Edu­ca­ción de ca­li­dad

Con ins­ti­tu­cio­nes po­si­cio­na­das en­tre las me­jo­res del país, la cos­ta tie­ne to­do pa­ra ofre­cer una for­ma­ción aca­dé­mi­ca de al­to ni­vel, acor­de con la de­man­da del mer­ca­do.

Semana (Colombia) - - Cultura -

La edu­ca­ción su­pe­rior en la re­gión Ca­ri­be pa­sa por un buen mo­men­to. La ofer­ta tan­to de ins­ti­tu­cio­nes co­mo de pro­gra­mas es am­plia y, en ge­ne­ral, ase­qui­ble a to­das las po­bla­cio­nes, lo que ha per­mi­ti­do que mu­chos de los jó­ve­nes que bus­can una ca­rre­ra téc­ni­ca o pro­fe­sio­nal en­cuen­tren di­ver­sas op­cio­nes que se adap­tan a sus ne­ce­si­da­des.

Pe­ro más allá de la dis­po­ni­bi­li­dad, a las uni­ver­si­da­des las ca­rac­te­ri­za su al­ta ca­li­dad, un as­pec­to que ade­más las ubi­ca en­tre las me­jo­res del país. Pa­ra So­nia Fa­lla Ba­rran­tes, vi­ce­rrec­to­ra aca­dé­mi­ca de la Uni­ver­si­dad Simón Bo­lí­var, hoy en día exis­te una sa­na com­pe­ten­cia en­tre las ins­ti­tu­cio­nes que hace que to­das lu­chen por de­mos­trar al­tos ín­di­ces de ca­li­dad en to­dos los ni­ve­les: “Esa ca­li­dad se hace con una vi­sión de re­gión, por lo que en la cos­ta Ca­ri­be los pro­gra­mas aca­dé­mi­cos que se ofre­cen tie­nen un tin­te de re­gión y se re­vier­ten en ella los lo­gros de la for­ma­ción de los pro­fe­sio­na­les y pos­gra­dua­dos”.

Y jus­ta­men­te uno de los gran­des lo­gros es la ofer­ta de pro­gra­mas in­no­va­do­res y es­pe­cia­li­za­dos, orien­ta­dos a aten­der las ne­ce­si­da­des pro­pias de la cos­ta.“Por eso es una edu­ca­ción con al­tos ni­ve­les de lo­gros y de ca­li­dad”, agre­ga Fa­lla Ba­rran­tes.

LAS ES­TRA­TE­GIAS

Por su­pues­to, ca­da plan­tel de edu­ca­ción su­pe­rior de la zo­na tie­ne sus es­tra­te­gias en ma­te­ria de in­ves­ti­ga­ción, ca­li­dad de los do­cen­tes y pla­nes pa­ra ex­pan­dir­se.A con­ti­nua­ción, al­gu­nas de las ini­cia­ti­vas más in­tere­san­tes:

UNI­VER­SI­DAD SIMÓN BO­LÍ­VAR

Ac­tual­men­te, la Uni­ver­si­dad Simón Bo­lí­var des­ti­na 12 por cien­to de su pre­su­pues­to ge­ne­ral a la in­ves­ti­ga­ción. “Esa es una ver­da­de­ra apues­ta por el co­no­ci­mien­to”, afir­ma Pao­la Amar Se­púl­ve­da, vi­ce­rrec­to­ra de In­ves­ti­ga­ción e In­no­va­ción.

Pa­ra la di­rec­ti­va, re­sal­tan dos as­pec­tos: un cuer­po pro­fe­sio­nal com­pro­me­ti­do con la in­ves­ti­ga­ción e ir más allá de pro­du­cir artículos. Aun­que es­to es im­por­tan­te,tam­bién lo es el im­pac­to que hoy esa cien­cia tie­ne en la ca­li­dad de vi­da de los co­lom­bia­nos, de la re­gión.

“En­tre los lo­gros más im­por­tan­tes en ma­te­ria de in­ves­ti­ga­ción es­tá te­ner 203 pro­fe­sio­na­les es­ca­la­fo­na­dos por Col­cien­cias, por­que ellos per­mean nues­tro pro­yec­to edu­ca­ti­vo, nues­tros pro­gra­mas aca­dé­mi­cos, me­jo­ran la pro­duc­ti­vi­dad de las em­pre­sas y tam­bién im­pac­tan en la con­vi­ven­cia”,afir­maA­mar Se­púl­ve­da.

UNI­VER­SI­DAD DE LA COS­TA

Es­ta ins­ti­tu­ción vie­ne ade­lan­tan­do di­fe­ren­tes pla­nes. Sin em­bar­go,apues­ta so­bre to­do por for­ta­le­cer el queha­cer do­cen­te. Se­gún Ti­to Cris­sien Borrero, rector de la Uni­ver­si­dad de la Cos­ta,es­ta bus­ca pro­mo­ver ini­cia­ti­vas in­no­va­do­ras en los pro­ce­sos de en­se­ñan­za y apren­di­za­je.

