Dos mu­je­res

Una par­te­ra retoma su re­la­ción con una exa­man­te de su pa­dre, en es­ta pe­lí­cu­la fran­ce­sa que re­fle­xio­na so­bre los víncu­los que crea en­tre la gen­te te­ner una his­to­ria co­mún.

Semana (Colombia) - - Cultura - Por Manuel Kal­ma­no­vitz G.

Tí­TU­LO ORI­GI­NAL: SA­GE FEM­ME PAíS: FRAN­CIA

AñO: 2017

DI­REC­TOR: MAR­TIN PRO­VOST GUION: MAR­TIN PRO­VOST

AC­TO­RES: CAT­HE­RI­NE FROT Y CAT­HE­RI­NE DENEUVE

DU­RA­CIóN: 117 MIN

SON UNASUNTO COM­ple­jo las ca­rre­ras tar­días de los ac­to­res icó­ni­cos. En par­te por­que sus ros­tros –y cuer­pos– es­tán car­ga­dos de his­to­ria: tras ha­ber­los vis­to en tan­tos es­ce­na­rios y con tan­tos pei­na­dos y ges­tos, re­sul­ta inevi­ta­ble pa­ra cual­quier nue­va pro­duc­ción lle­var a cues­tas una par­te de ese pa­sa­do.

Y la fuer­za de Dos mu­je­res re­si­de en bue­na par­te en el le­ve gi­ro que se le da a ese ícono del ci­ne fran­cés lla­ma­do Cat­he­ri­ne Deneuve que lle­va ca­si 60 años en las pan­ta­llas (su pri­mer pa­pel fue en 1960).

Se­tra­ta­tam­bién­deo­tro de es­tos fil­mes que pa­re­ce pro­du­cir por de­ce­nas la in­dus­tria fran­ce­sa ac­tual

–¿o se­rá sim­ple­men­te lo que les gus­ta a quie­nes dis­tri­bu­yen es­ta cla­se de ci­ne en el país?– de gen­te ma­yor, can­sa­da y en­fer­ma, que se en­cuen­tra con la muer­te res­pi­rán­do­les en la nu­ca sin ha­ber­lo pre­vis­to ja­más.

Es una si­tua­ción dra­má­ti­ca en pro­ce­so de con­ver­tir­se en un lu­gar co­mún,al­go que la di­rec­ción ade­cua­da y más bien cá­li­da de Mar­ti­nP­ro­vost­no­pa­re­ce­ca­paz­de evi­tar co­mo sí lo lo­gró, di­ga­mos, Mi­chel Ha­ne­ke en Amour, con su én­fa­sis des­pia­da­do en los egoís­mos co­ti­dia­nos.

Por­que, a pe­sar de la en­fer­me­dad, acá no hay na­da muy de­sa-gra­da­ble. De he­cho, pa­re­cie­ra una pe­lí­cu­la di­se­ña­da pa­ra que el pú­bli­co se sien­ta bien, ig­no­ran­do los án­gu­los más es­ca­bro­sos del te­ma, pa­ra en­con­trar una ce­le­bra­ción de amis­ta­des y pla­ce­res po­si­bles, de una vi­da car­ní­vo­ra y fies­te­ra que se pue­de ce­rrar con un “no la­men­to na­da”, co­mo di­ce la cé­le­bre can­ción de Edith Piaf.

Los per­so­na­jes cen­tra­les son Clai­re Bre­ton (Cat­he­ri­ne Frot) y Béa­tri­ce So­bo­levs­ki (Deneuve), dos mu­je­res que se ha­bían co­no­ci­do cuan­do la se­gun­da era aman­te del pa­dre de la pri­me­ra, y que se re­en­cuen­tran 30 años des­pués cuan­do un tu­mor ce­re­bral obli­ga a So­bo­levs­ki a res­ta­ble­cer la re­la­ción.

Ini­cial­men­te, el en­cuen­tro en­tre las dos pa­re­ce no te­ner fu­tu­ro. Bre­ton es una par­te­ra que no fu­ma ni be­be, que co­me sa­lu­da­ble y que dis­fru­ta de ayu­dar a otros en su tra­ba­jo,mien­tras que So­bo­levs­ki se de­lei­ta con vi­nos y car­ne y pa­re­ce nun­ca ha­ber­se preo­cu­pa­do por el bie­nes­tar de na­die más que ella.

En este ca­rác­ter san­guí­neo es­tá el gi­ro de Deneuve, que en al­gu­nos de sus pa­pe­les más me­mo­ra­bles in­ter­pre­tó mu­cha­chas ines­ta­bles (Re­pul­sión) o de una be­lle­za fría e inal­can­za­ble (Be­lle de Jour),siem­pre mis­te­rio­sa­men­te ale­ja­das de la car­na­li­dad.

Se in­si­núan va­rias si­tua­cio­nes dra­má­ti­cas que la cin­ta,en su in­sis­ten­cia por evi­tar in­co­mo­di­da­des, pre­fie­re mos­trar rá­pi­da­men­te y de la­di­to.Es­tá,por ejem­plo,el mun­do tec­ni­fi­ca­do que ha­rá ob­so­le­to el ofi­cio de Bre­ton,o la en­fer­me­dad de So­bo­levs­ki, que es re­tra­ta­da co­mo una se­rie de in­co­mo­di­da­des me­no­res que no le dan des­gano ni le cor­tan el ape­ti­to por las car­nes rojas ba­ña­das en man­te­qui­lla.

Pe­ro en la re­la­ción de las dos, en su con­cien­cia de una his­to­ria com­par­ti­da, Dos mu­je­res lo­gra mos­trar de for­ma con­vin­cen­te có­mo los la­zos que vie­nen con el tiem­po si­guen te­nien­do un pe­so sig­ni­fi­ca­ti­vo, sin im­por­tar los ca­mi­nos tec­ni­fi­ca­dos o in­di­vi­dua­lis­tas que to­me el mun­do.n

t Dos es­tre­llas del ci­ne fran­cés pro­ta­go­ni­zan es­ta cin­ta: la inol­vi­da­ble Cat­he­ri­ne Deneuve, una de las ac­tri­ces más re­co­no­ci­das en to­do el mun­do, y Cat­he­ri­ne Frot, quien se ha lle­va­do va­rios pre­mios en su país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.