­na­ba y to­dos los anun­cian­tes que­rían pau­tar. Da­vid de­jó la se­rie en la cús­pi­de, tras la sép­ti­ma tem­po­ra­da. En la no­ve­na, Jerry Sein­feld de­ci­dió ter­mi­nar­la a pe­sar de una pro­pues­ta de 110 mi­llo­nes de dó­la­res de la NBC. El úl­ti­mo pro­gra­ma, cri­ti­ca­do por an­ti­cli­má­ti­co, con­gre­gó a 76,3 mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res so­lo en Es­ta­dos Unidos. Y, pa­ra en­ton­ces, ya te­nía un ni­cho fiel en Amé­ri­ca La­ti­na que la se­guía por el ca­nal Sony, el mis­mo que hoy emi­te cua­tro epi­so­dios ca­da me­dia­no­che. Cu­rio­sa­men­te, Sein­feld y Da­vid se han em­bol­si­lla­do ca­da uno más de 200 mi­llo­nes de dó­la­res por cuen­ta de las ne­go­cia­cio­nes de esos de­re­chos de re­trans­mi­sión en Es­ta­dos Unidos y el mun­do, y po­drían lle­gar a otros 200 más en ne­go­cia­cio­nes fu­tu­ras. Eso arre­gla­ron con Castle Rock En­ter­tain­ment, pro­duc­to­ra fi­lial de la Warner Brot­hers y due­ña de la se­rie.

AYER Y HOY

La re­cor­da­da co­me­dia ter­mi­nó en 1998, pe­ro en 2017 la ma­yo­ría de sus fi­gu­ras claves si­guen dan­do de qué ha­blar. De­trás de las cá­ma­ras siem­pre es­tu­vo la ge­nia­li­dad de Larry Da­vid. Y des­de 2000, de for­ma intermitente, ha es­cri­to, pro­du­ci­do y pro­ta­go­ni­za­do Curb your Ent­hu­siasm. En la se­rie de HBO, que es­tre­nó el vier­nes su no­ve­na tem­po­ra­da y do­cu­men­ta su vi­da des­pués de Sein­feld en Los Án­ge­les, se pre­sen­ta co­mo un per­so­na­je ca­paz de me­ter­se en los líos más in­ve­ro­sí­mi­les por su tem­pe­ra­men­to con­flic­ti­vo y po­co con­ven­cio­nal. Por eso cho­ca con­tra el mun­do

y pro­vo­ca si­tua­cio­nes tan in­có­mo­das co­mo gra­cio­sas. Cuan­do Da­vid vi­si­ta la ca­sa nue­va de un ami­go no tie­ne pro­ble­ma en re­cha­zar la in­vi­ta­ción a dar ‘el tour’, “Pa­ra qué, es lo mis­mo siem­pre, hay puer­tas, cuar­tos, jar­di­nes”. Quis­qui­llo­so, Da­vid de­fien­de cau­sas cu­rio­sas e im­ple­men­ta sis­te­mas pa­ra li­diar con el mun­do. Es tan per­so­na­je que ha ali­men­ta­do dos in­ter­pre­ta­cio­nes me­mo­ra­bles en épo­cas dis­tin­tas: la su­ya, co­mo sí mis­mo, y la de Geor­ge Cos­tan­za.

De los ac­to­res, Ju­lia Loui­sD­rey­fus es el ca­so más des­ta­ca­ble, pues con tra­ba­jo du­ro y cri­te­rio al es­co­ger pa­pe­les se ha con­ver­ti­do en la ac­triz más ga­na­do­ra en la his­to­ria de los Pre­mios Emmy. Louis-Drey­fus li­gó su des­tino a la co­me­dia y nun­ca cam­bió el rum­bo. Na­ció en Nue­va York en una di­nas­tía mi­llo­na­ria, pe­ro labró su ca­mino co­mo ar­tis­ta. Es­tu­dió ac­tua­ción en Chica­go, y en­tre 1982 y 1989 con­si­guió pa­pe­les en pe­lí­cu­las de Woody Allen. Tra­ba­jó en el de­par­ta­men­to crea­ti­vo del icó­ni­co Sa­tur­day Night Li­ve, pe­ro en 1989 con­si­guió el pa­pel que la ele­vó a su­per­es­tre­lla: Elai­ne Be­nes, la ex­no­via/me­jor ami­ga de Jerry. El per­so­na­je, una mu­jer due­ña de su des­tino, pro­gre­si­va, in­se­gu­ra pe­ro con­ven­ci­da, prag­má­ti­ca, pro­fe­sio­nal y su­per­fi­cial­men­te pa­sio­nal le va­lió su pri­mer Emmy (me­jor ac­triz de re­par­to en se­rie de co­me­dia, 1996). Y una vez ter­mi­nó, no es­pe­ró de­ma­sia­do pa­ra per­se­guir el pró­xi­mo ca­pí­tu­lo de su ca­rre­ra: ha­cer­se pro­ta­go­nis­ta.