“Es así co­mo he­mos tra­ba­ja­do pa­ra con­so­li­dar es­fuer­zos y for­mar pro­fe­sio­na­les in­te­gra­les, com­pe­ti­ti­vos e in­no­va­do­res, con em­pleo, em­pre­sa o pro­yec­to de for­ma­ción aca­dé­mi­ca”, afir­ma. De es­ta ma­ne­ra, en­tre las es­tra­te­gias es­tán:

Re­to VAC: Va­lo­ra­ción Ac­ti­va de Cur­so, he­cha en lí­nea, en don­de el es­tu­dian­te eva­lúa una es­tra­te­gia im­ple­men­ta­da por el pro­fe­sor en de­ter­mi­na­da cla­se, lo que fo­men­ta la au­to­rre­fle­xión de los do­cen­tes.

REA: Re­co­no­ci­mien­to de Es­ti­los de Apren­di­za­je, a tra­vés del cual el pro­fe­sor im­ple­men­ta es­tra­te­gias in­no­va­do­ras pa­ra res­pon­der a las ne­ce­si­da­des de los es­tu­dian­tes.

Con­ver­sa­to­rios con los pro­fe­so­res en los que es­tu­dian tex­tos que apo­yan el pro­ce­so de for­ma­ción.

Pasantías in­ter­na­cio­na­les en do­cen­cia pa­ra in­ter­ac­tuar con los gru­pos de in­ves­ti­ga­ción en el área edu­ca­ti­va.

UNI­VER­SI­DAD DEL NOR­TE

Hoy en día 55 por cien­to de los do­cen­tes de la ins­ti­tu­ción tie­nen tí­tu­lo doc­to­ral, una ci­fra que de­mues­tra su in­te­rés por te­ner un re­cur­so hu­mano de­bi­da­men­te ca­pa­ci­ta­do. Se­gún Al­ber­to Roa, vi­ce­rrec­tor de la Uni­ver­si­dad del Nor­te, du­ran­te 25 años es­ta ha in­ver­ti­do fuer­te­men­te en el de­sa­rro­llo pro­fe­so­ral. “Lo an­te­rior ha im­pli­ca­do un es­fuer­zo con­ti­nuo y cuan­tio­so, pe­ro es la ba­se del pro­gre­so. Sin per­so­nas con al­ta ca­pa­ci­ta­ción, co­mo los

doc­to­res, no po­dre­mos ha­cer in­ves­ti­ga­ción, cien­cia y tec­no­lo­gía”, di­ce.

Pe­ro las es­tra­te­gias no se que­dan ahí. Den­tro de la uni­ver­si­dad pu­sie­ron en mar­cha una po­lí­ti­ca de for­ta­le­ci­mien­to y acom­pa­ña­mien­to a los gru­pos de in­ves­ti­ga­ción, cu­yos fru­tos se han vis­to re­fle­ja­dos en los re­sul­ta­dos más re­cien­tes de Col­cien­cias. Ade­más, tra­ba­jan en to­do lo que tie­ne que ver con la pla­nea­ción y la ges­tión de la cien­cia y la tec­no­lo­gía, in­clu­yen­do la rea­li­za­ción de ejer­ci­cios es­tra­té­gi­cos.

Es­to les ha per­mi­ti­do de­ter­mi­nar cuá­les son las áreas en don­de tie­nen más ca­pa­ci­dad y pue­den ha­cer un ma­yor apor­te. “Por eso, los tra­ba­jos in­ves­ti­ga­ti­vos en áreas de in­fan­cia, po­bre­za, ca­li­dad de vi­da, sa­lud glo­bal, en­fer­me­da­des tro­pi­ca­les, ener­gía y el pos­con­flic­to en la re­gión han te­ni­do una gran re­le­van­cia”, ase­gu­ra el di­rec­ti­vo.

UNI­VER­SI­DAD SERGIO AR­BO­LE­DA

Es­ta uni­ver­si­dad, na­ci­da en la ca­pi­tal del país, es­tá ga­nan­do ca­da vez más te­rreno en la cos­ta gra­cias a la pre­sen­cia que tie­ne en San­ta Marta y Ba­rran­qui­lla. No obs­tan­te, po­si­cio­nar su ima­gen ins­ti­tu­cio­nal im­pli­ca ha­cer gran­des in­ver­sio­nes.

Adria­na Pa­tri­cia Uri­be, vi­ce­rrec­to­ra aca­dé­mi­ca de la ins­ti­tu­ción en la se­de de Ba­rran­qui­lla, ase­gu­ra que al res­pec­to la apues­ta es to­tal. “Re­cien­te­men­te, rea­li­za­mos una im­por­tan­te in­ver­sión en el te­rreno don­de es­ta­mos ini­cian­do la cons­truc­ción de nues­tro cam­pus. El de­sa­rro­llo, que se rea­li­za­rá en cin­co hec­tá­reas, con­tem­pla la crea­ción de una se­de in­te­li­gen­te, eco­ami­ga­ble y muy ge­ne­ro­sa en sus zo­nas aca­dé­mi­cas, de­por­ti­vas y de es­par­ci­mien­to pa­ra los es­tu­dian­tes”, di­ce Uri­be.

 El éxi­to de la edu­ca­ción en es­ta zo­na del país se de­be, en par­te, a la for­ma­ción aca­dé­mi­ca

orien­ta­da a las ne­ce­si­da­des lo­ca­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.