De­jar atrás el en­ca­si­lla­mien­to li­ga­do a un éxi­to co­mo Sein­feld no es fá­cil, y de eso

JU­LIA LOUIS-DREY­FUS NA­CIÓ EN UNA DI­NAS­TÍA MI­LLO­NA­RIA, PE­RO LABRÓ SU CA­MINO CO­MO AR­TIS­TA

pue­den dar fe Ja­son Ale­xan­der y Mi­chael Ri­chards, quie­nes no han lo­gra­do su­pe­rar a sus per­so­na­jes de Cos­tan­za y Kra­mer. Louis-Drey­fus pro­bó pri­me­ro con Wat­ching Ellie, pe­ro los ra­tings de la se­rie no la acom­pa­ña­ron. Su si­guien­te apues­ta, The New Ad­ven­tu­res of Old Ch­ris­ti­ne, re­sul­tó más pro­ve­cho­sa. En la piel de una em­pren­de­do­ra, ma­dre di­vor­cia­da, ga­nó su se­gun­do Emmy (2006) y se man­tu­vo cin­co años al ai­re. Lue­go lle­gó Veep, un pro­yec­to con HBO y el bri­llan­te crea­dor Ar­man­do Ian­nuc­ci que em­pe­zó en 2012 y la dis­pa­ró de vuel­ta al to­pe. En el rol de Selina Me­yer, vi­ce­pre­si­den­ta de Es­ta­dos Unidos, una po­lí­ti­ca cal­cu­la­do­ra y tra­gi­có­mi­ca­men­te fal­sa, ha ga­na­do seis Emmy con­se­cu­ti­vos a me­jor ac­triz en se­rie de co­me­dia, más que nin­gu­na otra.

Al día si­guien­te de al­zar su sex­to re­co­no­ci­mien­to, le ca­yó un bal­da­do de agua fría cuan­do su mé­di­co le diag­nos­ti­có cáncer de seno. En su cuen­ta de Twit­ter, Louis-Drey­fus com­par­tió la no­ti­cia con sus mi­les de se­gui­do­res y le dio un gi­ro e ins­pi­ra­ción. Agra­de­ció es­tar pro­te­gi­da por su fa­mi­lia, en bue­nas ma­nos, y tras re­co­no­cer que no to­das las per­so­nas tie­nen esa suer­te pro­me­tió ser vo­ce­ra de la cau­sa. Re­ci­bió mi­les de vo­ces de apo­yo y agra­de­ci­mien­to por el ges­to y por una vi­da de­di­ca­da a de­jar in­ter­pre­ta­cio­nes me­mo­ra­bles.

Y por úl­ti­mo es­tá el gran stand-up, el eje de to­do: Jerry Sein­feld. Re­gre­só en 2017 al to­pe de la lis­ta de co­me­dian­tes me­jor pa­ga­dos, con un to­tal de 69 mi­llo­nes de dó­la­res en 2017. En par­te esas ga­nan­cias se ex­pli­can por un acuer­do con Net­flix pa­ra Jerry Be­fo­re Sein­feld, un es­pe­cial re­cién es­tre­na­do, y por Co­me­dians in Cars Get­ting Cof­fee, un pro­gra­ma des­com­pli­ca­do de charlas in­for­ma­les con per­so­na­jes que cir­cu­lan en ca­rro en bus­ca de un ca­fé, tan bien re­ci­bi­do por la crítica que has­ta acep­tó par­ti­ci­par el ex­pre­si­den­te Ba­rack Oba­ma. En el es­pe­cial de Net­flix, qui­zás el ma­te­rial más ego­cén­tri­co de su ca­rre­ra, Sein­feld echa cuen­tos so­bre su fa­mi­lia, ca­sa y ca­rre­ra de co­me­dian­te y devuelve el ca­se­te a esas épo­cas en las que ape­nas era un des­co­no­ci­do abrién­do­se pa­so por la es­ce­na có­mi­ca de Nue­va York en los años se­ten­ta. A ve­ces, pa­ra se­guir ade­lan­te, lo úni­co que hay que ha­cer es mi­rar al pa­sa­do.

FO­TO: NET­FLIX

Ju­lia Louis-Drey­fus es­tá en la cum­bre con su

pa­pel en ‘Veep’, co­mo la vi­ce­pre­si­den­ta de Es­ta­dos Unidos. Sein­feld lle­gó a un acuer­do con Net­flix pa­ra ‘Jerry be­fo­re Sein­feld’ y ‘Co­me­dians in cars get­ting cof­fee’. Larry Da­vid no ha de­ja­do de triun­far con su ex­tra­ño

per­so­na­je de sí mis­mo.

JU­LIA LOUIS-DREY­FUS

LARRY DA­VID

Ja­son Ale­xan­der y Mi­chael Ri­chards no han po­di­do su­pe­rar del to­do sus per­so­na­jes de Cos­tan­za y Kra­mer.

JERRY SEIN­FELD

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.